Crear al monstruo (sobre “Whiplash”, de Damien Chazelle)

Whiplash-poster-goldposter-com-1

La maravilla detrás de “Whiplash” es que no existe (y parece que no existirá) mejor manera de retratar el jazz en la pantalla grande. Hay sinestesia como base en este trabajo de Damien Chazelle, quien para esta, su segunda película, decidió utilizar su historia como estudiante de baterista de jazz en el colegio. Aquí podemos ver la música, sentirla con la vista y entendemos la pasión por este género en particular. Hay un mérito grande aquí, pero hay más. Sin buscarlo, “Whiplash” es un intento por exaltar un sistema de educación que se basa en desvestir al alumno de toda inseguridad a base de violencia física, verbal y psicológica. Este no es un filme sobre cómo un chico trata de encontrar su sueño de ser un gran baterista de jazz, en una de las escuelas más importantes de música de Nueva York: es realmente la creación de un monstruo que entiende que para ser grande hay que aplastarse y aplastar a otros, aguantarse el dolor, perder horizonte, pensar en destruir y destruirte en el camino.

Andrew Neyman (Miles Teller) tiene 19 años y quiere ser un grande de la batería. Ensaya, toca hasta que los dedos sangren, estudia en el conservatorio Shaffer y ha puesto su mirada en la banda que maneja el profesor Terrence Fletcher (un fastidioso y perfecto J.K. Simmons). Andrew quiere estar ahí, en lo que cree que es su paso perfecto para las ligas mayores y hará todo lo necesario para eso, hasta dejarse abusar por un Flectcher que asegura que para encontrar al siguiente genio hay que lanzarle un platillo con clara intención de herirlo, como Jo Jones hiciera con Charlie Parker. “Whiplash” es una película sobre el abuso y lo que se está dispuesto a hacer y soportar para cumplir una meta.

Y pese a que el trabajo de Chazelle es maravilloso al ser capaz de fotografiar la música como pocos (con un desenlace de más de 10 minutos en que si se dicen cinco frases estoy exagerando), hay algo que te golpea con el filme y es la facilidad con la que, fascinados por el esfuerzo, nos hemos convertido en una sociedad -como Occidente- que valora el sacrificio y la violencia como mecanismos de éxito. Andrew debe romperse, romper todas sus relaciones, destrozar a su padre protector para salir del cascarón y convertirse en alguien que bien podría estar llamado al éxito, pero a costa de algo que no sabemos bien cómo terminará, porque Andrew va comerse el mundo y eso tiene su riesgo. Fletcher es ese lado oscuro que el mismo Andrew es capaz de aceptar como suyo y como algo que quiere. Andrew está en camino de convertirse en un grande de la batería y para eso debe quemar todo vestigio anterior.

GNO1r

Chazelle hace algo que atrae y repele. Para los amantes de la música (entre los que me encuentro) esta es la película que esperábamos en mucho tiempo. La cámara se mueve con la soltura y la agresividad de los beats de tanto “Whiplash”, de Hank Levy, y de “Caravan”, ese estándar de jazz que interpretara Duke Ellington. Para Chazelle el corte es un juego de precisión que no se divorcia de cada nota que suena; los movimientos de cámara son un abanico refrescando la sala, los planos buscan la intimidad de los que tocan. Y cuando estamos ante los demás personajes, la distancia del plano es evidente. El mundo exterior, salvo el de la música, es incómodo. Aquí hay una sola verdad y pese a lo repulsivo que esta pueda ser, las miradas que intercambian Fletcher y Andrew, mientras el gran final se acerca, nos sirven para atenuar la sensación de que la belleza surge incluso a pesar de las cabezas partidas.

Whiplash
Dir: Damien Chazelle
Guión: Damien Chazelle
Elenco: Miles Teller, J. K. Simmons, Paul Reiser
Sierra/Affinity, Bold Films, Blumhouse Productions, Right of Way Films, Sony Pictures Classics
2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s