Cuando se acaba el creador de la belleza

imagen tomada de reflexioncreativa.blogspot.com

Hay cierta confidencia de turno en estos dolores. Que son grandes y de entrada no sabes lo fuerte que te pueden golpear, hasta que suceden. Fue suficiente un mensaje de texto que me llegó ayer, en una librería: “Murió Spinetta :(“. Y sientes que los dolores inesperados son reales. ¿Dolor? ¿Por qué? Porque la belleza es parte de la vida y Luis Alberto Spinetta fue creador de belleza.

Sigo sin creer en la trascendencia, pero gracias a su obra, a ese conjunto interminable de discos y canciones, sonidos precisos y letras maravillosas, más que trascendencia, entiendo que la permanencia es lo único que nos salva. El dolor se transforma y así, esta secta interminable de adeptos, de hijos de Spinetta que nos representamos y transmutamos en el dolor de sus hijos reales, entendemos que estamos juntos en este trance y más que llorar (que no lo hemos dejado de hacer) comprendemos que lo que nos queda, de aquí en adelante, es permanecer en su obra. En ese ligero lamento inicial que suena en su voz cuando canta “Laura va” (agarrando del cogote la melancolía de Los Beatles y su “She’s leaving home”, para regalar la posibilidad de redención). En esa certeza de que siempre habrá algo más allá que funcione, que el ayer no interesa más que como construcción y que “ya es mañana” (ese monumento a la canción que es “Cantata de los puentes amarillos”). En esa consistencia humana de que la esperanza de una vida buena después de la vida puede ser respuesta (“de que con el alma nos ve mejor”, en esa triste experiencia de la desaparición de los hijos, que tan bien detalla en “Maribel se durmió”). En ese apocalipsis que se reduce a un artefacto destinado para la comunicación y transporte, porque eso nos vuelve sociedad y nos acerca (“Yo quiero ver un tren”, con esa onda pop virulenta que te obliga a bailar hasta que no quede nada). En esa sentencia de que el otro ser es fundamental, en un sentido superior de pertenencia (“Y tan sólo estando aquí contigo / yo veo mi elemento / veo mi elemento”).

imagen tomada de yanaallqu.blogspot.com

En Spinetta hay mucha vida que cortar.

Y hoy solo tenemos que seguir cortando. “No paniqueen”, nos dijo en una carta que nos dedicó hace poco a los que pensábamos en él, cuando nos asustamos por su salud. Nos calmó, pensó en nosotros, se quitó del medio, desapareció de la ecuación. Spinetta, como pocos, supo ser contemporáneo en su trato, sempiterno y firme, capaz de comprender que su arte quizás no era el “ahora”, pero el vocabulario, ese código de unidad, sí. Spinetta pensó como nosotros, los que usamos ese puto verbo como carne de cañón. Spinetta nunca nos dejó, ni siquiera en esos momentos en que el cuerpo no le daba y bajaba de peso por la malicia de células que crecían en él, desproporcionadamente.

imagen tomada de dospotencias.com.ar

Spinetta está aquí, permanece. Nosotros somos los testigos, quienes lo amamos.

Uno solo ama lo que conoce, y al Flaco, aunque no hayamos hablado con él nunca, lo tenemos en nuestro hipotálamo, en nuestro ADN.

Y el recuerdo que me llevo es la sorpresa de verlo entrar al gigante escenario de Velez, en el show del retorno de Charly. Sin aviso previo lo anunciaron y entró, sonriente, abrazó a Charly y empezaron a tocar la intro de “Rezo por vos”. En medio de argentinos empecé a saltar, seguí el ritmo y el beat. Estaba feliz, lo estaba viendo y escuchando. Era él, cantando con esa voz aflautada, agarrando la historia y dándole permanencia.

Spinetta, por Pablo Lobato, imagen tomada de http://redaccionbicicleta.files.wordpress.com

Gracias Flaco. Te sigo escuchando, ahora mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s