La ficción y facebook (sobre “Catfish”)

imagen tomada de ganarseunacre.blogspot.com

Mucho se ha escrito y comentado en la web acerca de la película “Catfish”, un documental de Ariel Schulman y Henry Joost, ligando la discusión a si se trata de algo real o de un “mockumentary”… como si eso definiera algo alrededor de lo que consigue este trabajo que se percibe pequeño de entrada, mínimo, pero que se convierte en el enfrentamiento más directo que se pueda hacer sobre la vida contemporánea, la ficción y los resquicios para la felicidad. “Catfish” es un filme sobre el dolor que se esconde en las palabras, en la imagen, en las construcciones vitales.

Nev Schulman, hermano de uno de los realizadores, publica una foto en un medio de comunicación y eso origina un intercambio postal y vía Facebook con una niña de 8 años, Abby, quien le envía una pintura basada en la foto, lo que se convierte en el arranque de todo. De Abby llegamos a su mamá Angela, a su media hermana Megan y a su papá Vince. Todos hermosos, triunfadores, con todo el mundo a favor. Es 2008. Nev, el fotógrafo, es el sujeto de este trabajo que avanza con lentitud, pero no aburre ni doblega. Porque vemos lo que él ve, a través de sus ojos todo se convierte en realidad, y en medio del crecimiento de esta relación virtual y hasta telefónica, lo que aumenta es este contacto con la bella Megan (¿será? La claridad en las relaciones amorosas virtuales no es requisito), por lo que un Nev entusiasmado decide dar el siguiente paso (ese mismo entusiasmo de su hermano y amigo que documentan la experiencia) e ir a la búsqueda de esa familia, de esas personas.

imagen tomada de moderaterevolt.blogspot.com

Y aquí empieza lo bueno. Todo está presentado como una película de terror (incluso ya circula por la web el tráiler de la tercera parte de “Paranormal Activity”, que viene dirigida por Schulman y Joost, como un detalle a tomar en consideración) o al menos uno va con esa sensación revoloteando en el estómago y en la cabeza. Porque ya estamos en la búsqueda y ahí cualquier cosa puede pasar. Sin ser un generador de “spoilers”, lo que sucede es también pequeño, pero poderoso. El “twist” real de “Catfish” (concepto que es explicado al final, quizás de una manera muy adolescente de darle sentido al título de la película) está en la comprensión de que detrás del discurso y la creación de universos en las redes sociales, y en otros mecanismos fuera de cada uno, se esconde algo mucho más doloroso y difícil de manejar. “Catfish” se vuelve, entonces, en una película realmente hermosa, porque lejos del juicio, lo que hay es una forma extraña de comprensión. Quizás porque ese debe ser el camino en este preciso momento.

Este es el tiempo de la ficción social, de la interacción que transforma a las vitrinas virtuales en nuevos espacios de vida, donde lo único que interesa es la sensación, a costa del riesgo de la mentira o de la ficción que se crea para darle sentido a algo superior. “Catfish” es una película que pone esto en evidencia con escasas pretenciones (especialmente en lo técnico), pero que consigue en sus últimos 10 minutos momentos tan claros y contundentes que uno no puede dejar de sentir que aquello que experimenta es lo que le pasa a todos, es lo que nos puede pasar, lo que nos debería pasar.

Lejos de la comprensión cristiana del tema, “Catfish” es el documental sobre la ficción contemporánea (real o no, es lo de menos) que no busca lanzar la primera piedra, sino entender una historia discreta como vehículo de la vida actual. Lo bueno de esto es que en este filme triunfa la eterna posibilidad del cambio y quizás eso sea motivo de celebración.</p

Anuncios

2 comentarios en “La ficción y facebook (sobre “Catfish”)

  1. Esos últimos 10 minutos que señalas realmente mueven el piso despúes de haber pensado en lo obvio, el camino hacia una familia de psicópatas o algo así, pero está tan lleno de emotividad y hasta inocencia que se consigue el impacto que quisieron dar. Hay que reconocer también que parte del éxito de la película tiene que ver en cierto porcentaje a como manejaron su promoción con todo ese concepto de que “mientras menos sepas de la película mejor”, esto realmente ayudó a crear el mood para todo el misterio y suspenso que se respira hasta llegar al final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s