Por qué escribir críticas y en la web…

Opinión

imagen tomada de lafrecuencia.com

El texto que redacté acerca de la película “A tus espaldas” sigue trayendo una cola larga, extensa y casi repulsiva. El último espasmo, hasta el momento, es una respuesta en una especie de grupo de realizadores o gente dedicada al cine en Ecuador, donde se cuestionan mis credenciales y agallas. Quizás sí sea un francotirador, pero no me queda de otra. Porque creo que la crítica a un objeto artístico, sobre todo en este país, ya necesita ser consecuente con la idea de que no existe ningún patrón lógico ni sentido entre calidad y conciencia nacional. Se trata de generar lecturas y discusiones para entender que más allá de las cifras, de las visitas a una sala o del gusto por un chiste en una pantalla, lo que interesa es  una propuesta que no sea simple pieza de adorno, sino un verdadero tableros de ajedrez… y que eso no tiene por qué estar peleado con el gusto y la decodificación del público (¿Alguien recuerda una película ‘pequeña y hollywoodense’ como “The Dark Knight”?).

¿Por qué hacer crítica en un país donde siempre ha ganado fuerza el imperio de las torpes razones y los afectos? No lo sé, pero intuyo que es importante empezar a desarrollar conciencia y establecer diálogos que permitan a los espectadores (en el caso del cine) verbalizar sus impresiones sobre lo que ven. Una audiencia activa, en lugar de un pasivo reflejo de risas y cifras, como señal de triunfo. ¿No es mejor preguntarnos por qué nos reímos en lugar de solo reírnos?

Hacer crítica en Ecuador es un tema inútil, pero en esa misma inutilidad está su razón principal. Nuestro retraso cultural es evidente, generado sobre todo por una enquistada conciencia de poder y élite que se está evaporando en muchas áreas, pero lastimosamente en el cine todavía estamos retrasados. Ya Peter Greenaway aboga por el fin de las historias como las conocemos para tratar de hacer un cine más contemporáneo, como reflejo de la virtualidad… y acá luchamos por hacer un cine que tenga “puro sabor nacional”. Necesitamos, en ese campo, luchar por establecer lecturas que nos permitan salir del ostracismo. Porque la crítica es siempre una conversación (fuerte o no), es el establecimiento de juicios sobre un objeto o un trabajo (jamás sobre las personas que lo realizan, pues nadie es infalible) que permitan definir lo que hemos visto en una pantalla, escuchado en un disco o leído en un libro. La crítica es un compendio de argumentos que no son absolutos. La crítica es una lectura más, una posibilidad, una abertura y un puente. Y como todo puente puede ser transitado y demolido por el mismo tránsito. La crítica es permitirse hablar y escuchar. La crítica es para el lector, la crítica es para el que critica, la crítica es para el creador. La crítica habla más del que la escribe y su lectura. Uno rechaza lo que quiere que esté mejor, pero eso no significa necesariamente que esté mal. Si se lee la crítica con la sangre en el ojo, es mejor que no hagas nada, que escondas tu cabeza bajo la tierra y desates tu furia de avestruz.

Las críticas son lecturas y atacarlas con furia de niño de escuela al que no invitan a jugar un partido de fútbol denigra la finalidad de tu obra.

imagen tomada de muycomputerpro.com

¿Por qué escribir críticas y/o reseñas? Porque ya es hora de establecer relaciones claras entre las obras y las personas que la consumen. Las aprobaciones son otras cosas y en todo caso, no hay que olvidar que todo proceso de lectura y exposición de esas lecturas no es letra sobre piedra, sino una aventura más, un camino a recorrer. Hay muchas cosas que tomar en cuenta para escribir este tipo de textos, pero en todo caso negarnos a su existencia es dejar el despegue de lado.

El gusto tiene que ver, pero si escribes desde el gusto o disgusto lo único que queda es el final.

La próxima semana empezaré a desarrollar un taller acerca de esto en el Ochoymedio (en Quito) y sería increíble que llegaran y pudiéramos establecer puntos en común alrededor de estos temas. Les dejo el link para que se animen (acá).

2 comentarios en “Por qué escribir críticas y en la web…

  1. Hola, sí leí la “crítica al crítico” y me pareció bastante lamentable, por decirlo de alguna manera. Sobre todo ese final “¿A ver?”, provocando, como si se tratase de una pelea callejera.

    En todo caso, el enlace no funciona. Te aviso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s