Ferias internacionales y libros por doquier

Uncategorized

imagen tomada de telegrafo.com.ec (Panero al fondo, por cierto y un Miguel Antonio Chávez serio y una Lola Márquez en plena acción)

Esta semana se abre una nuevo Feria Internacional del Libro en el país, esta vez con sede en Guayaquil, y con el auspicio del Ministerio de Cultura, a un costo de (según la propia  ministra) de 200 mil dólares. Iba a ser la semana pasada, pero  a situación política del país impidió (el 30S) que se desarrollara en la fechaque se escogió inicialmente. Nada nuevo en un país como Ecuador, sin duda.

Tampoco es nuevo el concepto de feria internacional, que trae cierta noción de camino recorrido. En el último lustro (si no es más tiempo) el país se ha debatido en una serie de ferias literarias, separadas unas de otras, que llevan el adjetivo “internacional” colgando de su nombre. No hay novedad en eso. Quizás únicamente manifestaciones de poder: “Mi feria es mejor que la tuya”. Sin duda eso es verlo de manera sesgada, pero no se me ocurre otra forma a esta altura del partido. La verdad es que muchas de estas ferias se convierten en esfuerzos fallidos y para muestra está lo que pasó en Guayaquil el pasado julio, con una feria que tuvo muchos detractores a nivel mediático y en la que el lugar más visitado fue un ‘stand’ de helados.

En lugar de unir esfuerzos, lo que hacemos es experimentar para obtener el mejor resultado posible.

Inclusive, 10 minutos antes de empezar a escribir este post, veo en el noticiario de la comunidad de Ecuavisa-Quito el anuncio de la “Primera Feria Internacional del Libro”, en la capital, organizada por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE). Una nueva feria, esta vez internacional… y primera. No quiero caer en el señalamiento con nada de esto, a lo que quiero ir es que ya no concibo que cada lado por su cuenta intente buscar o convertir a Ecuador en un sitio de paso para grandes libros y buenos escritores. Creo que es hora de unir todos estos encuentros.

Esta vez, en Guayaquil (ciudad que ya ha recibido a varias ‘personalidades’ literarias) tiene en su territorio a Leopoldo María Panero, la estrella de este encuentro (fotográficamente un Christopher Lee en potencia y un pedazo imprescindible de poeta y narrador). También tendrá a Mario Bellatín, Armando Sequera, Raúl Aguiar, Héctor Hernández Montecinos, Eduardo Espina y a la querida Claudia Apablaza (siempre es bueno ver en persona a los amigos), quienes llegarán en estos días y participarán en una serie de actividades que podrán descubrir en esta nota de El Telégrafo (clic acá).

Espero que poco a poco todas las intenciones canalicen en un mismo punto y al final podamos tener una feria súper importante, que no sólo dé la mano para crear más lectores, sino gente realmente interesada en comprender la literatura más allá de sólo un hecho de media tarde. Se trata de empujar, nada más.

Por cierto, lanzo “Los descosidos” este viernes en la Feria, espero que la gente en Guayaquil vaya.

2 comentarios en “Ferias internacionales y libros por doquier

  1. Si viene Mario Bellatin y trae Shiki Nagaoka, valdrán la pena los 200.000 dólar. El libro ya no está a la venta ni en México ni en España. En Ecuador creo que hay un par de libros, guardados en cajas fuertes.

    La Feria de Durán también pugna por ser “internacional”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s