La insurrección no será televisada…

A esta altura del partido, tanto las versiones del propio Presidente como las que circulan (sin confirmación definitiva, pero que dan una explicación a mucho de lo que sucedió) no podría caer en el canto de sirena de definir lo de ayer como un ‘autogolpe’. No, no podría. Ayer casi hay un Golpe de Estado. Ayer casi hay un magnicidio. Ayer, si es que seguimos la lógica presidencial (incompleta, que revela cientos de fallas a nivel de seguridad e inteligencia), el Presidente Correa cayó en una suerte de trampa, por su propio peso, su propia agónica comprensión de que el proyecto político es más importante que crear un correcto marco para su desarrollo… Pero no voy a referirme a eso.

Mi lógica me permite asumir que ayer por la mañana casi matan al Presidente, por lo que creo que eso merece una reflexión mucho más profunda que definirlo como un acto de valentía, o un simple desatino. La seguridad presidencial no se debe transar y quizás debemos exigir que el Presidente sea mejor resguardado. Lo de ayer por la mañana pudo haber sido un infierno y masacre para Ecuador.

Pero no quiero hablar de eso.

imagen tomada de clarin.com

Desde que se declaró el “estado de excepción”, la decisión de que los canales se enlacen a la señal de la televisión pública fue la jugada maestra que este Gobierno ejecutó para establecer un control necesario en ese momento. Casi siete horas de una pobre transmisión a nivel técnico (se podía escuchar voces de muchas personas que no aparecían en pantalla; sonidos similares al de metal aserrado y la repetición eterna de dos entrevistas al Presidente ‘secuestrado’, sin siquiera definir que no eran en vivo) conformaron la puesta en escena que entra para mí, en el análisis concreto. ¿Por qué? Porque es necesario entenderlo como lo que es. Desde la postura del Gobierno (el Presidente lo dijo de esa manera en una de las entrevista), lo que se realizó con esta trasmisión genérica fue defender la democracia. Yo lo dudo, pero lo entiendo. Fue fundamental este proceso de cerrar puntos de información, porque a oscuras es mejor detenerse para evitar algún accidente. Imposibilitar la reacción se hizo la condición para mantener el poder.

Y se defendió la democracia con la más antidemocrática de las acciones…

En “The Dark Knight”, Christopher Nolan hace la reflexión más impresionante sobre lo que son los excesos en una democracia (lo hace incluso criticando al mismo sistema). La única alternativa que tiene Batman para atrapar a The Joker es violentar la intimidad de toda Ciudad Gótica (a través de las señales de los celulares) y así ubicar al villano. Sabe que está mal, que no es lo adecuado, pero sabe que debe hacerlo, que no tiene alternativa. Lucius Fox (el personaje que interpreta Morgan Freeman) es la persona que lo ayuda, pero le confirma que eso está mal y si bien lo apoyará en esa ocasión, no lo hará más. Batman lo reconoce y le dice que habrá una recompensa. Al final, una vez que la máquina lo ayuda a detener al Joker, ésta es destruida. De fondo se escucha al “Caballero de la noche” decir la frase interesante en esta dinámica: “La gente debe ser recompensada por sus sacrificios”. Nolan, que hace referencia al Plan Patriota de USA, sin duda, no dice que está bien eso. Asume que romper la democracia puede ser el camino cuando no hay otro, pero con sus consecuencias reales (Batman no tiene otra alternativa que ser el paria). No se puede atentar contra la democracia y asumir que eso es un camino democrático. Jugar a la dicotomía en estos casos es enfermo.

¿Por qué uso esta referencia? Porque es precisa para lo que pasó ayer. Hay que ser realmente un cretino (y perdón por decirlo así) para asumir que la transmisión de Ecuador Tv fue un ejemplo de democracia. He conversado y leído durante el día versiones que aseguran que eso fue lo que libró al país de algo terrible. Mmmm, me cuesta creer eso. Sin policías y con saqueos y asaltos en Guayaquil, creo que en realidad nadie quería arriesgarse a permanecer en la calle. En realidad elucubro, así como se conjetura al decir que la señal de Ecuador Tv salvó al país. El manejo de la información es la principal herramienta de poder y durante horas, lo que ocurrió fue la nada y la repetición. Ese supuesto llamado a la calma y acto democrático (que tuvo sin duda hasta su cuota de peligro en la transmisión, no lo voy a negar, tampoco) fue todo lo contrario.

imagen tomada de palulo.ec

Una estrategia de control… tiempo para ganar. No se muestra la insurrección y no es que se la suprime, se la pone en paréntesis. Vivimos en paréntesis durante horas ayer. Esa contención compró tiempo, sin duda. No determinó nada, hay que decirlo así. Mientras el Presidente permanecía ‘secuestrado’ (junto a ministros, asesores, con periodistas en los pasillos del hospital, y hablando telefónicamente con otros mandatarios y con la televisión y radio pública) tras bastidores, la Cúpula Militar no se ponía de acuerdo. y no salía  a las calles en pleno estado de excepción. Claro, fue un intento de Golpe, uno de los generales no se decidió. Y nos dejaron con los ojos cerrados con la excusa de protegernos. La casa se incendiaba y estábamos con lo ojos vendados, mientras nos agarraban la mano y nos decían “todo está bien, todo está bien”.

Deberíamos ser recompensados porque nos jugaron con trampa. No vimos nada, nada. Sólo vimos el show del final (y eso quedará para otra reflexión). Y hoy no escribo esto por justificar el absurdo de ayer, sino para pedir que no se nos trate como tarados y se nos digan las cosas como son. La transmisión del Gobierno impidió el trabajo de varios canales y nos dejó a oscuras. Tiempo muerto. Eso no es democracia y no puedo consentir que se lo presente como ejemplo de defensa de algo, sin aceptar lo que es: un abuso.

Ayer nos trataron como niños de pecho… y alguien nos debería ofrecer las disculpas del caso. Porque considerar que lo de ayer en televisión fue un acto democrático es hacer del cinismo una política de Estado y eso no es tolerable… Debemos aprender de estas cosas y no sólo creer que defender la democracia es evitar la salida del Presidente. Defender la democracia suele ser un acto de mucha meditación.

Anuncios

5 comentarios en “La insurrección no será televisada…

  1. Complicado, no? nadie supo mucho nada, mientras transcurrían los hechos (de cualquier modo me pregunto si hubiera sido diferente), recién podemos leer crónicas y hacer conclusiones más claras. Pero no creo ni que los medios (la TV pública en este caso) hayan salvado la democracia, ni que la vayan a hundir. Creo, sí, que siguen siendo medios, con todo lo que ello implica.
    Lo bueno es que el debate acerca de los medios de comunicación esté tan presente en estos tiempos.
    Saludos

  2. Hay muchos que creen que la cadena fue la que salvó a la ¨democracia¨, que gracias a ella se mantuvo el estado ¨democrático¨; eso demuestra que no tienen ni idea de como funciona y en que consiste una democracia real.

    El pretexto es que gracias a la cadena no se alteró el orden social, se evitó el caos, la anarquía. Si esa era la intención del régimen, mantener la tranquilidad, y esto era una política, una estrategia; a ver si alguien me explica la razón detrás de esto:

    Si la arenga de Patiño hubiese sido exitosa, y miles de compatriotas hubiesen salido a las calles a rescatar a su majestad (si no me equivoco, lo mismo ocurrió en el evento de Taura, se estaba preparando un sector de la población desde Guayaquil para rescatar a LFC, pero se dio marcha atrás por lo que podía suceder), ¿cuál sería la cifra de muertos? Ya que gracias a la ¨valiente¨ invitación de Patiño hay una víctima que lamentar. Que esa información libre era un peligro,
    que podía exacerbar el vandalismo, yo creo que esa misma información libre fue la que permitió que los ciudadanos tomemos las medidas del caso, para asegurar nuestra integridad. Que hubo grupos de personas que aprovecharon la situación, eso siempre se da en estos casos, peor en países subdesarrollados.

    El fondo es que nunca en la historia contemporánea del país se ha visto esto, ni en los momentos más álgidos, aunque las constituciones lo permitían (revisen la del 98 y ahí está la atribución para censurar, art. 181 numeral 5), que
    jamás se hizo por el peligro que representa para la sociedad. El creer que alguien puede hacer un uso adecuado de semejante instrumento es algo totalmente erróneo, y mucho peor un régimen que ha dado sobradas muestras de un hambre de poder y un nivel de corrupción tan extremos, que pensar que estos lo pueden
    hacen bien ¨porque son honestos¨ es de un nivel de ingenuidad y estulticia tremendos.

    No se ha salvado la democracia en este país, los problemas que dispararon estos eventos nacen precisamente por el estado autocrático y al nefasto estilo confrontador que se ejerce actualmente. No han salvado nada que valga la pena, solo han salvado ¨su democracia¨ (su retorcido modelo de poder). En el pacto con los militares (los verdaderos guardianes de la ¨democracia¨) está la clave para entender lo que ha ocurrido, como señala el autor de este blog. Dudo mucho que vean a los militares sublevados tras las rejas, como va a ocurrir con muchos ciudadanos y polícías.

    Pero la paradoja de la ¨democracia¨ persiste en esta republiqueta de papel, solo hay que recordar el ¨día más triste¨ de su majestad, tan triste que terminó en celebración, rodeado de aquellos que, en defensa de la ¨democracia¨ celebraban estos hechos, por nombrar a un par, María Paula Romo y Paco Velasco, ya que gracias al milagro del poder; los golpistas del ayer son los ¨demócratas¨
    del presente. Ahora sí hay una verdadera ¨democracia¨ y una verdadera ¨revolución¨ (gross mangeurs, attack!).

  3. Rara es la vez que uno encuentra tantos contrarevolucionarios, camuflados de izquierdistas. Gente como ustedes nos tienen en el subdesarrollo, opuestos a todo y a favor de nada.

    Si hubiera una revolucion de verdad, los haria fusilar no solo por traidores, sino por ignorantes.

    Sigan desde sus cuevas, aullando contra todo cambio, hienas que se contentan oliendose lso traseros unos a otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s