Detrás del agua…

Uncategorized

Hay algo en la literatura rusa que no se encuentra en otra. Realmente en este caso el asunto de la geografía es imprescindible, inalienable, impresionante… se me ocurre. No suelo creer en estas cosas, para mí la literatura no es un compendio que respete latitudes u orígenes. Sin embargo, cuando me suelo encontrar con la obra de narradores soviéticos (por usar un adjetivo), me quedo helado (en sentido figurado y fácil). Ni siquiera voy a entrar en categorías acerca de las traducciones (y en este caso eso es lo más importante – ¡Qué no daría por leer a Dovstoievski en su idioma original!), sino simplemente en esa revolución humana tan impactante que encuentro en la narrativa de esa zona. Esta vez fue el turno de que conociera algo de la obra de Yevgueni Zamiatin… y me quedara con esa misma sensación.

Zamiatin, imagen tomada de esacademic.com

Gracias al trabajo de análisis y traducción de grandes amigos, como Marta Rebón y Ferran Mateo, llego a la novela corta “La inundación”, de 1929 (Ediciones Alfabia, 2010). El tiempo no importa, no hay golpe más fuerte que enfrentarnos a este texto en el que ese matrimonio conformado por Trofim Ivánich y Sofia se enfrenta a una catástrofe de entrada: la imposibilidad de tener hijos. En este punto aparece Ganka, la adolescente hija de un vecino, quien al perder a su padre es ‘adoptada’ por la pareja, como alternativa a la soledad. He ahí que empieza el conflicto… donde la violencia y hasta la pedofilia incestuosa tienen mucha relevancia.

Zamiatin resulta ser un genio para definir las relaciones de poder y el sentido metafórico de la crecida y desbordamiento del río Neva es el acontecimiento perfecto para hacerlo. Porque en “La inundación” no sólo hay agua que hace su aparición en sentido destructivo, sino como esa marea interna que no media en problemas, ni en culpas, simplemente aparece, destruye todo y se calma. Esta ‘inundación’ es lo que sofoca a Sofia, el personaje principal, y la convierte en víctima y en victimaria. “La inundación” es una novela sólida que se la lee en minutos, pero que te atormenta horas y horas después de haberla dejado. ¿Por qué? Porque la naturalidad del caos es un elemento de los más contundentes que pueda existir en la literatura.

Zamiatin no ha sido un nombre que haya sonado con fuerza. Marta y Ferran dan la razón en el prólogo del libro:” Yevgueni Zamiatin es un autor que encarna las ideas consideradas hostiles en la Rusia de la década de 1920. Ingeniero naval de formación actividad que profesa y compagina con la literaturaa, nunca formó parte de ese grupo de artistas soviéticos que Stalin bautizaría como ‘ingenieros del alma’, prestos a seguir a rajatabla los dogmas del realismo socialista. Bolchevique desde 1905, no tardó en desilusionarse de la Revolución, lo que le llevaría a renunciar a esa afiliación temprana así como a participar en la construcción del edificio comunista, una mole de piedra imponente que aplastó a toda una generación de creadores”. Él fue uno de los pocos autores que consiguió salir de la URSS con la venia de Stalin, porque simplemente no podía estar en su país. Zamiatin falleció en París, en 1937, tenía 53 años.

imagen tomada de multimedia.fnac.es

Si tienen la posibilidad de encontrarse con esta novela o cualquier otro trabajo de Zamiatin, por favor, léanlo y descubran a un narrador impresionante, digno representante de la escritura de esa zona, capaz de hacerte pensar en qué es lo que mueve a los personajes de las obras y hacernos entender que no importa tanto esa descripción del mundo externo como un acto de revelación o reverencia. No, la literatura va por otro lado, por otras sentencias y sensaciones. La literatura es el campo de la fabulación y de comprensión del ser humano. Zamiatin se convierte, en ese espacio, en un maestro absoluto, en un lujo de lectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s