Otra vez por el camino

No es que precisamente cambian las interpretaciones con una relectura. Lo que sí sucede es que las sensaciones y las ideas adquieren un matiz que antes prefería verse desde otro lado. Cuando releo “The Road”, desde una perspectiva mucho más calmada, reconozco que la construcción de McCarthy está cruzada por un entendimiento de la vida cuando sólo tenemos eso. Reafirmo todo lo que dije antes (clic acá), pero también entiendo que cuando la vida como la conocemos se esfuma, lo que hay es una mirada que replantea la esperanza. La vida, por más que sea de las peores condiciones, es siempre una oportunidad.

Un anciano dice: “Dios no existe y nosotros somos sus profetas”… El niño, que va por el mundo acabado, abandonando toda inocencia en el camino, descubre que esa misma figura, Dios, es también comprensible en medio de la destrucción: “Dijo que el aliento de Dios era también el de él aunque pasara de hombre a hombre, por los siglos de los siglos”.

And in the end, el concepto no es lo que cambia las cosas, pero te permite seguir adelante.

imagen tomada de furiacontralamaquina.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s