La piedra de toque

Uncategorized

Una pequeña acción de contacto. De dejar que los ácidos revelen la realidad detrás del supuesto oro. Por lo general cuando la piedra de toque muestra la farsa de los quilates, lo que sigue es una sensación de derrota ante varios ojos, por más que algunos todavía crean que la brillantez es real, sincera, digna, altiva y soberana. Lo de hoy es vergonzoso. Lo de ayer le dio algo de valor a lo ocurrido.

Por eso quiero sostener que la piedra de toque en esta circunstancia es Francisco Proaño Arandi.

Image and video hosting by TinyPic imagen de Juan Zurita, tomada de flickr.com

Porque hoy dos países rompieron relaciones en medio de acusaciones serias y comprometedoras. Como niños pequeños se respondieron y como niños con juguetes tomaron decisiones que se convertirán en pólvora. Lo de Colombia es preocupante y sospechoso… lo de Venezuela es, de plano, ridículo.

Pero ayer sentí una calma y certeza del triunfo de una verdadera ética de respeto y civilización al leer la noticia de que Francisco Proaño Arandi, embajador de Ecuador en Washington renunciaba a su cargo, ante el pedido del canciller Patiño de no convocar a la reunión de la OEA, al ser Proaño presidente de la Comisión Permanente. Todo porque dicha reunión fue pedida por Colombia para mostrar las evidencias de la supuesta permanencia de guerrilleros de las FARC en territorio venezolano… y como sabemos, esta relación fraternal entre el gobierno de Ecuador y el de Venezuela no es igual a la que se da con Colombia…

Si hasta los muertos entre Ecuador y Venezuela son notables y merecen ser exhumados o rellenados como muñecos de trapo para hacer un ‘tour bolivariano’.

Y esa ética de respeto, que hoy se desdibuja por la acción de funcionarios de gobiernos que asumen que la democracia existe porque ellos están en el poder (o porque ganaron elecciones), no deja de estar relacionada con la literatura. Francisco Proaño Arandi es un autor con casi una docena de obras publicadas, que incluso ha llegado a estar nominado al premio Rómulo Gallegos por una de sus últimas novelas, “Tratado de amor clandestino”. Quizás eso es lo que me devuelve la esperanza en un camino en el que, más allá de las pasiones, todo se dé acorde al sentido común. La literatura marca una camino de decisiones con las que no se pueden transar. Proaño no ha criticado con exceso, lo que ha hecho es disentir y salir de escena, porque el pedido de Patiño (que enseguida apareció para negarlo, un clásico del funcionario) era no sólo torpe, sino ilegal (Proaño estaba obligado a convocar a esa reunión por pedido de uno de los países miembros de la OEA), y él prefirió, antes que quedar mal con el gobierno ecuatoriano y convocar a la reunión, renunciar. Fríamente es una visión neutra muy política y precisa. Necesaria.

Un hecho sencillo en medio de toda las notas políticas y vociferadores, porque en definitiva un solo acto de correspondencia ética es lo suficientemente fuerte para decir que las decisiones individuales son las que mueven al mundo, aunque sea con breves pasos. Francisco Proaño Arandi ha demostrado, sin quererlo, de seguro, que la revolución ciudadana enarbola una moral en la que lo único que vale es justificar lo injustificable, por una idea de unidad regional basada en acuerdos o ligazones pasionales. Y eso es suficiente. Eso es ser piedra de toque.

Un comentario en “La piedra de toque

  1. a ver…

    “ante el pedido del canciller Patiño de no convocar a la reunión de la OEA”
    lo que pidi{o ricardo era posponer esa convocatoria hasta lograr un consenso entre los países y evitar un roimpimiento de relaciones o una guerra colombo venezolana

    “Todo porque dicha reunión fue pedida por Colombia para mostrar las evidencias de la supuesta permanencia de guerrilleros de las FARC en territorio venezolano…”
    cosa que finalmente dio lugar al rompimiento de relaciones. Ya sabemos cómo es el gobierno colombiano a la hora de sacar “pruebas”, como la supercomputadora, o elo del mono jojoi

    “y era no sólo torpe, sino ilegal (Proaño estaba obligado a convocar a esa reunión por pedido de uno de los países miembros de la OEA”
    por eso es que ricardo pidió que se esperara hasta lograr consensos que evitaran fricciones diplomáticas innecesarias. El tiempo le ha dado la razón

    “un solo acto de correspondencia ética es lo suficientemente fuerte para decir que las decisiones individuales son las que mueven al mundo”
    y eso es lo que hace sospechosa la actitud de proaño, y el apuro por convocar a una reunión en la que evidentemente iba a arder troya. .¿acaso no le da a los gringos una excusa para asumir sus puestos en las 7 bases colombianas y arrasar con todo, como ya han hecho antes?

    “la revolución ciudadana enarbola una moral en la que lo único que vale es justificar lo injustificable”
    ¿injustificable es evitar que se arme el bochinche en la onu? ¿o atolondrarse con convocatorias en las que no se iba a sacar nada positivo cuando el diálogo pudo evitar que dos países vecinos lleguen al borde de la guerra?

    menos mal que tenemos la unasur para corregir las burradas de insulza y los torpes intentos gringos de cobnvertir a sudamérica en un campo de batalla que les permita salir de una vez de la crisis económica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s