Diario de novela (7)

Uncategorized

Image and video hosting by TinyPic

Esperar. Si el verbo marca acción, ‘esperar’ define lo contrario. Sentarse y dejar que el tiempo construya todo. “¿Cuándo lanzas el libro?”, no lo sé. Quizás valga decir que en las circunstancias del país todo depende siempre del escritor. Pues en este caso no, y en medio de cientos y cientos de ocupaciones y dolores laborales siempre es bueno que alguien más decida sobre esas cosas.

La gente igual ayuda, da una mano y empuja en la espera.

Ya tienes casi todo listo alrededor, se supone. Por eso el resultado es permitir que la vida pase de lado y te dé una bofetada atractiva. Hay tanto caos laboral a mi alrededor que es lo más responsable dejar de lado esas presiones. Pero lo mejor de todo está en el hecho de que ante toda la dificultad que significa intervenir en proyectos alejados a lo tuyo, aparece la piedra de toque o ese elemento propio de la alquimia que transforma las cosas en lo que quieras. La espera de una novela te permite pensar en otros proyectos creativos. Ya no es lo que era. Aparece esa sensación recurrente de escritura. Y por eso leo cosas que necesito leer y conocer de cierta manera (busco un buen grimorio, ¿alguien conoce uno?) para lo que se viene, lo que subyace y tendrá forma en unos meses. Porque esta sensación de escritura perdida se apodera poco a poco de mí y percibo esa necesidad picándome la nuca, haciendo de la espera una construcción.

Image and video hosting by TinyPic fotografía tomada por Ferran Mateo

Y sí, no queda más que esperar y crear.

3 comentarios en “Diario de novela (7)

  1. Sentado, con tus chuck taylor desgastados, la pila de libros y sin hacer nada (o con actitud de “labor realizada”, puede ser ambas)… está buena la foto tocayo.

    Ojalá pronto esté tu novela dando vueltas por ahí man (mejor aún si la colocan en los supermercados).

    Creo que lo que te pasa es una especie de depresión postparto, la vacuidad intestinal, la pérdida de calcio y vitaminas, y encima con las obligaciones laborales (una mierda siempre, aunque sea cliché decirlo/sentirlo)… asumo que ese escozor de nuca es el aviso de que tal vez debas cuidarte de no volver a “embarazarte” en un proyecto nuevo tan pronto… o tal vez sí…. a lo opus dei jaja.

  2. A mi me gustaba harto algunos libros de Alan Kardek, sobre todo de los tres cuerpos. Y me parece que el color surgido del espacio me va que entra en esa categoria.
    Un saludo Eduardo y felicidades por tu nuevo hijo.

  3. Bro,
    Estaré presente en el lanzamiento, sea el día que sea. Vendría bien un “top 10” de lo que has leído en el transcurso del útimo año. Los 3 o 4 libros que he tomado últimamente no me han llenado y caería bien alguna recomendación.

    Estamos hablando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s