¿Se puede contra la torpeza?

Uncategorized

Guido Calderón es el director de trafficnews.ec. Según lo que he leído es concuñado de la asambleísta Betty Carrillo y Presidente del Grupo Turístico Monte Selva, en el que está inmersa la familia de Carrillo, y que ya estaría metido en esa polémica por el préstamo de la CFN que hace meses estalló ( a veces es tan sencillo ver que familiares de gente ligada al Gobierno reciben préstamos con facilidad… Eso sin decir nada del pedido de beca que la Carrillo hizo a la Embajada de Cuba para que su hija vaya a estudiar a la isla medicina, ¡¡¡con papel membretado de la Asamblea!!!).

Image and video hosting by TinyPic imagen tomada de diariocorreo.com.ec

Pero Calderón es torpe, está lleno de mala leche y de un servilismo que no se puede creer. En pasado 13 de junio publicó en diario El Telégrafo un texto deplorable, al que tituló “Mestizos trasnochados” en el que para marcar una distancia entre los indígenas y sus líderes (como un acto legítimo, aparentemente) da las bases necesarias para entender y justificar de primera mano lo que puede ser el ‘odio racial’ y una ‘necesaria’ limpieza étnica. Calderón escribe, entre otras joyas: “Su ‘aporte’ no se mide en siglos, ni siquiera en décadas, ¿dónde están los grandes vestigios de su contribución histórica? Solo exhiben un rosario de quejas y resentimientos, confundiendo orden y limpieza con aculturación. Tampoco veo su aporte actual, su accionar se limita a amenazas, convulsión social y la exhibición de una violencia permanente, violencia con la que crían a sus hijos (…)El membrete cultural de estas agrupaciones indígenas –que se dicen naciones- cada día se torna más peligroso, pues es una regla que países donde un grupo social actúa políticamente en función de “raza”, lo que indudablemente viene en el futuro es la “limpieza ética” armada (…)Con lo violento que son los líderes indígenas actuales, con su racismo desenfrenado y cultura de violencia, cuando lleguen a captar el poder ejecutivo en Ecuador, nos impondrán castigos y vejaciones físicas públicas a todos los ecuatorianos, como si Cultura es la cantidad de conocimiento que un grupo aportó para el desarrollo de sus generaciones venideras; reconozcamos quiénes han hecho el Ecuador en los dos último siglos”.

Y frente a esta cantidad impresionante de torpezas y aberraciones, ¿qué queda hacer? Por el momento prefiero no hablar de los problemas de redacción que tiene este personaje, que según se anuncia, ha sido columnista del diario por 20 años y es referencia de turismo nacional en el extranjero, gracias al portal que maneja. Tampoco quisiera hablar de las imprecisiones históricas que comente de manera tan impune, al escribir que no tenemos evidencias de las grandes contribuciones históricas de los indígenas en el país. Hay que ser realmente un ignorante para dejarlas de lado o tener muy mala leche para hacerlo. Tampoco quiero referirme al uso de términos como “limpieza ética’, que no sé de dónde saca. Tampoco voy a perder mucho tiempo refiriéndose a ese llamado de ‘prevención’ que hace Calderón en un párrafo en el que habla de los posibles castigos que nos impondrán los indígenas de llegar al poder (¿qué se supne que se debe hacer? ¿Adelantarnos? ¿Tenerlos alejados, acabarlos? ¿Qué quiere Calderón que hagamos con ellos?) Desde luego, no tendría sentido hablar de ningún aporte importante de este artículo; porque sin duda (y eso sí es lo más lamentable) ya se hace evidente que no hace falta mucho para escribir opinión en un diario, peor público.

Eso sí es algo de lo que quisiera hablar.

Porque hasta podría entender y dejar libre a Calderón de culpa. Hay gente tarada que tiene la necesidad de escribir los dictámenes de sus gónadas y está bien, que lo hagan. Pero que los diarios se conviertan en vitrinas de esto es un error que debe traer consecuencias, sea el diario que sea. El diario público no podría ni siquiera insinuar textos de esa calidad; textos que una esperaría en panfletos desagradables, malolientes y desatinados, que algunos grupos suelen publicar, como un acto de perversión.

Sí, un diario no puede darse ese ‘lujo’, por más que se escude todo el asunto en la idea de la libertad. En este caso, en el caso de la edición y de la cabeza de un medio, el derecho de la libertad es el del lector: el lector no debe leer todas las tonterías que se quieran, por eso una cabeza realmente pensante y fuerte hace de la edición un frente de guerra, un espacio de discriminación necesaria y de correcto ejercicio de lo que es la libertad.

Calderón tiene el derecho de decir cuanta pendejada quiera, y dejar por sentado que es un tipo que no consumió sal yodada mientras crecía, por lo que el no puede evitar el cretinismo que lo sobrepasa. Calderón lo puede hacer, pero no en un diario, no con tanta ligereza en un diario, no con una ‘marca’ respaldándolo. Él no es el problema de esto (es un cero a la izquierda, por favor), el problema es que no podemos contra la torpeza y simplemente debemos mirarla como lo que es.

Sin embargo, debemos rechazar esa ausencia de criticidad en la gente que debe ser crítica y discernir, discriminar contenidos y ejercer como un faro en el acto de la libertad: los editores. La ligereza y el oprobio no pueden estar regidas por la libertad de expresión, peor ese ‘odio’ que salta tanto a la vista, porque condenar a unos líderes no puede ser jamás una condena a una colectividad racial. Calderón es un tarado.

Image and video hosting by TinyPic imagen tomada de telegrafo.com.ec

Podemos inferir muchas cosas, sobre todo en el marco del enfrentamiento entre el Gobierno y movimientos indígenas, quienes ya preparan una movilización en contra del Régimen. Y esta inferencia no es tan descabellada. Calderón saltó a la cancha a defender algo destrozando lo demás. Calderón es un perro faldero y en ese caso el diario se ha convertido en la vitrina de lo absurdo. Inferir esto es sencillo… pero en el fondo, muy en el fondo, espero que no sea más que un error de criterio… porque de lo contrario ya no hay verdad que lo resista.

Pero no puedo ser tan ingenuo, desde luego.

4 comentarios en “¿Se puede contra la torpeza?

  1. Estimado Eduardo,

    Primero, felicitaciones por lo de tu novela. Espero leerla pronto.
    Segundo: el artículo del señor Caderón.
    Claude Chabrol dijo: “La estupidez es más fascinante que la inteligencia. La inteligencia humana tiene límites, la estupidez no”.
    El señor Calderón, mi estimado Eduardo, nos fascina!!!
    Un abrazo,

    Santiago Páez

  2. Excelente artículo. Has puesto todos los puntos sobre las íes.
    De hecho, es el segundo artículo que Calderón escribe sobre el tema para congraciarse no sé con quién. En el primero entre otras cosas, casi que vislumbraba una posible “guerra racial” entre mestizos e indígenas en un futuro no muy lejano.

    Semejantes cosas rebasan de largo la simple y peregrina estupidez. Ni siquiera dan fe de la ignorancia de este pobre tipo, sino de su visión de la política y en ultima instancia de toda la realidad. Las ideas expresadas por Calderón son directamente racistas. Ni siquiera se molesta en disimularlas. Existen tantos paralelismos entre su argumentación y la de los teóricos del nazismo como Alfred Rosenberg o Julius Evola, que dan hasta escalofríos.

    Con esto, lo único que quiero decir es que no debemos tomarlas a la ligera bajo ningún concepto. Lo que parece descabellado o estúpido en un momento termina adquiriendo connotaciones terribles en otro. Sobre todo si consideras que el racismo proviene -un poco mas soterrado, hay que admitirlo- del Gran Jefe de las manos limpias y corazón ardiente.

    En todo caso, artículos como el que has escrito, con esa potencia critica avasalladora, invitan a un retorno constante a tu blog.

    Un saludo

  3. Santiago Paez y Eduardo Varas son un par de gays, como todo introvertido abundan en insultos, lo que demuestra la poca inteligencia y la carencia de lexico.

    Afortunadamente este blog no lo lee ni el amanerado autor, que se autotitula escritor. Escribir no es un merito, lo hacen los niños. Escribir con inteligencia es un don que no recibio Varas.

    Par de insultadores anónimos, perididos en el ciberespacio y sin rumbo en sus pateticas vidas.

  4. Estimado Santiago Paez

    Si usted considera que la inteligencia tiene limites, sera que la vive en carne propia, al igual que su amigo Eduardo Varas, que evidencia sus limitaciones literarias.

    El Ecuador esta lleno de racistas, los camuflados como ustedes y los vehementes como la Lourdes Tiban y toda la dirigencia de la Conaie, llena de indios locos que creen que por ser ignorantes tienen derecho a todo lo que se les viene en gana. Indios vagos y mañosos, hacen buena liga con seudoliteratos que no recibieron el don de la inteligencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s