Cine para chicos

Uncategorized

La reinvención de series clásicas de tv en el cine es una condición necesaria del ‘séptimo arte’, quizás por una búsqueda de certezas fílmicas, porque para muchos se trata de ir a lo seguro, como si no existiera escapatoria. En ciertos casos, los resultados no son del todo acertados o quizás se vuelcan a una especie de humor que convierte el recuerdo de infancia en un momento pasado y mejor (nótese que hablo de las películas de “Charlie’s Angels” y “Starsky & Hutch” que más que destrozar el espíritu de otro tiempo, son simplemente impresentables). Ese tiempo del pasado no puede ser víctima de relecturas que no estén a la altura.

Image and video hosting by TinyPic imagen tomada de wikipedia.org

En pleno fin de semana de Mundial de Fútbol, y de estreno de una cosa que no puedo dejar de mirar con extrañeza y lejanía (“Sex and the city 2”), me voy a una sala oscura y me siento en mi butaca para ver la película con la que Joe Carnahan revisita al ‘Súper Comando’. “The A-Team” es un filme que entretiene, que tiene dos secuencias imperdibles (una de ellas ligada a la acción más descabellada y otra a una conversación en un automóvil en la que los ‘malos’ discuten formas de matar, que es fabulosa y con ritmo endiablado) y que traduce a un nuevo lenguaje los elementos que hacían de la serie de televisión original (que se transmitió desde 1983 a 1986) un objeto de aprecio de muchas personas, entre las que me incluyo. Ese nuevo lenguaje no duda, ni siquiera, en lavar esos pequeños ‘detalles’ que detrás de cámaras se volvieron en parte fundamental de la leyenda de la serie. Se ha rumorado desde siempre el racismo de George Peppard (quien encarnara a Hannibal Smith) y las continuas peleas con Mr. T. (quien interpretaba a Mario Baracus –el nombre del personaje en inglés siempre fue Bosco Baracus) por razones no alejadas a esas ideas desfasadas. En esta ocasión, el Hannibal Smith que interpreta Liam Neeson se vuelve en casi una figura paternal de todo el equipo, en especial de Baracus (que lleva adelante Quinton Jackson, conocido ultimate fighter), con quien el afecto se manifiesta en varias conversaciones en las que se muestra ese vínculo muy fuerte entre ellos.

Más allá de estas relaciones para el ‘freak’ de tv, lo que trae “The A- Team” es la génesis del grupo que luego de ser acusados de un crimen que no cometieron, por la justicia marcial, se dedica a ayudar a la gente que más lo necesita y que (valga aclarar) los puede contratar. El filme es justamente ese instante del ‘crimen’ y lo que hacen los miembros del equipo por tratar de limpiar su nombre. En el trayecto lo que vemos es un elenco que ha sabido comprender que la idea del conjunto que se cuida las espaldas, que arriesga su vida en cada misión, se mueve por una noción de amor y cariño que es muy difícil de ligar en otras circunstancias. Incluso para alguien podría esconder una excusa bélica y justificación de invasiones gringas en ese contexto; pero más allá de las versiones paranoides de la realidad, lo que hay en el filme de Carnahan es una conciencia de ciertos valores militares que realmente se subyugan a algo mucho más humano: el cariño entre hombres que son parte de las mismas experiencias y peligros. Bradley Cooper interpreta a Templeton ‘Faceman’ Peck (que en español era ‘Faz’) y un impresionante y extremadamente gracioso Sharlto Copley hace de un H.M. Murdock que funciona mucho mejor en la sinergia fílmica, de lo que era en la serie.

Para los que no saben, Copley fue el protagonista de esa excelente película llamada “District 9”.

Y así, con una historia propia de ciertas revelaciones innecesarias y vuelcos que no sorprenden mucho (no hay que esperar más que un llano entretenimiento), “The A-Team” es una experiencia que refresca, especialmente en el desenlace y esos juegos yuxtapuestos de realidades, en los que los planes (algo importante en ellos, pues siempre hacen de todo, pero con una buena planificación) se enfrenta con su puesta en escena. No se trata de encontrar la solución cósmica a la vida o la verdadera reverencia al acto del espectador responsable. Se trata de recordar, de abrir un baúl guardado y de sentir que ese pasado puede tener una nueva vida hoy. Se trata de entender que hasta para sonreír las cosas deben tener un valor que va mucho más allá de lo sencillo.

Image and video hosting by TinyPic imagen tomada de allmoviephoto.com

Si bien para muchos puede ser un desperdicio… Es una película que vale la pena disfrutar, observar y celebrar… Esa experiencia es algo que no muchas veces se produce. Y si uno se va antes de que se acaben los créditos, pues se puede perder los cameos de los Faz y Murdock orginales: Dirk Benedict y Dwight Schultz.

Un comentario en “Cine para chicos

  1. Chuzo! la acabo de ver y me encanto, me diverti como loca! Pero la pelicula que tenemos se comio los creditos asi que no pudimos ver a los Face y Murdock originales, cuenta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s