Diario de novela (5)

Uncategorized

Fotos. La solapa necesita una fotografía que funcione. Y no esa que me tomaron hace muchos meses y que parecía (una coincidencia más) un homenaje a Fresán. Foto de escritor. ¿Qué es una foto de escritor? Al final no lo sé y tampoco es que me haya fijado mucho en los resultados de las solapas. Creo que a duras penas las leo, peor veo la imagen que descansa, por lo general, en el lado superior.

Image and video hosting by TinyPic

imagen cortesía Rómulo Moya Peralta

Para “Conjeturas para una tarde” usé una fotografía que me ‘autotomé’ mirándome al espejo en casa de mis padres. La cara lo dice todo. Record policial y ficha. No tengo mucha idea de lo que eso puede ser. Esta vez tenía que ser algo distinto. La verdad es que odio las fotos de los escritores. ¿Cómo no detestarlas esta vez?

Image and video hosting by TinyPic

Entonces Ferrán me dice que él me puede ayudar, que me da una mano. Un domingo llego al depar que comparte con Marta y sobre una de sus paredes empieza la experiencia invasiva. No hay nada más intimidante que una cámara enfocando hacia ti. Lo primero que suena es un clic acompañado de frases como “Suelta los hombros, relájate”. Trato y no puedo. La primera media hora es momento para enfrentarse a ese monstruo mecánico y digital que intenta obtener de mí algo que no sé si existe. Es una lucha y lo que yo deseo en este instante es que la máquina gane, debo rendirme. Confío en Ferrán, he visto sus fotos y me impresionan. Confío en la circunstancia, pero en mí, la verdad, hay poca esperanza. Gracias a mi padre y a los entresijos de la genética debo salir en las imágenes con ojos cansados. Entonces espero y la esperanza es siempre un acto de ceguera que no puede ser derrotado.

Pasan los días y retiro un dvd con las mejores imágenes. Las veo. Me quedo helado. El gen daña algunas, pero en otras… el gen no tiene poder. Me río. Por salud (y por un hígado con un bizarro sentido del humor) no puedo comer casi nada y en un mes he bajado algo cercano a las 14 libras (pero no quiero ser Christian Bale en “El Maquinista”). Las fotos me muestran en el momento previo a las libras esfumadas. En medio de 10 de seguro que dos pasarán la prueba y una quedará de manera definitiva.

Image and video hosting by TinyPic imagen cortesía de Ferrán Mateo

Algo revelan las fotografías; un algo que tiene que ver con un momento en particular que puede decir algo que precisamente no existió. Las fotos suelen engañar. La imagen detenida en el tiempo es sólo una fracción de ese tiempo. Y toda fracción es un pedazo que no habla del todo. No hay metonimia posible con las fotografías. La atomización surge como parte de un proceso que intenta hacernos comprender que ese instante se dio, y lo hizo de esa forma. Pero una ligera sonrisa no te habla de una real diversión. Me encanta el poder de fraccionar la realidad que tiene la fotografía. Por eso he disfrutado estas fotos, esta sesión, este momento del cual saldrá una imagen que acompañará a una biografía que dirá quién soy, que he hecho, que hago y qué haré. Una perfecta compañía.

13 comentarios en “Diario de novela (5)

  1. el fragmento, el fragmento. habrá algo más real y más poderoso que el instante? buena foto, edu… muchacho de dulces ojos cansados

  2. Acá Ma. Fernanda, Eduardo. Pues la foto está bien, por supuesto, si a ti te satisface. Ahora, mi impresión es que es un poco… aparatosa. Me explico: podría tomarse como un statement algo arrogante de “vengo a conquistar el mundo”, con el contrapicado y la expresión facial. Por otro lado, también podría considerarse simplemente la postura que representa a un escritor seguro, que avanza con paso firme, sin pretensiones ni falsas modestias. Finalmente, como tú mismo dices, a veces las solapas pasan inadvertidas, conque tal vez el asunto no sea de tanta importancia. Ojalá mi comentario te sirva de algo. Yo igual espero “Los descosidos” con entusiasmo y hasta, de antemano, buena dosis de simpatía.

    1. Gracias Ma. Fernanda… igual, te comento que no creo que esa vaya a ser la foto, lo más probable es que no sea. Yo no decido eso, igual es un juego de azar esto de lo editorial… así que no queda más que esperar y también tener algo de paciencia.

      Un abrazo

  3. La foto es lo más difícl y lo que más vende, según Bayly. Cierto, se te ve cansado. Yo detesto la sesión de fotos, la odio con el alma, hasta ahora no sé cómo hacer para tener una foto oficial decente. Con todo… dale, conquista el mundo

  4. edu querido paso por aquí con más frecuencia de lo que crees, pero soy una tonta para comentar jejeje. la experiencia de tomarse fotos es cansona, extrañísima… a veces pienso que si te roba un poco el alma, pero vale hacerlo, no? nos quedaremos con tu almita, entonces, gracias al lente de tu amigo😉

    tengo grandes ganas de volver y leer tu novela. besos.

    1. Jejejeje ya me toca aclarar que esa no es la foto de la solapa… porque no es, no depende de mí eso… jejejeje

  5. Me ha gustado mucho el inicio del post… En alguna ocasión me preguntaba cómo sería para un escritor la llegada del momento de su fotografía para el libro. Más que decir pero estoy de salida…fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s