¿Dónde están las maravillas?

Uncategorized

imagen tomada de wikipedia.org

Tengo una duda desde hace años, una duda que se viste de tristeza y temor. Porque hoy creo que Tim Burton no es el mismo cineasta que me gustaba mientras crecía; porque hoy me doy cuenta de que es un realizador regular, que tiene chispazos y que a esta altura del partido su pelo atolondrado, mezcla de Einstein y Robert Smith, no es más que la evidencia de una caricatura y no de  un genio. Me siento defraudado. Y empiezo por precisar algo fundamental: la nueva versión de ‘Alice in wonderland’ no es una película de Burton, es un filme de la factoría Disney… y se nota.

El enfrentamiento entre lógica y absurdo, fundamental en la obra de Lewis Carroll (no sólo a nivel de lenguaje, sino de articulaciones narrativas), y que se convierte en la base de lo increíble que es el trabajo del autor inglés, se pierde, se debe perder porque el sentido es lo principal en una película en la que se ha invertido mucho dinero… lo que me hace pensar que en un poco más de cien años nos hemos vuelto más básicos.  De seguro que la apreciación inicial de muchos será “pero sí hay fantasía y mucho sinsentido”. Puedo decir que nada de eso es evidencia valiosa, sobre todo tomando en cuenta que los contextos están bien claros: el inframundo, el ‘underland’ convertido en ‘wonderland’ por un error de pronunciación, presenta  una división firme entre realidad y fantasía, la que permite justificar la existencia de todo ese universo con la firma de Burton. Hay una lógica detrás de esto, un enfrentamiento entre lo que se quiere hacer y lo que se debe hacer. La riqueza de una historia que no son más que viñetas se pierde, se esfuma y se refleja en una película que no adapta los dos trabajos sobre Alicia, de Lewis Carroll, los toma como referencia y las reforma  hasta la deformidad. No es esa Alicia que se enriquece con la lectura de cada fanático de los libros, es un nuevo personaje y la dinámica es absolutamente distinta. La moralina es el último objetivo de la película, negando ese detalle que hizo de las historias de Carroll un objeto de fascinación de muchos niños y adultos: la falta de enseñanza y el uso de la imaginación como fin en sí mismo. Burton es campeón para destruir obras y tal como lo hizo con “El planeta de los simios” y “Charlie y la fábrica de chocolates” (en esta última hace algo mucho más inteligente y relaciona tanto a Charlie y Willy Wonka y sus contactos con sus respectivas familias), en esta ocasión abre un abanico de respuestas y de diseños estrafalarios que no dicen nada. Es la elegancia por la elegancia, la exageración por la exageración… y nada más.

imagen tomada de tinypic.com

Johnny Depp cae en este juego y con su perfecto y firme histrionismo (su ‘Sombrerero Loco’ es excelente, pero aparece mucho en pantalla, lo que le resta efectividad) le da un punto a la película, como si fuese la cosa blanca en medio de una oreo: sabemos que está ahí, nos gusta, pero no nos sorprende. Anne Hathaway es la Reina Blanca y exagera su personaje hasta la burla, pero son pequeños momentos, como aquellos en que evidencia asco, que  llega a lo mejor. Helena Bonham Carter lo hace bien (especialmente en lo dubitativa), así como Crispin Glover, uno de esos actores que no son tomados en cuenta pero que resultan fundamentales para cualquier proyecto. Mia Wasikowska es Alicia, una Alicia grande (que se achica, que crece mucho, que se vuelve a achicar y se hace diminuta), que de entrada refleja esa palidez tradicional en los personajes centrales de Burton (la Lidia de Beetlejuice puede ser el referente más antiguo) y no deja de mostrarla en todo el filme. En conjunto, todos ellos como un elenco (complementado con genios como Alan Rickman y Stephen Fry – este último le da la voz a lo único impresionante de la película: el Gato de Chesire) desigual, tratan de elevar un espíritu aventurero que maravilla, y pare de contar.

A lo que quiero llegar es que si bien la película está diseñada para maravillar, y lo consigue, no hay nada más que eso. Quizás estamos en esa época en que no necesitamos decir cosas interesantes o relacionar acciones de una manera creativa. Hoy la creatividad y su validez se mide por bytes y la capacidad que tengas para manejar y perfeccionar softwares. El ‘Wonderland’ que Burton crea para su Alicia impresiona, mata y divierte. Para muchos puede ser suficiente… para un fanático de su cine, como lo fui durante mucho tiempo, es la prueba de que probablemente sea hora de que se saque las gafas oscuras y vuelva a ver con claridad. Alicia convertida en una Juana de Arco de un mundo bajo la tierra es sin duda una idea que se pudo explotar de otra manera, y no con la supuesta mirada del hombre-niño-dark-gótico, que ya ahora me suena a pastel guardado: duro y deprimente.

10 comentarios en “¿Dónde están las maravillas?

  1. Muy bueno el análisis… comparto, ya que es muy similar la impresión que me dejó anoche la película. El sombrerero me recordó mucho a Beetlejuice, pero la constante de complacer al público que necesita entretenimiento a lo Disney (el baile Michael Jackson al final)me desilusionó y me confirmó que Burton nunca fue lo que muchos lo elevaron y creyeron que era…

  2. Igual totalmente de acuerdo contigo demasiado generico y demasiado Walt Disney y luego, para rematar la musica del final…

    1. Nuria, al final se pierde mucho… y desde el inicio ya nos plantean que estamos ante un desastre… aunque la toma de ella encogiéndose me gustó mucho… Un abrazo

  3. Ayer me la vi!! Estuvo bien pero definitivamente sí esperaba más de Burton, esperaba diálogos más hilarantes, absurdos, surreales, pero no eso no hubo. Y luego ya me di cuenta que es una película Disney!, así que no se podía poner muy dark ni encuadrarla como una película para adultos. Así que lleven a sus hijos a verla y de paso se distraen un poco, pero no esperen encontrar LA película de culto, o la gran maravilla.

    1. Princesa, tienes razón, es un espectáculo que más que llevar la firma de Burton debió explotar la firma de Disney… y sí, es para toda la familia…

  4. Pero cuál es, a tu juicio, LA GRAN película de Burton? Porque yo encuentro mucho de él en esta película, que lo viene haciendo hace rato en Swiney Todd, Batman, Bettlejuice, Charlie y la fábrica, etc… para mí, dos películas que sí tienen un sello diferente son Ed Wood y Big Fish. Sobre todo Ed Wood. Es la película que más me gusta de Burton. Por lo demás, realmente no estaba ansioso de ver Alicia, justamente porque el pana se viene repitiendo como un loco hace bueeeeeeeen rato. Igual que el gran Johny Depp.

    Tal vez con Alicia el bajón sea más fuerte, justamente por tratarse de una historia clásica. Yo me bajonee cuando vi el Batman de Burton, que gracias a Dios lo recató y lo puso donde debe estar Christopher Nolan.

    Abrazo!

    1. Loco, la gran película de Burton, para mí, es y seguirá siendo ‘Edward scissorhands’, seguida muy de cerca por ‘Mars Attack!” (donde es obvio que él juega a ser Ed Wood)…

      Y por supuesto, la misma Ed Wood es una joyita… pero de ahí se me complica mucho ver un trabajo total y coherente.

  5. Eduardo, puede que esperaras más de Alicia, pero tienes que partir de una clave. Las adaptaciones que Burton ha hecho de otros personajes provienen de obras menores, por lo tanto, no ha tenido que luchar tanto con la adaptación precisamente porque su ingenio ha suplido lo que esa, por llamarla “obra menor” no posee. En el caso de Carrol es distinto. Como cualquier obra compleja, polisémica, su trabajo fue revisar Alicia..y A través del espejo, y lo que definitivamente le va mejor a él es adaptar o basarse, mejor dicho, en A través del espejo. De hecho para las personas que fueron al cine para ver la Alicia Disney, la cinta animada, la vieja, casi se mueren viendo este Underworld que es oscuro y a ratos deprimente, que no tiene luz, pese a los efectos. Y, en cambio, desde mi punto de vista, el personaje rechazando el matrimonio y a bordo de un barco, al final, es un giro interesante respecto a la Alicia de Carrol, por supuesto.
    Particularmente, la actuación de Alicia en esta cinta de Burton es realmente mala, una pésima escogitación de actriz y lo más brillante, es Helena Bonham o la reina roja. Otro fiasco es la reina blanca.
    EN fin, si habláramos de adaptar gran literatura al cine, desde mi punto de vista, el cine siempre pierde, pero creo que Burton crea, Alicia es solo un pretexto. Puede que no sea su mejor película, pero visualmente logra la atmósfera de Carrol en A través del espejo.
    Y el juego lógico del lenguaje de Carrol es absolutamente desconocido en español, y en inglés, es realmente complejo. Para hablar como hablan los personajes de Carrol, eran necesarias otras Helenas Bonham, es decir, alguien, que comprenda esos aparentes sinsentidos y se los apropie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s