La angustia juvenil ha pagado bien, pero ahora estoy viejo y cansado

Ayer se extrañaron del miedo juvenil. De un comentario en el que lo que se ponía en duda es la creación de otro organismo regional multinacional, en la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe. Porque simplemente nos hemos y me he vuelto el ser más incrédulo de todos y porque creo que todavía la ideología le gana al sentido común en la balanza de la administración de un Gobierno.

imagen tomada de generaccion.com

No hay nada más en la idea de la unidad que la simple y llana esperanza. Porque esperamos que las cosas sean mejores, esperamos tener la soberanía suficiente (concepto explotado por un Gobierno que reconoce su soberanía para la toma de decisiones, pero denosta la soberanía de criterios de los que no ven las cosas como los funcionarios apoltronados en Carondelet). Esperamos que nos dejen seguir nuestro camino y creemos que en la unidad regional pueda haber una salida inteligente: países mediamente desarrollados apoyándose en los países más desarrollados para generar un frente indestructible. Esperamos que la respuesta esté en ese camino.

Pero a veces esperamos en la nada, en el vacío y en la innecesaria esperanza de que las cosas van a estar mejor por un azar, un acto de prestidigitación, por un arranque de conciencia que nos devuelva lo que hemos perdido. Pero ignoramos que lo que hemos perdido ha sido por propia iniciativa. Siempre está bien echarle la culpa al imperialismo, siempre. Está tan bien que la única respuesta que concebimos es la de crear un propio imperio y eso es comprensible n ciertas personas.

Hoy no sé si tenga miedo, quizás esa angustia, que alguna vez tuve, ya dejó de pasar por mi lado. Hoy lo que siento es un desprecio abominable por cualquier solución que precise ignorar de entrada lo que somos. Eso no resuelve nada, no nos convierte en mejores, simplemente nos pone en otro encuadre. El desarrollo en esta época, estar a la par de otras naciones funcionales, exige un nivel de sacrificio que en teoría muchos estarían dispuestos a pagar, pero en la práctica sería imposible. El desarrollo económico exige destrucción de lo que tenemos y hay un costo muy grande.

Si nos hemos perdido de llegar al tren del desarrollo es porque preferimos realmente quedarnos con algo que consideramos valioso. Sin embargo, estamos obligados a mover las cosas para salir del atolladero. ¿Por qué con tanto petróleo y destrucción de los terrenos de donde se ha extraído no hemos sido capaces de mejorar? ¿Porque Estados Unidos nos ha pisoteado? Esa es la respuesta sencilla, que tiene su verdad, pero una verdad a medias en este campo es una verdadera mentira. Lo cierto es que nosotros, ese colectivo llamado Ecuador, desde la negación, desde aprovecharse de las expectativas de muchos, desde el robo, desde la corrupción, desde la omisión de algunos, desde la ignorancia, caímos en un pozo del que queremos salir.

Unidad regional como respuesta, pero las políticas en sí continúan en negación. El desarrollo como sistema que quizás juegue a ponernos en una posición de real soberanía, como un concepto que se sostiene en base al sufrimiento de muchos… quizás el de pocos, pero sufrimiento, en definitiva.

¿Es miedo? No, es abulia. Un nuevo organismo no va a servir para nada hasta que nos demos cuenta de que lo único realmente importante es olvidarnos de lo aprendido y reconocer que las creencias no nos liberan, las ideas pueden separaros y el lujo de una unidad no debe basarse en oposiciones, sino estaríamos combatiendo la mierda con más mierda.

¿Miedo? ¿Angustia? Incredulidad… eso es todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s