El proyecto de la bruja de Blair tiene su primogénita

Uncategorized

Image and video hosting by TinyPic imagen tomada de wikipedia.org

Oren Peli ha dado en el clavo con ‘Paranormal Activity’: una película que costó 15 mil dólares y sólo en Estados Unidos (en un lapso muy corto) logró recaudar 100 millones. ¿La fórmula? Asustarte como si no hubiera nada más que hacer en el mundo… además de recurrir a una historia algo floja que nos hace pensar seriamente en cómo ‘la forma’ se vuelve en la certeza de una narración.

Micah y Katie son una pareja que comienzan a percibir manifestaciones de actividad paranormal en su casa… y que van dirigidas a ella. Nada nuevo en el mundo de los sustos. El punto en que se bifurca la película se trata del ‘recurso’ que utiliza el director: la cámara y el micrófono que Micah utiliza para captar lo paranormal en su hogar, en un claro intento por entender qué es lo que está pasando. Vemos todo a través de una cámara que consigue contener lo que está pasando… de cierta forma. En realidad el recurso es el de los ‘videos encontrados’, por lo que eso que vemos ya pasó.

La película vuelve al miedo en algo cotidiano, en eso que te puede pasar en la casa (contraponiéndose a ese gran filme que anticipó su existencia como fue ‘El proyecto de la Bruja de Blair’, en el que la acción corre al campo). El mal está entre ellos. El mal va hacia ellos. La cámara se convierte en testigo inmóvil y mudo. Vemos un acto desesperado y no podemos hacer más que cerrar los ojos en algunas escenas y prepararnos para el susto. Peli triunfa dosificando las vivencias (además de los dos protagonistas vemos a dos personas más y pare de contar) y ofreciéndonos respuestas para lo que está sucediendo, ya sea por un médium o por lo que una página de internet puede decir. Listo. No hay más.

La calidad de la imagen no es pobre aunque tampoco la mejor. El audio se deja escuchar. Las actuaciones no te despiertan toda la empatía del mundo… Lo real de la película está en la atmósfera, en que en muchos momentos sabes que algo va a pasar pero no sabes cuándo ni qué. El valor del horror (al combinarlo con el suspenso) radica en agarrar a tu víctima no desprevenida, sino con el pavor a flor de piel. El peor verdugo es el que disfruta de esa desesperación convertida, poco a poco, en desesperanza. El horror de ‘Paranormal activity’ radica en que sabes de entrada que no hay futuro.

Un par de efectos (uno de ellos absolutamente innecesario al final de la película) y basta… Una filmación de 7 días en la casa del director se convierte en el lanzamiento de varias carreras, así como la oportunidad para varias películas independientes y de bajo presupuesto. En este momento Parramount (que compró el filme) está buscando nuevos filmes que cuesten poco y dejen mucha ganancia. Nada mal para un tipo que quiso enfrentar su miedo a lo desconocido haciendo una película… Y luchó porque veamos su versión y al final ganó.

Eso sí: hay que verla en el cine. Más allá de su final un tanto absurdo (el que estamos viendo en las salas, pues hay 3 cierres de la película) esta es la primera vez que estando con una pantalla muda y ya con las luces encendidas, sabiendo que todo se acabó, la gente permaneció en sus asientos, en silencio, por unos segundos y luego manifestó su pavor con diálogos basados en el miedo. Cinco minutos más tarde se dieron cuenta que debían salir. Y eso sí que es vivir el cine.

3 comentarios en “El proyecto de la bruja de Blair tiene su primogénita

  1. El final que vi en el cine me parece mucho mejor logrado que el final original (es básicamente el mismo pero más eficaz).

    Hay que verla en el cine, sí. Por desgracia atrás mío se sentó una jovenzuela tarada que no paró de mascullar risitas cojudas con comentarios estúpidos. Pasé parte de la película fantaseando poder posesionarme en el cuerpo del pato de su novio de turno para pegarle su puteada domesticante.

    1. A mí me se me cagó el final porque se me daña la verosimilitud… Quizás sin ver nada todo se arreglaba… Pero bueno… Mató igual…

  2. Concuerdo con el mal final, con las flojas actuaciones e historia. Hay pelis de terror que se disfrutan por su atmósfera y su historia, pero en realidad no te asustan, como las de Polanski. Yo gozo infinitamente a Polanski. Pero no me asusto. Esta puta película funciona de otra manera. La escena de ella siendo arrastrada lo compensa todo. Se te paran los pelos. Y para eso son las pelis de terror.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s