Los que no pueden más… se van

Uncategorized

Image and video hosting by TinyPic imagen tomada de escribirte.com.ar

Mike Altman tenia 14 años, cuando en 1970 escribió la letra del tema principal del filme “M.A.S.H”, que dirigiera su padre, el gran Robert Altman. En “Suicide is painless” hay algo de comprensión que quizás un adolescente puede precisar. Me aterra y me fascina encontrar líneas como “El juego de la vida es difícil de jugar/ Voy a perder de todas formas/ descubriré algún día la carta perdedora/ y esto es todo lo que tengo que decir/ El suicidio es indoloro/ Conlleva una serie de cambios, y puedo tomarlo o dejarlo si quiero (…) Un hombre valiente me pidió una vez que le conteste una pregunta vital: ¿Ser o no ser?/ y le dije: Oh, ¿por qué me lo preguntas a mí?/ El suicidio es indoloro/ Conlleva una serie de cambios/ y puedo tomarlo o dejarlo si quiero/ …y puedes hacer lo mismo si quieres”.

Está ese rompimiento, ese resquebrajamiento, algo que duele y doblega.

Nunca he podido pensar de manere negativa sobre el suicidio, no siquiera puedo condenarlo moralmente, aunque la religión que nos atañe transforme esa acción en un acto de enfrentamiento con el creador, por una idea de sometimiento que más que condenar, parece innecesaria. Una simple prueba más de que las religiones cristianas son un cúmulo de ideas o dogmas que no han crecido con la humanidad y nos condenan a una mirada triste y miserable de la existencia. El suicido claro que duele, duele para los que nos quedamos, siempre con la duda de qué pude haber hecho… pero no se puede hacer más, pues a la larga esas decisiones, desesperadas o no, no pueden ser enfrentadas jamás.

La ignorancia es el dolor más intenso.

Pero a pesar de eso no puedo considerar bajo ningún criterio que el suicidio sea un crimen conra el ser humano. Mucho se lo debo a David Hume: “Si el disponer de la vida humana fuera algo reservado exclusivamente al Todopoderoso, y fuese un infringimiento del derecho divino el que los hombres dispusieran de sus propias vidas, tan criminal sería el que un hombre actuara para conservar la vida, como el que decidiese destruirla. Si yo rechazo una piedra que va a caer sobre mi cabeza, estoy alterando el curso de la naturaleza, y estoy invadiendo una región que sólo pertenece al Todopoderoso, al prolongar mi vida más allás del período que, según las leyes de la materia y el movimiento, Él le había asignado” (De “Ensayo sobre el suicidio”). Creo y sostengo que sobre ese acto no puede ser criticado. Toda crítica al suicidio es un autoreclamo por no haber leído las señales, por no haber extendido más la mano cuando se lo requería.

Image and video hosting by TinyPic David Hume, imagen tomada de ebooks.adelaide.edu.au

He tenido varios suicidios cercanos, todos dolorosos, algunos sorpresivos, otros naturales. Un psiquiatra hablaba ayer; decía que la bipolaridad es el cáncer para la Psiquiatría, porque no hay certeza de que se pueda evitar la muerte en ningún caso. El profesional hablaba en el documental “Boy Interrupted”, dirigido y producido por Dana Perry, quien a través de ese trabajo intentaba descubrir algo de paz por el suicidio de su hijo Evan, de 15 años. Él era bipolar. Dolor, mucho dolor. Preguntas, muchas. Ella escribe en un artículo en el Huffintong Post: ” What do you wear to your son’s funeral? Your son who flew out of his bedroom window because he couldn’t stand the pain anymore; your son you had taken to so many doctors, therapists, emergency rooms and hospitals; your son whose birth was the happiest day of your life; Your son whose lifeless body you finally got access to by desperately ringing the neighbor’s bell and going through the dark labyrinth of the basement with a flashlight, screaming his name; your dead son whose eyes you closed when you went to the hospital to see him one last time; your son who loved you but left you anyway, whose beauty had always made your heart skip a beat; your son you loved with all your heart and more…”.

Image and video hosting by TinyPic imagen tomada de perryfilms.com

Perry, junto a su esposo Hart, se han dedicado al trabajo audiovisual en varios formatos a lo largo de los años (incluyendo videos en larga duración de conciertos, cosas experimentales y documentales) y en este proyecto, absolutamente personal, deciden abocarse a discutir una enfermedad. ¿El suicidio es una enfermedad? No, desde luego que no, es la medicina para algunos seres bipolares, que tratan de dejar el litio para ver si pueden enfrentarse a la vida sin esa sensación depresiva. Evan lo intentó y dos días antes de volver donde el doctor para que le vuelva a prescribir una receta que le permita sentirse mejor, se lanzó desde la ventana de su cuarto. Uno puede sentir pena, pero en mi caso no es más que esa sensación de abandono y al mismo tiempo de comprensión por esos actos finales, definitivos.

Seguramente que el suicidio no es doloroso como un acto de salida. Su condena no es más que la misma mirada obtusa en existe en todos nosotros para exigirle a otros que vivan según lo permitido. El suicidio nos duele porque nos quedamos, porque sabemos que si bien existe una solución para todo, quizás alguien no la encontró. ¿Por qué nosotros y por qué no él o ella? No se violenta ninguna ley divina. El dolor de la pregunta sin respuesta. El dolor de las cosas que se quedan inconclusas. La culpa que nos ronda. No puedo decir nada en contra de quien lo hace, sino decirle a todos mis suicidas que de alguna manera los extraño y que lamento su acción, pero nunca habrá en mí un ápice de rencor o de reclamo. Porque un chico de 14 años pudo comprender que la vida se vuelve en momentos algo incomprensible (sobre todo a esa edad) y escribirlo en una canción y otro simplemente no pudo más y decidió irse.

Image and video hosting by TinyPic imagen tomada de themovienetwork.ca

Cuando la pregunta deja de ser ¿Por qué? y se vuelve en un ¿Cómo?… estamos ante el cuestionamiento más básico y humano posible. Condenar eso es sin duda lo más inhumano posible… y extrañamente es lo único humano ante un acto así.

5 comentarios en “Los que no pueden más… se van

  1. Gracias, muy interesante. En su dolor llegan a reflexionar profundamente nos dejan canciones, poemas y a veces hasta libros. Finalmente llega un punto en el que ya no pueden más y tratan desprenderse de aquello que causaba su dolor. Espero si hay un Dios les tenga misericordia, y nosotros como no somos nadie no podemos juzgar mas tratar de comprender que hay niveles de dolor que a veces nunca llegamos a conocer y por ende no comprendemos del todo…pero solo podemos imaginar.

  2. Anoche vi el documental. Me impactó. Es un tema duro, complicado, difícil de enfrentar para una familia, una enfermedad maldita. La bipolaridad para mí era desconocida en un niño, y me puse a pensar en mis propios hijos y la importancia de prestar atención a cada acción que ellos cometan, a sus estados anímicos, sus emociones y la forma en que reaccionan ante diferentes situaciones.
    Me dolió saber que los padres lucharon durante toda la infancia del pequeño Evan, para ayudarlo a salir de ese tunel oscuro en el que se encontraba, para unos años mas tarde terminar con su vida sin previo aviso. Que dolor tan grande.

  3. Gracias por tu comprension, en este rincon de un universo de criticas a los que hemos querido partir, no se quien eres, solo busque y encontre esta nota tuya un poco de consuelo en tus palabras para mi dolor. gracias una vez mas.

  4. yo creo que en la vida no existe gente mala ni pecadora, sino gente que se equivoca, porque esta en nosotros el equivocarnos o no tomar la desicion correcta…no podemos predecir lo que va a pasar solo podemos aceptarlo y tratar de seguir adelante cueste lo que cueste. siempre vamos a estar rodeados de cosas malas y buenas y de felicidad y dolor pero esta en cada uno elegir lo que es mejor para nosotros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s