Un nuevo comienzo

En la última edición de “La Comunidad inconfesable”, Oliverio Coelho hace una pequeña (obvio) y precisa reflexión sobre la instrospección como ejercicio de intimidad. Lo hace en función de Julio Ramón Ribeyro y sus diarios y tal referencia no podía más adecuada en vista de los acontecimientos. Escribe Oliverio: “La lectura de los diarios de Julio Ramón Ribeyro incomoda. Esa prosa exquisita es sumamente contemporánea y a la vez anacrónica. Quizá nunca vuelvan a escribirse diarios de esa clase: testimonios absolutos y honestos de una sensibilidad privilegiada. Esa disciplina íntima hoy fue deglutida por la contienda cínica, la mercadotecnia y la autocelebración canalizada en la velocidad informativa: nepotismo mediático, “alianzas estratégicas” e intrigas blogeriles. Pocos apostarían hoy a la introspección cotidiana renunciando a la extroversión mediática, al oportunismo cínico prescripto por la sociedad del espectáculo. Simplemente porque el espejo ya no les devolvería nada”

Espejo, reflejo, el otro ser que nos mira, o que miramos. Eso junto a esa extroversión mediática no es más que un crimen. Y esa medida no puede ser tomada tan a la ligera.

Llevo meses hablando con varios amigos sobre esa naturaleza específica que significa la escritura en el blog. No hay respuesta tan clara, directa. Lo que Oliverio escribe es una versión acertada… sin embargo no es la única. El blog puede ser instrumento de autocelebración, pero puede ser más u otras cosas. Pero le doy la razón. Mucho de eso es lo que me ha llevado a dejar abandonado el blog que tenía en blogger y abrir este.

Desde que el fin de semana pasado publicara una reseña del gran libro “El inventario de las naves”, de Alexis Iparraguirre, hay algo que está sonando mal por acá. Me han criticado, con todo el derecho, de apostarle al ego, de perder en el camino todo recurso de seriedad, de sacar referencias de wikipedia, de ser un absoluto fraude. Les podría dar la razón en todo, salvo en lo de wikipedia (que la reviso para ver ciertos datos de músicos, por ejemplo, pero no es un santo de mi devoción). Asegurarles que sí, el ego se divierte mucho y adquiere vuelo en estas circunstancias, que tener 400 visitas diarias a cualquiera haría sentir bien. Sobre todo a un cualquiera como yo.

De repente hay algo que he hecho mal y quizás sea hora de enmendarlo. La circunstancia me da la oportunidad.

Más allá de ser un incrédulo total en mucho de lo que se puede considerar las relaciones con otros y sus reales intenciones, reconozco mucho de lo que se me critica, pero me río de otras cosas. Uno debe vivir con esas frases cuando todo esto no es más que hacer de la palabra un vehículo de contacto. ¿Decir me equivoqué es un problema? No para mí… es todo contrario. Por eso me río cuando me tachan de egocéntrico, o cuando afirman que opino de lo que sea, cuando en realidad lo que hago es reflexionar sobre mis intereses y cosas o actividades que hago y he hecho (soy escritor, durante 10 años toqué en una banda y he sido director de varios cortometrajes y hasta de un documental). No quiero hacer de esto una hoja de vida, sino tratar de establecer el absurdo que para algunos supone ‘hacer quedar mal a alguien’. Si algo de lo que digo es relevante para alguien bien… lo contrario también está bien.

Este es un nuevo comienzo. No necesariamente es un blog de lo que sea. No. Lamento que una animosidad local se haya vuelto en el detonante de un acto desproporcionado. Sea o no cierto que Blogger me envió una advertencia, lo real es que para algunos es más inteligente hacer lo posible por joder la palabra del otro, porque considera que está mal. Keep on writing in the free world.

Y todo por reseñar un libro que alguien en Lima detesta.

Así que esto es más que tomar las riendas. Es también aceptar la responsabilidad de lo que escribo y entender que hay otros que no les interesa eso, sino escudarse en máscaras. Es ver que en esa responsabilidad hay un gesto más firme con la palabra y eso me ha hecho ver a la literatura de otra forma. Me interesa la introspección, esto es el blog, pero me interesa más lo que esa introspección puede conseguir. Por lo pronto las entradas serán menores, especialmente porque estoy corrigiendo un libro que debo entregrar a una buena editorial hasta mediados de noviembre. Prefiero gastar mi tiempo y aprovechar lo que ese detalle privado puede conseguir con el texto.

De ahí disculpen que los comentarios de posts anteriores aparezcan duplicados, no tengo la más remota idea de por qué pasó así. Un abrazo y bienvenidos.

Anuncios

9 comentarios en “Un nuevo comienzo

  1. Lei los comentarios del post anterior, y son un poco alarmantes. No soy nadie para juzgar asi que no voy a decir nada que me haga parecer un “metiche” porque yo solo leo y hago mis opiniones en mi cabezita si me gusta o no un post. No tengo que escribir posts largos escribiendo si tus posts son del carajo o no y el porque (a quien chucha le importa? segun yo los blogs son una jodedera para compartir y ya) y tu conflicto o conflictos con la “dificultad adquirida” del escribir son para ti y nadie mas, porque todos aprendemos poco a poco en este camino (lo del ego tambien se aprende, aunque tambien, que chucha o what the fuck? como dicen aqui en mi tierra, con tal que tu escritura avanze).

    Me da pena que la gente tome tan en serio estos “blogs”.
    Una palabra de apoyo, porque si bien me imagino has hecho y haces errores de todo tipo, yo si noto un afan, un querer hacer y un ahinco a la literatura en general.

    saludos,

  2. Varas, se me hace difícil de creer (lo del alguacil de Blogger jaja), pero esas cosas ocurren, y bueno, un blog sigue teniendo la validez que tú quieras darle, estoi seguro que varias personas no-escritores y ni-tan-lectores sacan de cada post tuyo algo que vale la pena, o tal vez lo desaprueban, pero de eso mismo se trata, un recurso vivo que refleja lo que cada persona le da la gana de reflejar.

    Dale man, todos sabemos que no vas a dejar de bloggear.. porque te resulta natural.

    Saludos

  3. Pues esta casa está bonita, cómoda, y espero que con el aire más fresco. Muy cómico eso del “alguacil de Blogger”, jajaja, de apellido Sallinger? come on!!

  4. Como lo veo quedaste atrapado en una especie de círculo vicioso, o nudo borromeico si se quiere. Llegaste a quito con tu condición de guayaco que además de eso dice o decía ser escritor lo cual no debe haberte traído muchos beneficios, llevabas un libro publicado y un blog a cuestas, no calzabas, calzas ni calzaras pero no tienes la pretensión de que así sea, eso lo respeto, no debe ser fácil.

  5. Estimado Alfonso, gracias poir el comentario.

    Nunca, ni en mis sueños más alocados, se me hubiera ocurrido venir a Quito porque pretendía ser escritor. Es más, creo que de haber estudiado acá o haber pasado mi adolescencia en esta ciudad, mi oficio sería absolutamente distinto. No me gusta, me aterra la percepción y sí, la pretensión de muchos, al decirse escritores y vivir un entramado acorde con la imagen.

    Vine porque pensaba que una mayor oferta cultural iba a ser más beneficiosa para mí, simplemente como espectador. Todo lo contrario, me llenó de absurdos. Esta ciudad está llena de tantos y es fácil intoxicarse con ellos, sobre todo en el área de lo literario. Por suerte tengo gente que me puede mandar al diablo con facilidad y a la cara, ayudándome a recapacitar, a darme cuenta de esas torpezas que se adquieren por ósmosis.

    No quiero ser escritor, desde luego. Bajo los cánones de esta ciudad y país no me interesa. Prefiero escribir, ver opciones de si alguna editorial se interesa por lo que he escrito y ya. No me interesa ese aspecto intelectual, mesiánico e intolerante del escritor. Entonces no lo quiero ser… prefiero pasar mi tiempo escribiendo. Y eso suena muy paradójico, pero así es.

    Un saludo y nuevamente gracias por su comentario.

  6. Bueno estimado Alfonso, cada cual tiene el derecho de tener sus criterios. Sin embargo me abono a los de Emilio… Me aterra la gente que se toma en serio los blogs… siendo yo alguien que se ha tomado en serio muchas cosas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s