"Si en verdad me tomás en serio…"

imagen tomada de aguantelacofradia.blogspot.com

Me quedo pensando en el post que Rafael ha publicado sobre el retorno de Charly, especialmente porque parte de una incredulidad bárbara que quizás mucha gente deba tener de su lado para hacer gala, o porque sea preciso vivirlo así. Es necesaria esa incredulidad, sin duda. La misma que yo siento por muchas cosas, vale aclarar. Y si Rafael no tiene empacho en precisar su desconfianza por este retorno, es quizás porque el pasado suele ser una condena. Las segundas portunidades vienen con algunos recelos.

Lo de Charly es una lucha para aprovechar el espacio que le ha pertenecido siempre… esta vez con más esfuerzo. “Es muy fácil sentirse bien… igual”, canta casi al cierre de la canción que acaba de sacar, donde el órgano se queda sonando como cierre… su instrumento, él mismo.

Deberías saber por qué” es el tema nuevo. No es, desde luego, lo mejor que ha hecho García, pero sirve como evidencia de que el proceso de ‘rentrada’ podría ir por buen camino. Sin destruir completamente el personaje “Say no more” (ya en una entrevista adelantó que se queda con lo bueno de eso), la canción nos presenta esa montaña de sonidos, esta vez sólo en las voces superpuestas, cantando como hace siglos no se lo escuchaba, tal como la afirma Theo en su gran blog “Piano blog”, cuando escribe: “Porque curiosamente es hasta el final del tema donde Charly sube hasta el cielo, logrando un registro sin precedentes en sus grabaciones de los últimos 12 años (quizá desde Say No More no se le oía una nota tan aguda en su voz)”. Sí, el “Ché” final sirve para poner la piel de gallina a aquellos que extrañábamos un riesgo vocal de García. Mínimo y potente.

Lo que asegura, y esto es importante, el camino a un sonido más calmo y a la vez claro es el hecho de que en esta grabación no hay una desesperación manifiesta por afectar la experiencia del audio. En el tema que le canta Charly a sus fans (obviamente) y en el que les pide que lo sigan por las razones que son, todo tiene su espacio y es muy probable que eso remita a mucho de lo que intentó hacer en álbumes como “Filosofía barata y zapatos de goma”. Por ende, mira hacia atrás, pero al mismo tiempo se muestra capaz de hacerlo en un sentido de mejoría, de futuro.

La fuerza de “Deberías saber por qué” está en lo que representa: la vuelta de alguien que debió quitarse los vicios y sufrir un año terrible, en el que la recuperación tuvo sabor a música, a nueva vida, a insistencia. Hoy Charly está más gordo y con una voz que soporta más, que recupera algo de dulzura y consigue que quienes escuchamos sus canciones desde siempre nos emocionemos y pidamos un “Say no more” para rato.

imagen tomada de cambalache123.wordpress.com

Ahora sólo queda hacer fuerza para verlo en Lima…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s