La insurgencia y los libros

imagen tomada de planetamestizo.org

Ayer por la tarde fue un gran momento para hablar de libros, para conversar y darte cuenta de que si bien no existe un hilo conductor entre lo que varios creadores pensamos, está la idea de enfrentar todo en el campo de la literatura y no dejar que nada más intervenga. Se trata de jugárselas con un compromiso que peina sus barbas en el ámbito más preciso para ese: el literario. El resto no interesa.

Y eso fue ayer en pleno programa “El poder de uno”, de radio La Luna, conducido por Douglas Paredes, en el que nos reunimos Jorge Luis Cáceres, Bolívar Lucio, Juan Pablo Mogrovejo y yo para hablar de lo que será “Línea de Ecuador”, una antología que se presentará en la próxima Feria del Libro en Bolivia (en la cual hay textos de los cuatro y de otros autores), todo gracias a la labor de Yerbamala Cartonera. En otro post hablaré de manera más detallada de este proceso. Lo puntual aquí es el hecho de ver que en una conversación como esa se refleja una dinámica común que me devuelve cierta esperanza valiosa en la que todo lo literario se centra en estrictamente eso: en lo literario, y en una especie de “hermandad” que no se jode por el triunfo de uno por encima de los otros, es una ‘hermandad’ que lo celebra. El triunfo de alguien es el triunfo de todos y eso me hace pensar que por fin estamos años luz de tanta bajeza que se ha encontrado en el mundo literario.

Y eso, más que lo literario, es la ventaja principal.

En algún punto de la conversación, dirigida muy bien por Paredes (ya no sé si ese es su apellido), se habló de la insurgencia (tema infaltable dentro del ambiente cultural del país y del momento social que se vive) y de cómo el escritor se enfrenta a ella. Dijimos varias cosas, algunas no las recuerdo; sin embargo, estoy seguro de que la reflexión posterior es lo que va fomentando una postura adecuada y hasta definitiva del tema. Supongo que con Jorge Luis, Bolívar y Juan Pablo ha pasado igual. Al final del día no es tan difícil entender que desde cualquier perspectiva la escritura es un acto insurgente, subversivo. Se trata de crear una ficción que no precisamente doblegue a la realidad, sino que le dé una forma mucho más manejable. La ficción nos da esa explicación necesaria y si no es posible en la realidad, entonces su labor es subvertirla, ponerla ‘patas arriba’ y así crear un nuevo universo, un nuevo canto, una nueva memoria. Una utilidad precisa, que no reniega de nada ni de nadie.

imagen tomada de kaosenlared.net

Todo dentro de esa gran bolsa que es la literatura, que no se puede negar. De ser así, de ser obviado el carácter literario, ahí sí se cae en una torpe concepción insurgente, que es lo más común. Sería algo así como pintar una leyenda revolucionaria en la pared reccién pintada de alguien que ha gastado 40 dólares hace dos días para poner la fachada de su casa como nueva: una real tontería. La verdadera insurgencia está en comprender los mecanismos de la ficción y ponerlos al servicio de la literatura y de la relación que tiene con la realidad. El retso ya es panfleto y eso no merece ningún criterio.

Entonces, siempre te queda la sensación de que no importa lo que se esté permitiendo o haciendo en la hoja, hay una idea de reverdecer el mundo, de darle sustento y una mejor consecuencia a través de la ficción. Invento más útil no puede existir, de seguro.

Anuncios

Un comentario en “La insurgencia y los libros

  1. Qué alegría leer tus observaciones de ahora, siempre he creído en el poder transformador, educador, reivindicador y renovador del arte. Ser genuinamente creativo es ser insurgente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La insurgencia y los libros

imagen tomada de planetamestizo.org

Ayer por la tarde fue un gran momento para hablar de libros, para conversar y darte cuenta de que si bien no existe un hilo conductor entre lo que varios creadores pensamos, está la idea de enfrentar todo en el campo de la literatura y no dejar que nada más intervenga. Se trata de jugárselas con un compromiso que peina sus barbas en el ámbito más preciso para ese: el literario. El resto no interesa.

Y eso fue ayer en pleno programa “El poder de uno”, de radio La Luna, conducido por Douglas Paredes, en el que nos reunimos Jorge Luis Cáceres, Bolívar Lucio, Juan Pablo Mogrovejo y yo para hablar de lo que será “Línea de Ecuador”, una antología que se presentará en la próxima Feria del Libro en Bolivia (en la cual hay textos de los cuatro y de otros autores), todo gracias a la labor de Yerbamala Cartonera. En otro post hablaré de manera más detallada de este proceso. Lo puntual aquí es el hecho de ver que en una conversación como esa se refleja una dinámica común que me devuelve cierta esperanza valiosa en la que todo lo literario se centra en estrictamente eso: en lo literario, y en una especie de “hermandad” que no se jode por el triunfo de uno por encima de los otros, es una ‘hermandad’ que lo celebra. El triunfo de alguien es el triunfo de todos y eso me hace pensar que por fin estamos años luz de tanta bajeza que se ha encontrado en el mundo literario.

Y eso, más que lo literario, es la ventaja principal.

En algún punto de la conversación, dirigida muy bien por Paredes (ya no sé si ese es su apellido), se habló de la insurgencia (tema infaltable dentro del ambiente cultural del país y del momento social que se vive) y de cómo el escritor se enfrenta a ella. Dijimos varias cosas, algunas no las recuerdo; sin embargo, estoy seguro de que la reflexión posterior es lo que va fomentando una postura adecuada y hasta definitiva del tema. Supongo que con Jorge Luis, Bolívar y Juan Pablo ha pasado igual. Al final del día no es tan difícil entender que desde cualquier perspectiva la escritura es un acto insurgente, subversivo. Se trata de crear una ficción que no precisamente doblegue a la realidad, sino que le dé una forma mucho más manejable. La ficción nos da esa explicación necesaria y si no es posible en la realidad, entonces su labor es subvertirla, ponerla ‘patas arriba’ y así crear un nuevo universo, un nuevo canto, una nueva memoria. Una utilidad precisa, que no reniega de nada ni de nadie.

imagen tomada de kaosenlared.net

Todo dentro de esa gran bolsa que es la literatura, que no se puede negar. De ser así, de ser obviado el carácter literario, ahí sí se cae en una torpe concepción insurgente, que es lo más común. Sería algo así como pintar una leyenda revolucionaria en la pared reccién pintada de alguien que ha gastado 40 dólares hace dos días para poner la fachada de su casa como nueva: una real tontería. La verdadera insurgencia está en comprender los mecanismos de la ficción y ponerlos al servicio de la literatura y de la relación que tiene con la realidad. El retso ya es panfleto y eso no merece ningún criterio.

Entonces, siempre te queda la sensación de que no importa lo que se esté permitiendo o haciendo en la hoja, hay una idea de reverdecer el mundo, de darle sustento y una mejor consecuencia a través de la ficción. Invento más útil no puede existir, de seguro.

Un comentario en “La insurgencia y los libros

  1. Qué alegría leer tus observaciones de ahora, siempre he creído en el poder transformador, educador, reivindicador y renovador del arte. Ser genuinamente creativo es ser insurgente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s