El peor escenario posible

imagen tomada de media.photobucket.com

En “The Cottage” lo que importa es el humor y quizás esa idea según la cual todo lo que puede salir mal, va mal. Y si a eso le agregamos sabias dosis de ‘gore’, el resultado va entre impresionante y fabuloso. Dos ladrones de poca monta (Reece Shearsmith y Andy Serkis – el Gollum de “Lord of the rings”) secuestran a la hija desadaptada de un mafioso inglés y en el proceso de pedir rescate, se acaba la magia y empieza la pesadilla: llegan a una pequeña casa de campo (la tan mentada ‘cottage’) en la que un asesino caníbal y deformado pasa su tiempo esperando por nuevas víctimas.

‘The Farmer’ (el granjero) es la figura que no sólo representa al boogieman, sino que aparece como cierta conciencia de justicia. En definitiva es una manera distinta de ver el acto criminal de un verdugo.

Paul Andrew Williams escribe y dirige este filme que parece partido en dos. La primera mitad evidencia toda la torpeza posible de los dos secuestradores, llamados David y Peter (siendo Shearsmith el que de mejor manera consigue retratar la ineptitud – y quien logra las más impresionantes ccarcajadas) y el carácter insoportable de su ‘víctima’, Tracey (interpretada por Jennifer Ellison, quien en el filme recupera la figura de la ‘supervixen’, de Russ Meyer). A partir de la mitad en adelante nos enfrentamos a una pesadilla en la que poco a poco se nos van revelando detalles y situaciones entre desagradables y descabelladas.

Y es en ese punto que “The Cottage” funciona a la perfección. ¿Por qué? Porque no se trata simplemente del malo persiguiendo a los pobrecitos. Es el malo persiguiendo a un grupo de tipos a los que todo les puede salir mal. David y Peter (junto a Andrew, mediohermano de Tracey) son unos tarados que caen en el peor lugar en el momento menos preciso y eso da una combinación fabulosa. Hay sangre, y mucha, pero también hay una versión terriblemente escatológica de lo que puede ser el humor negro. ‘The Farmer’ está desfigurado por algún extraño accidente, el resto de personajes tampoco tienen bien definidas sus vidas. ¿Quién es el monstruo?

En las escenas que se sienten más íntima, el terror se lo percibe como algo tan cercano y a la vez asqueroso. En aquellas en las que existe una intensidad narrativa (me refiero en las que nada malo puede pasar) hay un ambiente de peligro constante y algo gracioso nunca está de más. En ese sentido, Paul Andrew Williams ingresa a un campo en el que Peter Jackson ha sabido cómo moverse: ese horror que es terrible, desagradable, pero incluso te permite reír y hacerte sentir culpable por eso.

imagen tomada de media.photobucket.com


No es una gran película, pero para los amantes del género (como un servidor) se podrán encontrar con elementos fabulosos y momentos de antología, los que le dan un valor en sí mismo. “The Cottage” sobresale porque no busca asustar, busca entretener en medio de la tragedia y con eso consigue decirnos que somos tan enfermos como cualquier caníbal desfigurado. Eso sí, tiene uno de los mejores finales de un filme de horror en muchísimo tiempo y el cameo de un grande, Doug Bradley, el fabuloso “Pinhead” de Hellraiser.

Anuncios

2 comentarios en “El peor escenario posible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s