Los secretos del oficio

Sin categoría
imagen tomada de nerdsallstar.com

Existe una lìnea al margen que resulta intransigente y atractiva. Uno la reconoce porque asume que todo lo que está a un lado es lo que para muchos no tiene valor, ni siquiera peso. Llego a esa periferia y juego a la lectura obligada y preferida. No se doblega. No intenta algún negocio con nadie y no se interesa en ser considerada lo mejor, porque sabe que lo es. ¿Millones de personas pueden estar equivocadas? A veces sí, a veces no. “Mientras escribo”, de Stephen King, es el libro que debe estar en el top de todo joven que quiere dedicarse a escribir y cree que lo puede hacer y sabe que alguien que le dé un par de consejos podría ser de gran ayuda.

Stephen King puede ser de gran ayuda. Es de gran ayuda.

“Mientras escribo” es el libro del “underdog”, del tipo denostado y acusado de toda la frivolidad y mala literatura posible, sólo porque sus historias y sus libros lo han hecho millonario y preferido por muchos. Tenía 53 años cuando empezó a escribirlo, una fecha límite y a su vez un firme deseo. Hoy debe tener 61, y sospecho que el deseo es el mismo. Rocky golpeando la mitad de una vaca muerta en un frigorífico para enfrentarse a Apollo Creed. Eso es el libro.

King decide iniciar su visión sobre el oficio de escribir contando su vida, empecinado en demostrar que el escritor surge de la nada, con cierta probabilidad, y cada acontecimiento de su vida lo va marcando. Lo importante de esto: ser escritor no es nada mágico, muchos nacen con ese ‘chip’ dentro de sus cabezas; sin embargo, algunos lo ponen en funcionamiento y otros no. Desde su experiencia, King va demarcando el camino del niño, joven y adulto que con mucha dificultad empezó a publiccar cuentos en pequeñas revistas hasta tener lista su primera novela “Carrie”, y recibir un aviso por correo de un anticipo de 2500 dólares por ella (cuando él trabajaba limpiando sábanas de moteles y su mujer en Dunkin Donuts… ambos con dos pequeños hijos) hasta el día en que le avisaron que habían llegado a un acuerdo para la venta de la versión de bolsillo y que eso le iba a significar a él 100 mil dólares. King sabe cómo emocionar al lector, el oficio es algo inevitable.

imagen tomada de daverhoades.org

Los consejos en sí mismos se basan en definir lo que es escribir, la “caja de herramientas” del autor (vocabulario, gramática y estilo… todo en un lenguaje que te resulta envidiable) y lo más importante: la vida. El escritor escribe para vivir, no vive para escribir. La más inconsistentes de las autoayudas funciona como el mayor canto al oficio de un autor. Por eso, si alguno de ustedes escribe o quiere hacerlo, busquen este libro (de manera física o en la web) y asuman el riesgo. O si alguno de ustedes está junto a la persona que escribe, tómenlo y léanlo, les dará una idea de lo que es el oficio y del pequeño sacrificio que hay que hacer.

Eso sí, manteniendo esa premisa importante en el texto: el mal escritor… hasta ahí llego; el buen escritor… pues también, no podrá ser un genio; sin embargo, el escritor aceptable puede llegar a ser uno bueno. Así que el camino se puede labrar y este libro es una buena herramienta para esa acción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s