El Palahniuk real

Sin categoría
Le preguntan a Chuck sobre el proceso de investigación de su novela, ‘Snuff’, ¿cómo fue?, ¿cómo lo hizo? “De la misma manera que Ernest Hemingway”, responde. Esa frase es la que tengo incrustada en el cerebro cuando paso texto tras texto de su libro “Stranger than fiction” (Error humano, en español) y descubro que esas vivencias o situaciones que a veces suenan a propiedad de la ficción en sus libros, surgen de una vivencia border, escritas como si fuesen un golpe en el rostro, que sabes que puede llegar, pero no lo ves venir. Palahniuk se revela y es hasta capaz de hablar del asesinato de su padre, de un hombre que inicialmente estuvo condenado a muerte por su propio padre y que encontró la muerte a los 59 años, asesinado y luego quemado… Uno entiende de dónde llegan tanta ficción.

“El Festival de testículo” es el primer texto. Una crónica que no tiene nada que deberle a los instigadores del género, especialmente por retratar un mundo porno, sórdido y cercano. Ya con eso te deja todo servido. Palahniuk juega con el mismo criterio de todos esos grandes periodistas / escritores gringos que se arman con literatura para evidenciar lo duro, lo grueso, lo errático. No quiero adelantar nada de la lectura de sus crónicas, prefiero que cada uno vea la manera de llegar a sus escritos e intoxicarse con ellos. El autor, en ese relato de la vidacomo una instrumentación, crea un paisaje propio de su universo. La realidad filtrada por la ficción es un invento fabuloso.

Los retratos intrigan. Juliette Lewis aparece como un personaje más de los que ha interpretado, con fuerza, como una tigresa que se refugia en una mirada de gatita. La chica que soñaba cin De Niro antes de la escena en “Cape Fear” donde él me mete su dedo en la boca de la Lewis y ella que no se había lavado la boca (para que él no pensará que le importaba mucho ese contacto) y él que se había lavado muy bien las manos. O el llanto en el set de “Natural born killers” cuando ella sintió que una escena era terrible y estalló en una crisis que la hizo sentir un asco, y Oliver Stone que se la llevaba a un lado y le decía: “No vuelvas a decir frente a nadie que eres un ascco”. Marilyn Manson en su casa, la que compartía con Rose McGowan. Se sienta a leer el tarot frente a Palahniuk. La agente de prensa de Manson le dice que hay cosas que no debería revelar., pero él lo hace porque así el personaje se contsruye de una manera impresionante: siempre que llega una mujer a la habitación en la que él se encuentre, Marilyn Manson, el anticristo, se levanta para saludar.

imagen tomada de nformationleafblower.com

Pero son sus historias íntimas las que producen el espasmo necesario para salir corriendo y sentir que la vida fluye en cada uno de nosotros. Tenía que hacer el bien, porque es se debía sentir bueno. El mecánico decide ayudar a enfermos terminales, ser su compañía en los últimos días. Está con un chico que no tiene una pierna, su madre lo ha venido a visitar. Salen, los lleva a pasear. Nunca sabemos cómo se siente él. El narrador se esconde para hablar de él sin nombrarse. La madre se va, deja a su hijo con Chuck. Él hijo está a punto de morir y le pide un favor con un susurro: que vaya a su departamento y se libre de todos los juguetes sexuales que habñai almacenado, para que cuando muriera, su madre no los encontrara. Y Palahniuk llega al departamento, entra a la casa como si fuese posible hacerlo una y otra vez con la literatura. Dice: “tal vez porque después del hombre con una sola pierna, después de que muriera y después de que todos sus juguetes sexuales acabaran en bolsas de basura, después de enterrarlos en el vertedero, después de abrir las ventanas del apartamento y de que desapareciera el olor a cuero, a látex y a mierda, el apartamento resultó ser un lugar bonito. El sofá cama era de un elegante color malva. Las paredes y la alfombra de color crema. la pequeña cocina tenía encimeras de madera para cortar la carne. El baño era todo blanco y estaba impecable. Me quedé allí sentado guardando un elegante silencio. Podría haber vivido allí… Cualquiera podría haber vivido allí”.

imagen tomada de papelenblanco.com

Y esa es la síntesis de su obra, la ficción y la realidad de lo familiar, de lo que puede ser de todos. En este libro descubro la importancia del juego, pero no como una realidad que busa escamotear la invención, sino como la explosión de cercanía… el gran secreto del que cuenta una historia.

5 comentarios en “El Palahniuk real

  1. Cito la introducción del libro: “Permaneces en el mundo de tu historia hasta que lo destruyes. Entonces regresas para estar con el resto de la gente”…

    saludos

    fernando

  2. Cito la introducción del libro: “Permaneces en el mundo de tu historia hasta que lo destruyes. Entonces regresas para estar con el resto de la gente”…

    saludos

    fernando

  3. hola, queria invitarte a que agregues tu blog a guiablog.net
    es un directorio de webs y nos gustaría que estuvieras.
    saludos

    Diego

  4. hola, queria invitarte a que agregues tu blog a guiablog.net
    es un directorio de webs y nos gustaría que estuvieras.
    saludos

    Diego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s