La nueva muerte de Sylvia

Sylvia y el pequeño Nicholas, imagen tomada de elmundo.es

Sarah me dio la noticia hace unos días. Iván Thays hace la referencia de un poema de Sylvia mamá sobre su pequeño hijo. Gustavo Faverón lo detalla más. Mamá Sylvia/ Gwyneth Paltrow abriendo la estufa y el gas a toda potencia, luego de poner a dormir a sus hijos y sellar la puerta para que no entre nada del gas. Sólo ella nadie más. Nicholas tenía un años. Hace una semana se ahorcó.

La nota de El Mundo detalla lo siguiente: “La noticia la ha dado en exclusiva el diario ‘The Times’. Nicholas Hughes se suicidó en su domicilio de Alaska el 16 de marzo. No deja ni mujer ni hijos. Compartía su soledad con episodios periódicos de depresión y problemas psiquiátricos intermitentes. Y mientras, ejercía como profesor universitario de Ciencias del Mar en la Universidad de Fairbanks. Le precedía cierta reputación en el mundo académico. La que le habían otorgado sus expediciones de trabajo y sus proyectos de investigación sobre las pesquerías de Alaska. Tímido y reservado, Nicholas nunca fue una persona demasiado sociable. Prefería pasar largas temporadas en casa, amasando vasijas y figuras de barro, a las que era muy aficionado, o explotando las vastas honduras de su biblioteca. Su suicidio ha supuesto un nuevo terremoto para una familia marcada para siempre por el estigma del dolor y el desconsuelo. Sylvia Plath, su madre y una de las poetas más reputadas de la segunda mitad del siglo XX, se quitó la vida en la madrugada del 11 de febrero de 1963. En la habitación de al lado dormían sus dos hijos. Sobre la mesa dejó una carta para su médico y sus últimos poemas”.

madre e hijos, imagen tomada de puenteareo1.blogspot.com

Nicholas era hijo de la gran Sylvia Plath y de otro monstruo como Ted Hughes (que bueno, no le llega a alos talones a la mujer…. apreciación gratuita). Ella se mató, él luego se casaría con Assia Wevill. La segunda esposa haría algo parecido que Sylvia, sólo que dejaría que la pequeña hija de ella y Ted, Shura, se fuera con ella. Algo anda mal con los Hughes. Algo anduvo mal con Sylvia (si dicen que era bipolar y que con los medicamentos de hoy en día se la pudo tratar). Y fue ella quien escribió un poema tan duro, sentido, impactante comom “Nick and the Candlestick” (que lo reproduzco gracias a que Gustavo Faverón lo incluyó en su post:

I am a miner. The light burns blue.
Waxy stalactites
Drip and thicken, tears

The earthen womb
Exudes from its dead boredom.
Black bat airs

Wrap me, raggy shawls,
Cold homicides.
They weld to me like plums.

Old cave of calcium
Icicles, old echoer.
Even the newts are white,

Those holy Joes.
And the fish, the fish –
Christ! they are panes of ice,

A vice of knives,
A piranha
Religion, drinking

Its first communion out of my live toes.
The candle
Gulps and recovers its small altitude,

Its yellows hearten.
O love, how did you get here?
O embryo

Remembering, even in sleep,
Your crossed position.
The blood blooms clean

In you, ruby.
The pain

You wake to is not yours.

Love, love,
I have hung our cave with roses,

With soft rugs –

The last of Victoriana.
Let the stars
Plummet to their dark address,

Let the mercuric
Atoms that cripple drip
Into the terrible well,

You are the one
Solid the spaces lean on, envious.
You are the baby in the barn.

Y esto da pena, mucha pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s