Catarsis

Sin categoría
imagen tomada de mural.uv.es

Ayer el escritor me cuenta de los cambios y exigencias de ciertas editoriales. De los cambios de palabras que hacen para publicar libros esos grandes nombres de hacedores de libros. “Mierda” se va y entra” Aqueroso”, “Tontera” se va y llega “absurdo”. Literatura light absoluta. Pienso en eso cuando reflexiono sobre la colección que está armando Trama, en la que yo estoy participando en una suerte de coordinación. ¿Por qué? Porque hasta el cambio de “Mierda” por “Asqueroso” significaría para muchos autores destrozar el poder de una palabra; aunque también podría ser el cambio de la obra por algo más contundente.

Hay formas y formas.

Ayer quise poner algo en el blog, una nueva opción y literalmente impedí el ingreso a todo el mundo por unas horas. De no ser por Míster JS no hubiera sabido del asunto (por cierto míster JS, Arriaga rocks!). La tecnología y yo mantenemos una relación de respeto, lejana, pero absolutamente respetuosa.

“¿Por qué no vas a estar en ese encuentro de escritores jóvenes?”, me preguntan ayer. “¿Cuál?”, respondo con otra pregunta. “Uno que organiza el Abdón Ubidia, con el Ministerio de Cultura”. “¡Ah!”, digo, “no sabía”… “No me gustan las reuniones gremiales”, no lo digo, aunque lo pienso. Me dicen algunos nombres y sólo reconozco a uno. Quizás nadie sepa lo que está pasando en este país con los libros. De los nombrados, ninguno fue de los que ha enviado sus manuscritos al proceso de publicación que está armando editorial Trama. Pregunta: “¿escritores de boca o a pocos les interesa que una editorial decida publicarlos sin cobrarles? No tengo respuesta.

Leer manuscritos. El placer de estos días. La desesperanza ecuatoriana tiene su frente en la literatura, de alguna manera. Leer libros de conocidos y desconocidos. Un completo placer, sin dudas. Lo que queda es esperar que la colección empiece a salir y que llegue a las manos de los lectores.

imagen tomada de telefonica.net

Un artículo que no sale, pero que ya saldrá. Trato de ver las formas que no consigo y busco conscientemente su contsrucción. Una vez al año un artículo me da problemas, esta vez llegó bien temprano.

El escritor se ha hecho un nombre porque quiere escribir, sin importarle la calidad de lo que hace. Ayer alguien dio en el clavo al hablar del síndrome de compasión ante los huérfanos. Ecuador es un país con mucha sensibilidad. Las editoras son echadas por darle solo espacio a sus amigos. Me quedo helado. Es tan fácil leer las obras como lo que son, obras. Sin importar quién las escribió.

Escucho el disco solista de Ace Frehley, en su época de Kiss, y salto de la alegría. Rock and roll puro. I’m back, back in the NY Groove.

Miss K está en Argentina. Verá a Radiohead el martes. Extrañar a alguien es una mierda, pero es un hecho. La extraño y un fin de semana con su ausencia ha sido largo y terrible. ¿Qué se puede hacer? Esperar.

16 comentarios en “Catarsis

  1. Quizá hay más escritores de los que pensamos, ( eso sería una buena noticia)pero a menos que uno se dedique a ir de ecuentro en encuentro como rol de vida ( por allí hay algunos profesionales en el tema) resulta agotador y difícil si se tiene un trabajo estable al que rendirle cuentas. En Cuenca, por ejemplo, nadie conocía ciertos nombres relevantes en Guayaquil o en Quito. Te puedo asegurar que esto de los encuentros es muy relativo. Abdón conoce un límite de personas y cree que ese es el universo joven, no se molestan en preguntar. Quizá lo que importe es el circo, no la calidad del montaje o de los espectáculos.
    Y contra el extrañar.
    El tiempo ayuda.
    Y también las palabras.

  2. Quizá hay más escritores de los que pensamos, ( eso sería una buena noticia)pero a menos que uno se dedique a ir de ecuentro en encuentro como rol de vida ( por allí hay algunos profesionales en el tema) resulta agotador y difícil si se tiene un trabajo estable al que rendirle cuentas. En Cuenca, por ejemplo, nadie conocía ciertos nombres relevantes en Guayaquil o en Quito. Te puedo asegurar que esto de los encuentros es muy relativo. Abdón conoce un límite de personas y cree que ese es el universo joven, no se molestan en preguntar. Quizá lo que importe es el circo, no la calidad del montaje o de los espectáculos.
    Y contra el extrañar.
    El tiempo ayuda.
    Y también las palabras.

  3. Y ojo que no es llorar sobre eso, porque me resulta aburrido, Sol… Sería como decir que la colección que se hace n Trama es una muestra de la literatura joven, cuando no es más que la selección de las obras que nos han llegado y punto.

    Se trata de reírse ante esas cosas…

    Un abrazo

  4. Y ojo que no es llorar sobre eso, porque me resulta aburrido, Sol… Sería como decir que la colección que se hace n Trama es una muestra de la literatura joven, cuando no es más que la selección de las obras que nos han llegado y punto.

    Se trata de reírse ante esas cosas…

    Un abrazo

  5. señor, dio en el clavo en todo; Arriaga es un hecho, y claro, en la actualidad hablar de un grupo de escritores en términos absolutos es perder el tiempo, es una especie de síndrome de falcón, andar cargando una cosa ficticia.
    y es cierto hay que tomarla suave, muchos de los que participaron de bogotá 39 se lo toman así, nada de la muestra definitiva de nada, y eso no quiere decir falta de calidad ni rigor, por cierto.
    y como dice Solange los grandes organizadores no suelen buscar mucho, siento que algunos ni siquiera saben que existen blogs ecuatorianos, en ese sentido es penoso que muchos pretendan juzgar lo que se hace en la actualdiad con conceptos del pasado, de un pasado hermético y hasta censor, en lugar de entrar en el juego que propone cada obra, cada autor. pero, en líneas generales, ni buscan, ni cachan ni perciben.
    tocará hacer lo que Volpi o Fuguet, armar un grupo ameno por cuenta propia, ja, ja.
    saludos y a veces el sentimiento de extrañar es tan poderoso e intenso que hace que valoremos muchas cosas, detalles casi imperceptibles, de la otra persona.
    saludos

  6. señor, dio en el clavo en todo; Arriaga es un hecho, y claro, en la actualidad hablar de un grupo de escritores en términos absolutos es perder el tiempo, es una especie de síndrome de falcón, andar cargando una cosa ficticia.
    y es cierto hay que tomarla suave, muchos de los que participaron de bogotá 39 se lo toman así, nada de la muestra definitiva de nada, y eso no quiere decir falta de calidad ni rigor, por cierto.
    y como dice Solange los grandes organizadores no suelen buscar mucho, siento que algunos ni siquiera saben que existen blogs ecuatorianos, en ese sentido es penoso que muchos pretendan juzgar lo que se hace en la actualdiad con conceptos del pasado, de un pasado hermético y hasta censor, en lugar de entrar en el juego que propone cada obra, cada autor. pero, en líneas generales, ni buscan, ni cachan ni perciben.
    tocará hacer lo que Volpi o Fuguet, armar un grupo ameno por cuenta propia, ja, ja.
    saludos y a veces el sentimiento de extrañar es tan poderoso e intenso que hace que valoremos muchas cosas, detalles casi imperceptibles, de la otra persona.
    saludos

  7. Eduardo:

    tú crees efectivamente que leer un manuscrito firmado con el nombre de su autor hace válida la apreciación.
    Yo creo que no, pero es mi parecer. Siempre cuando uno lee o sabe de quien es o conoce algo del escriba oa trabvés del rumor llegó algo, es muy dificil que uno sea imparcial.
    Me parece que es más válido evaluar una obra en el anonimato. En el caso de Trama, creo que se debió convocar con seudónimo al concurso, luego escoger el grupo de obras y, por último, conocer la identidad de los escribas seleccionados.
    Cuando una persona evalúa algo de alguien conocido es más facil o más dificil ser imparcial.
    No vaya a pasar lo ue ya ha pasado: que se descarte la obra buena porque fue escrita por una persona “mala” o visceversa.
    Esto viene a ser como el argumento del bellísimo cuento de Lucrecia Maldonado. El cuento es “Cortazarianamente”. Tiene que ver con aquello de enfrentar por un lado el texto literario y por otro el autor. Es muy dificil que uno de los pese pese en igualdad de condiciones.
    En fin, espero que te vaya muy bien con ello.
    abrazos
    Xavier

  8. Eduardo:

    tú crees efectivamente que leer un manuscrito firmado con el nombre de su autor hace válida la apreciación.
    Yo creo que no, pero es mi parecer. Siempre cuando uno lee o sabe de quien es o conoce algo del escriba oa trabvés del rumor llegó algo, es muy dificil que uno sea imparcial.
    Me parece que es más válido evaluar una obra en el anonimato. En el caso de Trama, creo que se debió convocar con seudónimo al concurso, luego escoger el grupo de obras y, por último, conocer la identidad de los escribas seleccionados.
    Cuando una persona evalúa algo de alguien conocido es más facil o más dificil ser imparcial.
    No vaya a pasar lo ue ya ha pasado: que se descarte la obra buena porque fue escrita por una persona “mala” o visceversa.
    Esto viene a ser como el argumento del bellísimo cuento de Lucrecia Maldonado. El cuento es “Cortazarianamente”. Tiene que ver con aquello de enfrentar por un lado el texto literario y por otro el autor. Es muy dificil que uno de los pese pese en igualdad de condiciones.
    En fin, espero que te vaya muy bien con ello.
    abrazos
    Xavier

  9. Qué te diré Xavier… son apreciaciones…

    Yo no creo que ninguna firma determina nada. Creo que la obra es la que determina todo, por eso leo como lo que es: la obra en sí… sea la mía, la de conocidos o desconocidos.

    Yo no estoy para nada de acuerdo con lo que expones por un asunto de experiencia personal. Si de algo me puedo jactar de cuando fui parte de los talleres de Miguel Donoso Pareja (y aquí estoy dando material para empezar la joda) es que aprendí a leer con mayor criticidad varios textos, sin importar quién lo hizo o deshizo, sea que esté al frente mío y tener que decirle: apesta por esto o es grande por esto otro.

    Eso te transforma en un ser con cierta determinación. Eso es lo que determina mi experiencia. Claro, me pongo a pensar en que quizás a otras personas les cuesta. Lo máximo que llego a sentir cuando leo un texto mediocre de alguien a quien quiero es una gran pena, porque se lo tendré que decir… y lo he hecho.

    Y esa situación, que para mí es valiosa y es la enseñanza de mi vida sobre los libros, la mantengo hasta ahora. Texto de autor consagrado o no, si no lo veo como algo de valor… pues a la basura y listo.

    Creo que estoy en lo correcto al decirte que la condición de seudónimo es una constante para concursos y lo de Trama, bajo ningún criterio, es concurso. Si alguien piensa que hay favoritismo, pues no se puede hacer nada. El único favoritismo que existe está en la calidad de la obra según el equipo editorial de Trama, más allá de cualquier título.

    Cada editorial (como empresa) está en el derecho de activar sus mecanismos de selección sin necesariamente tener que explicarlos. Al final de cuentas es una decisión editorial. Se ha extendido una convocatoria y algunos han respondido enviando textos y otros simplemente diciendo: no, gracias, no tenemos obras.

    Esa es la verdad.

    De ahí que se quiera establecer una relación de amistad / publicación eso no habla más que de la mala forma o estructuras de publicación en el país… o incluso de ciertas miradas que no conciben que una colección se debe llevar más allá de esas relaciones. ¿Hay hasta el momento personas que conozco en la selección que ha hechon Trama? Desde luego. Pero por su obra, porque en esas circunstancias su nombre es tan importante como un poco de polvo sobre la mesa.

    ¿Alguien podrá creer eso? No y tampoco me importa mucho. Así como sé que a la editorial tampoco.

    Algo que supimos desde el inicio es que se nos iba a acusar de varias cosas o criticar con esto del proyecto. Pero llegamos a la decisión de seguir el camino y publicar obras de autores inéditos o jóvenes por una sencilla razón: hay que leer lo nuevo.

    Un abrazo para ti también, Xavier

  10. Qué te diré Xavier… son apreciaciones…

    Yo no creo que ninguna firma determina nada. Creo que la obra es la que determina todo, por eso leo como lo que es: la obra en sí… sea la mía, la de conocidos o desconocidos.

    Yo no estoy para nada de acuerdo con lo que expones por un asunto de experiencia personal. Si de algo me puedo jactar de cuando fui parte de los talleres de Miguel Donoso Pareja (y aquí estoy dando material para empezar la joda) es que aprendí a leer con mayor criticidad varios textos, sin importar quién lo hizo o deshizo, sea que esté al frente mío y tener que decirle: apesta por esto o es grande por esto otro.

    Eso te transforma en un ser con cierta determinación. Eso es lo que determina mi experiencia. Claro, me pongo a pensar en que quizás a otras personas les cuesta. Lo máximo que llego a sentir cuando leo un texto mediocre de alguien a quien quiero es una gran pena, porque se lo tendré que decir… y lo he hecho.

    Y esa situación, que para mí es valiosa y es la enseñanza de mi vida sobre los libros, la mantengo hasta ahora. Texto de autor consagrado o no, si no lo veo como algo de valor… pues a la basura y listo.

    Creo que estoy en lo correcto al decirte que la condición de seudónimo es una constante para concursos y lo de Trama, bajo ningún criterio, es concurso. Si alguien piensa que hay favoritismo, pues no se puede hacer nada. El único favoritismo que existe está en la calidad de la obra según el equipo editorial de Trama, más allá de cualquier título.

    Cada editorial (como empresa) está en el derecho de activar sus mecanismos de selección sin necesariamente tener que explicarlos. Al final de cuentas es una decisión editorial. Se ha extendido una convocatoria y algunos han respondido enviando textos y otros simplemente diciendo: no, gracias, no tenemos obras.

    Esa es la verdad.

    De ahí que se quiera establecer una relación de amistad / publicación eso no habla más que de la mala forma o estructuras de publicación en el país… o incluso de ciertas miradas que no conciben que una colección se debe llevar más allá de esas relaciones. ¿Hay hasta el momento personas que conozco en la selección que ha hechon Trama? Desde luego. Pero por su obra, porque en esas circunstancias su nombre es tan importante como un poco de polvo sobre la mesa.

    ¿Alguien podrá creer eso? No y tampoco me importa mucho. Así como sé que a la editorial tampoco.

    Algo que supimos desde el inicio es que se nos iba a acusar de varias cosas o criticar con esto del proyecto. Pero llegamos a la decisión de seguir el camino y publicar obras de autores inéditos o jóvenes por una sencilla razón: hay que leer lo nuevo.

    Un abrazo para ti también, Xavier

  11. Qué bueno, mi querido Eduardo, que tú seas tan imparcial y tan buen crítico. Te felicito.
    Con eso estamos seguros que esa colección será maravillosa.
    Otro abrazo
    Xavier

  12. Qué bueno, mi querido Eduardo, que tú seas tan imparcial y tan buen crítico. Te felicito.
    Con eso estamos seguros que esa colección será maravillosa.
    Otro abrazo
    Xavier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s