Friends will be friends

Sin categoría
foto de Daniel Mordzinski, tomada de revistaenie.clarin.com

Salman tiene precio por su cabeza e Ian le da una mano. Quizás esa sea una de las noticias y revelaciones literarias más refrescantes de la semana. Leo un artículo de Revista Ñ, compartida con The Guardian, en el que McEwan confiesa cómo ocultó a su amigo, el fin de semana que se supo de la condena a muerte por parte del Ayatola Komeini (la cabeza de Rushdie tenía un precio de 3 millones de dólares… una cifra nada despreciable).

El texto es el siguiente: “Nunca olvidaré la mañana siguiente que llegamos, al despertar. Era un momento terrible para él. Estábamos parados uno frente al otro en la cocina haciéndonos café y tostadas, escuchando las noticias de las ocho en la BBC. El tipo que estaba al lado mío de pronto era protagonista de todos los títulos. Hezbollah había dispuesto todo su aparato para liquidarlo”, contó McEwan en una entrevista que la revista New Yorker publicará la semana que viene”.

“Loa versos satánicos”, novela de la que hablaré en algunas semanas, fue la causante de todo este revuelo. Y si bien Rushdie ahora soporta una fatwa light (no lo buscan para matarlo, pero si lo ven por Irán, se convertirá en carne de fundamentalistas), en el transcurso de todo ese tiempo algunos traductores de la obra fueron heridos y uno de ellos asesinado. Había que tener cuidado. Y McEwan se la jugó por el amigo y la protección al derecho de narrar desde cualquier perspectiva… la lucha del narrador, del amigo.

6 comentarios en “Friends will be friends

  1. La nota de Ñ es impresionante… por lo mucho que revela sobre el paupérrimo estándard de periodismo de Ñ.

    Los detalles del texto están tomados de The Guardian. Pero tomados de una manera poco profesional. Se copia y pega sin mayor sentido. Se dice que la publicación en The New Yorker es una “entrevista”, cuando en verdad se trata de un perfil, lo que está claramente indicado en The Guardian.

    En The Guardian al menos hacen el intento de presentar el texto de The New Yorker con un poco de su complejidad. Pero en Ñ no, claro, van por lo que es percibido como de mayor escándalo. La fatwa contra Rushdie.

    Tengo la copia The New Yorker junto a mi – llega a suscriptores una semana antes de la fecha de portada y se vende al público dos días más tarde. Quien lea la nota de Ñ no sospechará que el perfil en The New Yorker tiene quince (15) páginas y que solo en la página 10 del texto (56 de la revista), aparece la solitaria mención del episodio de Rushdie.

    Así, en vez de tomar la ocasión para hablarnos de McEwan y de su extremadamente interesante obra – o de profundizar en Rushdie como autor y no como blanco de una fatwa hard or light – se recurre una vez más al amarillismo.

    Saludos.

  2. los versos satánicos tiene momentos verdaderamente increíbles, de un humor rodeado de cuestiones políticas y religiosas.
    saludos

  3. Hola! En El Comercio de hoy aparece una referencia a tu blog, y dice: (Franciso Rodriguez Clavijo): "En el país lamentablemente no hay estudios sobre el estado de la blogósfera. Sin embargo, la mayoría de las bitácoras no es ofensiva. La propuesta de ‘blogs’ es bastante diversa. Aborda temas de políticos, tecnológicos, culturales y de comunicación. Por ejemplo, el ‘blog’ El Manaba es bastante crítico con el actual Gobierno. También está la bitácora de Ludovico, llamada Aura neurótica, que aborda el tema musical combinado con reflexiones personales. Hay otro sobre opiniones de libros que se llama Libros, autores y riesgos. "

    Este es el link http://www.elcomercio.com/noticiaEC.asp?id_noticia=258401&id_seccion=70

  4. Sara, desde luego que una nota mal construida es una pésima nota.

    Y te agradezco que te hayas tomado la molestia de precisar lo impreciso. Eso creo que es argumentación primordial, no aquella lectura que precisa que toda la prensa está mal porque está mal.

    Sin embargo para mí el dato de todo esto va por el lado de la ayuda y del desprendimiento. Y al menos eso para mí se transforma en un detalle que de cierta manera me reconforta.

    Disculpa si por estos días me he puesto más ‘conciliador’ o ‘reflexivo’ sobre el estado de la humanidad. Supongo que mi circunstancia personal me lo ha permitido. Por eso, este detalle mal construido y certeramente amarillista (como señalas) me devolvió cierta tranquilidad y creo que eso es lo que se puede compartir.

    Una mala nota también puede recuperarse con una lectura.

    Estos procesos suelen ser tan apasionantes e intensos que creo podríamos hablar de ellos por muchio tiempo.

    Un abrazo y gracias por darme el dato para también buscar el perfil.

  5. “Los versos satánicos” es simplemente una novela que me encantó apenas la tuve frente a mí.

    Por cierto, Juan… el ejemplar que yo tengo fue un regalo de Miguel Donoso Pareja, en aquella época en que era mi abuelo… Ya te contaré luego lo que es leer con notas de otro lector.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s