La voz de la razón

imagen tomada de guiamonclova.com.mx

La única razón existente es querer tener la razón. Yo la tengo. Nadie más. Yo veo que lo mío está bien y si el otro cree estar bien, pues yo sé que no lo está y debo hacer todo lo que esté en mis medios para que se dé cuenta. Es una virtud religiosa, ¿no? Hay que corregir al errado y si yo tengo la razón y el otro no, pues es mi obligación decirle que está equivocado. Sea cual sea el método. Estoy cumpliendo una misión extraordinaria al hacerlo.

Para mí, verlo de esa forma es la manera más sencilla de experimentar las relaciones en una colectividad. Siempre debe existir alguien con ese ‘poder’ superior sobre otros. Siempre. El mesianismo no sólo es una potestad de la política. Es potestad del día a día. Y estoy convencido de que si estamos mal es porque todos queremos tener la razón. Si todos los vemos así, pues las razones chocarán.

A veces creo que hacer el ejercicio de pensar en otros o en las perspectivas de otros podría ser una manera interesante de establecer las correcciones. El ejercicio de la razón es mucho más rico cuando trato de entender aquellas que mueven a alguien. No hay soberbia en ese acto de desprendimiento. Hay soberbia en entenderlo como una posiblidad del espíritu.

¿Por qué me pongo a dar lecciones a lo Paulo Coelho? Porque creo que ese método nos permite un proceso creativo interesante. No sólo para generar personajes, sino motivaciones, excusas y movilidad. La movilidad que una historia requiere, que necesita para estar completa. Ser entera y sin desviaciones. Eso, si es llevado al mundo real, significa establecer los parámetros para una mejor convivencia. Porque convivir es el acto de creación principal para el ser humano. Y porque creo esto es porque asumo que la relación entre ficción y realidad es simplemente un botón que se pulsa: Ese botón posibilita la creación de universos.

Anuncios

10 comentarios en “La voz de la razón

  1. Silvi… en el abrazo probablemente está la identificación con el otro…

    Es tan sencillo detestar a los que no piensan como tú…

    Otro abrazo para ti

  2. Silvi… en el abrazo probablemente está la identificación con el otro…

    Es tan sencillo detestar a los que no piensan como tú…

    Otro abrazo para ti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s