Sólo tres meses…

Rafael Correa
imagen tomada de eluniverso.com

José Ignacio Chauvín es denominado “Comandante Nacho”, por su afinidad con Ernesto “Che” Guevara. Chauvín es un personaje interesante, tanto que está a la cabeza de un entramado que se me hace una historia de Dostoievski. El Comandante es un ser convencido de la Revolución (se lo he escuchado decir), fue torturado por la policía en la Presidencia de León Febres Cordero, cuando reclamaba por la desaparición de los hermanos Restrepo. Ha estado exiliado, ha trabajado con la ALDHU (Asociación Latinoamericana de Derechos Humanos), capítulo Ecuador. Funcionó como un dirigente de Alianza País, el movimiento de Gobierno, y por si fuera poco, funcionó como asesor del ex Ministro de Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea.

Lo trascendente de esto es que Chauvín es el ser más importante de un entramado legal en estos momentos, que podría unir al Gobierno de la Revolución Ciudadana con narcotraficantes y movimientos guerrilleros, como las Farc.

Y digo podría, porque él, que estaba prófugo, se entregó ayer. La indagación fiscal continúa hoy y se busca establecer esos nexos. Aunque el comandante se ha cuidado al referirse que nunca se usó en campaña dinero del narcotráfico, sí aceptó reuniones con Raúl Reyes, estableciendo un nexo que estos momentos no es oportuno.

Chauvín, luego de entregarse. Imagen tomada de eluniverso.com

Todo porque el cabecilla de una organización narcotraficante, Jefferson Ostaiza Amay, se convirtió en su amigo y le pidió apoyo para un negocio petrolero; información que salta luego del operativo Huracán, en septiembre pasado, que terminó con el descubrimiento de esta red de tráfico. Y el Comandante es el nexo, sin duda.

Las investigaciones siguen, se mantienen y continuarán. Por lo pronto esto le costó a Gustavo Larrea su candidatura a asambleísta y un golpe de desconfianza en muchos partidarios que comienzan a ver esas relaciones como algo real, quizás cercano. Narcotraficantes que se alían o mantienen amistades con funcionarios de un Gobierno que se da y se jacta de ser honesto y puro… La pureza está, sin duda, en el ojo de quien la vea. Quizás sea el momento de precisar que el hielo es delgado y se puede romper… qué se yo. Habrá que esperar el resultado de las investigaciones.

Sin embargo, el Presidente haciendo gala de una moralidad a prueba de golpes y de cualquier otra cosa, asume todo como un acto pasajero y hasta es capaz de insinuar que si Chauvín, a quien no se le borra eso de haber sido su partidario en la campaña política, se entrevistó las 7 veces que afirma con el fallecido Raúl Reyes (ese tipo de las Farc por quien Colombia armó tremendo bombardeo en territorio ecuatoriano, en Angostura), se lo deberá acusar de traición a la patria. Desde luego, antes de decir que Chauvín sólo había estado ligado como asesor solo tres meses…

Siendo despedido por su padre antes de ser apresado. Imagen tomada de eluniverso.com

Y sí, eso ha de borrar la culpa…

2 comentarios en “Sólo tres meses…

  1. Algo que duele y bastante, es que hasta las aparentemente más puras intenciones terminan convirtiéndose en realpolitik en algún momento, y parece que no existe otra vía para manejarse en el poder, pues ser absolutamente ético puede significar ser absolutamente estúpido. Si en algún punto le tienes que dar la espalda a alguien lo haces, sin importar si era tu amigo, o incluso tu hermano.

    La cuestión de la guerrilla y el narcotráfico es tan controversial por la gran satanización que han hecho los medios de figuras como la de Raúl Reyes, al punto que haber hablado con él tenga que ser traición a la Patria. Definitivamente, como dices, el hielo es sumamente delgado y en algún punto, más temprano que tarde, se va a romper. Habrá que ver si esta vez cuentan con equipo de rescate adecuado.

    Saludos.
    s.

  2. Algo que duele y bastante, es que hasta las aparentemente más puras intenciones terminan convirtiéndose en realpolitik en algún momento, y parece que no existe otra vía para manejarse en el poder, pues ser absolutamente ético puede significar ser absolutamente estúpido. Si en algún punto le tienes que dar la espalda a alguien lo haces, sin importar si era tu amigo, o incluso tu hermano.

    La cuestión de la guerrilla y el narcotráfico es tan controversial por la gran satanización que han hecho los medios de figuras como la de Raúl Reyes, al punto que haber hablado con él tenga que ser traición a la Patria. Definitivamente, como dices, el hielo es sumamente delgado y en algún punto, más temprano que tarde, se va a romper. Habrá que ver si esta vez cuentan con equipo de rescate adecuado.

    Saludos.
    s.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s