Dos

Rafael Correa

imagen tomada de elcomercio.com

El número cambió ayer. Empezó el siguiente. Desde hoy se vive el Tres. Ya son dos años que el Gobierno de la Revolución Ciudadana se mantiene en el poder y escuchando el informe a la nación del Mandatario, quisiera ser otro, creerle, darle algo de razón. Y en algunas se la doy. Pero no puedo hacer mucho con eso. Porque con un informe que usaba gráficos imposibles de leer por la pantalla del televisor, se puede deducir que hubo un grave error o simplemente no se quiso informar. Me quedo con la primera opción, que desencadena la segunda.

Y esa termina siendo la perspectiva de toda palabra presidencial.

Insisto, quiero creerle. Especialmente cuando dice que desde el inicio de su mandato se está buscando la eficiencia burocrática en las instituciones del Estado y eso se ha traducido en la reestructuración de secretarías y ministerios; así como la creación de tantas instituciones nuevas del Estado que ya he perdido la cuenta. Es decir, crecimiento burocrático. Quiero, pero no puedo creerle en esa instancia, cuando el Estado en Ecuador ha demostrado ser un terrible y pésimo administrador y cambiar esa forma de manejarlo no es un asunto de dos años.

Dice que la Constitución es el logro de su Gobierno y le creo. Con eso se anunció, con eso hizo campaña y triunfó, ese cambio del marco político para hacer factible el cambio que el país necesita. Ahora hay nueva Constitución, aprobada por mayoría en el referéndum de septiembre pasado. Pero también hay deudas sociales con lo que la misma Carta Magna ha consignado. No se podrá costear todo porque la crisis necesitará otro tipo de aproximación, quizás sacrificar algunos alcances frente a otros. Lo dijo en el discurso, con otras palabras, pero lo dijo y casi nadie ha dado énfasis en eso.

Los tiempos son duros y no quiero ser menos claro en eso. Quisiera a veces no rebatir nada y darle mi apoyo a Correa porque supongo que se viene algo duro. No es ser ciego, sino darle la mano a una persona que intenta un cambio, probablemente de la peor manera, pero ahora, en medio camino, debe mantenerse en algo. Quise y quiero el cambio, no creo en los métodos del Gobierno, al menos no en todos. Sin embargo, lo que vi y escuché ayer no rozó casi para nada la autocrítica. Los logros económicos, la inversión social, la nueva patria, se han centrado, lastimosamente, en una vertiente de campaña. Todo se ha hecho bajo esa perspectiva, que se escuda en el apoyo y ayuda a los sectores abandonados de antes. Ahora se invierte en lo social, en lo más importante. “La economía debe estar al servicio de la vida y no la vida al servicio de la Economía”, asegura. Le doy la razón en eso. Pero la solidaridad es un concepto interesante, sobre todo viniendo de alguien que no soporta al que no piensa como él. La democracia o el triunfo de la mayoría no supone que todos miren el mundo desde esa perspectiva. La mayoría no es igual a la totalidad y no por estar en desacuerdo eres un enemigo. Un Presidente debe entender eso.

imagen tomada de telegrafo.com.ec


Asumo todo lo que ha pasado como una corriente de campaña, insisto. No todo, desde luego, pero al menos sí en eso que se ha transformado en material de discursiones públicas. Ataque a banqueros corruptos: pues las empresas vinculadas a esos ladrones que han sido incautadas, no han sido vendidas, y no han trascendido estudios de una valoración real para su venta. Mientras tanto se deprecian, algunas están al borde la quiebra y esa acción, meramente política, no ha ido más allá de eso. Recuerdo cuando pasó, todos aplaudimos, no ha pasado casi nada y seguimos aplaudiendo. Inversión pública y social: La más necesaria, desde luego. La perspectiva del Presidente se centra en que la verdadera previsión están en la inversión y me parece interesante eso. Sí, es una interesante posibilidad. Por eso se ha usado el dinero de la venta del petróleo, quizás en demasía, totalmente en demasía, pero se lo ha usado con una perspectiva que se puede o no creer. ¿El problema? Esa inversión es un gasto y en estos momentos de crisis, ese gasto se transforma en un problema terrible. Digamos que la situación es como el Mandatario afirma y todo lo que hay que hacer es soportar una crisis que no ha creado el país, sino el sistema neoliberal que tanto daño ha hecho en el mundo. Sí, pero hay que soportarlo y eso supone sacrificios en gasto público que podrían significar descontento en ciertos sectores, como ya estamos observando (trabajadores, ambientalistas y estudiantes universitarios que hacen y llaman a marchas). Y sí, es como él dice; lastimosamente, la crisis se vio venir y no es muy evidente una preparación del Gobierno ante eso.

Se echó a una Ministra de Economía porque no aceptaba como real un presupuesto basado en una cifra descabellada por barril de petróleo, tomando en cuenta que en ese momento el precio estaba más de los 100 dólares por barril. Se la echó. Él no dijo nada. Hoy, el Presupuesto General del Estado es el más irreal y ficticio de los últimos años. Eso sí es un problema.
El Estado no es el enemigo, el Estado somos todos, dice Correa. Tiene razón. Pero el problema es cultural, pues los empleados del Estado han hecho durante muchos años, y siguen haciendo, de las suyas. Dos años en el poder es tiempo suficiente para medir las estrategias y los pesos. Sí, la ayuda a los desposeídos es evidente, así como el resentimiento social que se ha ido gestando, como si tener dinero fuese en sí un delito; cuando los delitos están bien delimitados por la ley. El Estado no cumple todavía, al menos no del todo. Corrupción campeante, todavía; sectores en emergencia que se permiten manejar recursos sin exámenes de Contraloría, sin control.

“Debemos elevar el nivel de las discusiones”, dice. Río. Alguien debe empezar, ¿no?

Ley minera: Toda la razón le doy. es simple suma y resta, vivimos sobre una mina de oro (sentido figurado) y hay que explotar eso con regulaciones ambientales y legales. Que eso es tierra ancestral, que no debe darse el paso a empresas extranjeras, que hay que respetar la soberanía nacional, bla, bla, bla… Las únicas empresas capaces de hacer una explotación seria y responsable son aquellas transnacionales, con reglas claras y directas. Eso se necesita y le doy la razón a Correa en esto. ¿El error? El propio Presidente se ha encargado con su fortaleza y agresividad verbal de generar y promover la resurrección de una izquierda no pensante, que se define como la salvación y es capaz de definir la salvación, con conceptos. Se ha acabado la larga noche neoliberal, pero entramos a la noche de los muertos vivientes.  
La pelea con los medios: El pan de cada día. Un Gobierno que lucha por cambiar las estructuras necesita enemigos visibles. Los medios han respondido al juego de preguntas y respuestas. “Habrá que construir medios de comunicación alternativos, es lamentable, pero real”, dijo ayer. Y sigo pensando en qué habrá querido decir. ¿Por qué? Porque imagino que hasta este blog puede ser visto como un medio de comunicación alternativo por algunas personas. Sin embargo, ese “habrá que construir” es lo que me pone a sospechar. Creo en los medios del Estado, son necesarios, se requieren como vehículos de cultura. Pero ayer, por primera vez vi el noticiario de EcuadorTV y aguanté cinco minutos. Lo que esperaba iba a ser la mejor perspectiva de ambas fuentes o posturas en una situación polémica nacional, es solo la desenfadada referencia al Gobierno y confundir Estado con Gobierno es muy grave. No vi nada que remotamente se pudiese llamar periodismo en ese noticiario. Así que sin problema podría entrar en la categoría de prensa corrupta, que tanto manifiesta el Presidente.
Más o menos esa es mi versión de lo escuchado, de la realidad que percibo y que intentan concretar en mi  vida. Quiero creerle y le doy mi fuerza y apoyo al Presidente para que sepa sortear de mejor manera este momento duro que ya se viene; no para que siga en el poder, sino para no jodernos tanto.  Pero eso no me puede transformar en ciego, porque no hay peor ciego que el que no quiere ver. Cierro esto con sus palabras: “Hemos puesto fin a la triste y larga noche neoliberal (…) Estamos aplicando una política cuyo centro es el ser humano (…) Somos consecuentes y cumplimos todas las promesas de campaña (…) Es tiempo de consolidar y avanzar en el camino que hemos sembrado (…) pronto vendrán los tiempos de cosecha…”. Ojalá.

imagen tomada de eluniverso.com

Si quieren leer o escuchar partes de su discurso, hagan clic acá (gracias a diario El Telégrafo)

6 comentarios en “Dos

  1. “Se ha acabado la larga noche neoliberal, pero entramos a la noche de los muertos vivientes” Me gusta eso. Correa cree estar al frente de una revolución que no es nada más que el reciclaje de modelos caducos y eso es muy triste. Te beso.

  2. “Se ha acabado la larga noche neoliberal, pero entramos a la noche de los muertos vivientes” Me gusta eso. Correa cree estar al frente de una revolución que no es nada más que el reciclaje de modelos caducos y eso es muy triste. Te beso.

  3. Eduardo, estoy completamente de acuerdo contigo. Debo reconocer que no estoy a favor de Correa. Nunca lo he estado, pero es nuestro Presidente, y como tal se lo debe respetar. Pero respetarlo como persona y por su posición, es una cosa. Otra muy diferente es no refutarlo cuando creemos que está equivocado. En ese sentido, comparto tu crítica que guarda un equilibrio perfecto, al menos para mí así lo es.

  4. Eduardo, estoy completamente de acuerdo contigo. Debo reconocer que no estoy a favor de Correa. Nunca lo he estado, pero es nuestro Presidente, y como tal se lo debe respetar. Pero respetarlo como persona y por su posición, es una cosa. Otra muy diferente es no refutarlo cuando creemos que está equivocado. En ese sentido, comparto tu crítica que guarda un equilibrio perfecto, al menos para mí así lo es.

  5. “Dos años en el poder es tiempo suficiente para medir las estrategias y los pesos”. Y si no lo es lo será dentro de poco. La gente mide a un gobierno por el costo de la vida, el desempleo, la calidad de la vida en general. ¿Cuánto tiempo se necesita para cambiar lo malo por lo bueno? El lamentable Bush dice que la crisis actual es producto de la administración anterior (Clinton). O sea, ocho años para él no fueron suficientes para evitarla ni advertirla. Por lo que he leído, Venezuela no está precisamente mejor que antes de Chávez, al menos en áreas claves de la vida (empleo, costo de la vida, corrupción, etc). ¿Cuántos años más se necesitan? En Cuba, cincuenta años no han servido para mejorar muchas cosas, ni setenta años (o cuarenta, según) para que los países ex-socialistas enmendaran los errores del Capitalismo. En cada caso hay un culpable: el pasado (cercano o remoto), ah, y el enemigo de siempre, llámese como se llame. Estoy de acuerdo con Correa en mucho, pero hay demasiados cabos sueltos para celebrar con él estos dos años.

  6. “Dos años en el poder es tiempo suficiente para medir las estrategias y los pesos”. Y si no lo es lo será dentro de poco. La gente mide a un gobierno por el costo de la vida, el desempleo, la calidad de la vida en general. ¿Cuánto tiempo se necesita para cambiar lo malo por lo bueno? El lamentable Bush dice que la crisis actual es producto de la administración anterior (Clinton). O sea, ocho años para él no fueron suficientes para evitarla ni advertirla. Por lo que he leído, Venezuela no está precisamente mejor que antes de Chávez, al menos en áreas claves de la vida (empleo, costo de la vida, corrupción, etc). ¿Cuántos años más se necesitan? En Cuba, cincuenta años no han servido para mejorar muchas cosas, ni setenta años (o cuarenta, según) para que los países ex-socialistas enmendaran los errores del Capitalismo. En cada caso hay un culpable: el pasado (cercano o remoto), ah, y el enemigo de siempre, llámese como se llame. Estoy de acuerdo con Correa en mucho, pero hay demasiados cabos sueltos para celebrar con él estos dos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s