Why have you forsaken me?

imagen tomada de elcomercio.com

Figueras escribe una de las frases más embebidas de realidad en el post que publicara ayer en su blog: “Tiemblo al pensar qué ocurriría si un día los musulmanes se organizan y deciden imitar la ferocidad de sus vecinos…”. Desde luego, afirma algo antes que tiene que ver con el peso de la historia, de lo que nos ha enseñado vovor tanto tiempo destartalando el planeta: “Por más que estén muy mal organizados y sean pobres, los musulmanes que viven en lo que solemos llamar Medio Oriente -sin necesidad de contar a aquellos de la diáspora- son muchísimos más que los habitantes de Israel; y el maltrato sistemático de las mayorías explotadas a manos de minorías ricas u tecnocráticas nunca ha terminado bien en los libros de Historia”.

Lo que menos intenta una frase como esta es tomar partido, más bien es una reflexión sobre este asesinato masivo y premeditado, con una excusa a nivel político, que tienen su fuerte en el terrorismo. Un grupo destructor y terrible, diminuto y fácilmente apastable es la excusa para acabar con un colectivo de personas que nada tienen que ver con el conflicto, únicamente vivir en el lugar ‘equivocado’. La pelea por un sitio, por sus recursos y su perspectiva de bienestar. A nivel político siempre hay una excusa. Probablemente de esa manera Hitler convenció a muchos que la creación de ghettos (y luego el ‘oculto’ exterminio) para los judíos era lo más adecuado para evitar que siguieran acabando con la economía de una Alemania destrozada (según tantos libros de historia que hay por ahí, probablemente auspiciados por seguidores del nacional socialismo, o no). Hay siempre una razón. Hoy, ese pueblo que se ganó la compasión del mundo hace más de 60 años utiliza una justificación política (acabar con el terrorismo de Hamas) para lanzar cohetes sobre escuelas y matar niños, porque se supone que Hamas usa esos espacios como base de operaciones.

imagen tomada de elcomercio.com

El ejército israelta, con una incursión militar terrestres, podría tranquilamente entrar a la Franja de Gaza y atrapar o liquidar a la gente de Hamas. Quizás sea muy ligera esta apreciación, pero se basa en un sentido común de humanidad y de evitar derramamiento de sangre innecesari, porque esa sangre luego aparece a gritar su destino y cuando suceda no habrá manera de detener su embate. Israel, con su acción no está acabando con un problema, está haciéndolo más grande… imposible de arreglar, inabarcable y destructivo.

¿Comunidad internacional? No sirve para nada. ¿Rechazo multitudinario? Quizás. Marchas a las embajadas y consulados de Israel podrían tener algo de efecto moral o al menos de evidencia a un país de que sus actitudes de defensa no son tales. No lo sé muy bien.

imagen tomada de elcomercio.com

Tengo amigos judíos que defienden esto. Tienen esa conciencia de cuerpo, de estar con los suyos, y no los puedo criticar por eso… sin embargo, me da mucha pena. Pena de que un concepto esté por encima de las vidas, que una guerra “preventiva/ataque” tenga mayor valor que el dolor de un padre por su hijo muerto por un bombardeo o una bala.

Hay días en los que me levanto y pienso, muy a mi dolor, que la ‘excusa’ del Holocausto se va acabar en cualquier momento. La víctima se vuelve victimaria y puede ser lo que sea, pero matar es un crimen, un agasajo del ser humano su vileza, un beso en el ojo del culo del demonio…

imagen tomada de elcomercio.com

Por eso me quedé pensando en la frase de Figueras, porque hay temor, hay desesperanza en cierta medida, porque esa es mi lectura, porque quiero que esto se acabe… porque ansío que venga la mano de Dios y nos lleva a todos, pueblo escogido e infieles, y todo esto se acabe. Ya nadie resiste la política de la muerte al otro, porque eso hay que hacer… Nadie.

imagen tomada de elcomercio.com
Anuncios

8 comentarios en “Why have you forsaken me?

  1. ya lo dijo Nostradamus… que más puedo decir al respecto, el mundo ya se acaba….?
    Mientras por alla se depedazan solo quedaremos nosotros para gobernar al mundo, es un camino sin retorno, y a mi manera de ver solo le quedan dos rutas al moreno “king of the world” o tranza, o marcha….

    Saludos

  2. ya lo dijo Nostradamus… que más puedo decir al respecto, el mundo ya se acaba….?
    Mientras por alla se depedazan solo quedaremos nosotros para gobernar al mundo, es un camino sin retorno, y a mi manera de ver solo le quedan dos rutas al moreno “king of the world” o tranza, o marcha….

    Saludos

  3. Q dios ni que nada. El día que se acaben todas las malditas religiones creo que habrá más paz en el mundo, por lo menos.

  4. Q dios ni que nada. El día que se acaben todas las malditas religiones creo que habrá más paz en el mundo, por lo menos.

  5. Qué buen artículo, recién tengo la oportunidad de leerlo; muy centrado y es una pena que por causas religiosas haya tanta matanza. He leído, lamentablemente, “opiniones” que justifican lo hecho por Israel, desde una perspectiva absurda, racista e insultante. Y lo hacen desde un cinismo absoluto. No apoyo ninguna matanza en ninguna parte del mundo, sea religiosa o de la ideología que sea; el ser humano no merece morir por tan poco, por una realidad que ni siquiera conoce, cmo bien lo dice uno de mis escritores favoritos, Dick.
    Ahora esperar a la mano de dios, eso no me lo creo,nuestras manos serán las que…
    saludos.

  6. Qué buen artículo, recién tengo la oportunidad de leerlo; muy centrado y es una pena que por causas religiosas haya tanta matanza. He leído, lamentablemente, “opiniones” que justifican lo hecho por Israel, desde una perspectiva absurda, racista e insultante. Y lo hacen desde un cinismo absoluto. No apoyo ninguna matanza en ninguna parte del mundo, sea religiosa o de la ideología que sea; el ser humano no merece morir por tan poco, por una realidad que ni siquiera conoce, cmo bien lo dice uno de mis escritores favoritos, Dick.
    Ahora esperar a la mano de dios, eso no me lo creo,nuestras manos serán las que…
    saludos.

  7. Eduardo, te felicito por un artículo que conmueve y se revela tan sincero. De verdad no dejo de pensar en lo que ocurre tan lejos y a la vez tan cerca de aquí. Rechazo la indiferencia generalizada y de verdad espero que no tengamos que entender a la fuerza que no se puede tolerar una situación como esta.

  8. Eduardo, te felicito por un artículo que conmueve y se revela tan sincero. De verdad no dejo de pensar en lo que ocurre tan lejos y a la vez tan cerca de aquí. Rechazo la indiferencia generalizada y de verdad espero que no tengamos que entender a la fuerza que no se puede tolerar una situación como esta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s