Año nuevo, la misma violencia de siempre

imagen tomada de elcomercio.com
El pueblo escogido por Dios contra los infieles. Territorio santo en disputa, ¿el agua como recompensa? Ya uno piensa que todo esto no es más que la reptición de la historia hasta que las hélices de esa espiral se cruzan y causan la paradoja. Esa paradoja del cambio que nunca se dará. Por los siglos de los siglos será lo mismo.

El pueblo que sufrió el holocausto genrando otro. Las víctimas de la locura más grande del siglo XX crean otra el siglo XXI. Dando y dando, la ley del talión. Una semana de bombardeos, 420 muertos. Israel ataca a un movimiento que ha jurado acabar con su Estado con la fuerza de tres cucarachas. Y con ese poder lo ha mantenido, atentados suicidas, ataques en los que han muerto civiles, en números inferiores a 30, por dar un ejemplo. Y eso no deja de ser un absurdo del ser humano, desde luego.

Entonces Israel está llamado a defenderse y ataca a las tres cucarachas con la fuerza de un tanque de guerra y con solo una incursioón, mata a 300. Justicia del siglo XXI. Justicia divina. El karma de Dios debe ser tremendo. A veces uno no sabe qué pensar con propiedad, de la manera más concreta posible. Más allá de cualquier precisión geográfica. Esta vez es Goliat sacándole la madre a David, y bueno si algo puedo encontrar en esta paradoja divina es justamente eso: el desconocimiento de lo que vino.

Por eso nadie sabe lo que vendrá….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s