Animosidades literarias

Leonardo Valencia
imagen tomada de grupobusetadepapel.blogspot.com

Como anécdota debe dar risa, en definitiva. Cada vez que en el blog de Buseta de Papel (que últimamente ha colocado excelentes posts) colocan el nombre Leonardo Valencia, algo salta, se circuita y debe estallar la pólvora de una idea que se supone trata de invalidad lo ‘nacional’. No me queda más que reír… hacer el movimiento de los dedos que Uma Thurman realiza en Pulp Fiction para definir a los square… Sí, el cuadrado como síndrome, síntoma, acción y reacción en los discursos actuales, que de cierta manera rozan lo político, pero en este caso es estructamente literario, aunque con ciertas dosis de convento.

El post que han colocado el lunes pasado es el texto de presentación en Argentina de la última novela de Valencia, ‘Kazbek’, escrito por César Vásconez, poeta y crítico local residente en Buenos Aires. Me parece un buen texto introductorio que cumple con la función de darle al oyente/lector el deseo de leer la novela. Yo en este caso lo tengo, esperaré a que llegue por acá. Transcribo algunos pasajes de ese texto:

“Ahora que el Internet ha cambiado nuestra manera de leer, volviendo dispersa nuestra percepción, ojeamos todo superficialmente, saltando de un portal a otro con un hastío creciente frente a la sobreabundancia de información prescindible; no está nada mal que venga una novela para cuestionar la forma en que leemos. Nabokov tenía razón cuando afirmaba que el mejor personaje que un escritor puede inventar es a su lector.

En Kazbek (Editorial el Funambulista, Barcelona, 2008), la última novela de Leonardo Valencia, la metamorfosis que se opera en la lectura – entendida como visión y contemplación – no es concesiva: “(…) no se le debe exigir nada al artista, salvo que sea consecuente consigo mismo. Por eso hay que recibir la obra de un artista como un regalo destinado a sabotear el hambre del lector. Cuando éste quiere algo en concreto y el artista piensa en lo que el lector espera, y crea para satisfacerlo, el arte ha muerto, sostiene el señor Peer. Sería como regalarle un espejo, añade, verá su propio rostro al precio de cubrirle el horizonte.”

Desde la publicación de su primer libro de cuentos, La Luna Nómada en 1995, Leonardo Valencia ha venido construyendo una de las obras más exigentes de la literatura latinoamericana actual. Desafiando las ideas preconcebidas que se tiene de un autor según su origen geográfico, ha asumido el riesgo de una escritura nómada, donde el viaje es una exploración poética del mundo. En términos locales, su obra ha venido a significar una ruptura, ya que fue uno de los pocos que leyó críticamente el canon oficial ecuatoriano, bastante apolillado y lleno de efigies sobrevaloradas; además, tuvo la generosidad de confrontar a la literatura ecuatoriana con otras tradiciones literarias; apropiándose de ellas, pues en realidad son nuestras.

Siempre reclamó para sí una absoluta libertad de imaginación, pues la ficción no necesita de un programa político, sino de un mapa ético y estético, así lo demuestran El Desterrado (2000), su primera novela y El Libro Flotante de Caytran Dölphin (2006). (…)

Kazbek es un intento lúdico de dialogar con la poesía desde la novela, no como si fueran dos géneros separados o enemigos; pues lo narrativo no excluye lo poético, se funda en ello: “En tu lugar de origen corrías el riesgo más grande: el espacio cerrado. Sospechabas que las raíces están sedientas de entierro”, escribe Kazbek. Este acercamiento a su fuente primigenia la lleva a reconocerse como un afluente poderoso que ha brotado de ella, por que la novela es también una forma poética”.

Mark Axelrod, Leonardo Valencia, Leopoldo Brizuela, Claire Keegan y Carlos Gamerro, en el FILBA de este año, imagen tomada de leonardovalencia.com

El texto completo lo pueden leer en el blog de Buseta.

Y justamente en el blog se pueden enc0ntrar con los comentarios más recalcitrantes y absurdos posibles. Inmediatamente uno consigue pensar en esa animosidad presente en el país hacia la obra de Leonardo por una de las razones que César señala y que transcribí arriba. Desde acusarlo de utilizar elementos que usa Bolaño (¿?) (y quien lo dice exige que alguien le demuestre lo contario… por Dios), por usar nombres que no suenan a ‘nacionales’, o que si uno acepta esa literatura es porque eres parte de un grupo de ‘clarividentes’… no sé… tonterías eternas.

César Vásconez, imagen tomada de facebook.com

Lo más gracioso de esto (y sí que es gracioso) es que se lanza un debate de una novela que no llega al Ecuador, que no ha sido leída y ya se la destruye… Cuando, en el peor de los casos (no se trata tampoco de defender lo que no se ha leído) la duda es quizás el camino a seguir. Pero supongo que para muchos no exixte esa posibilidad, ni remotamente, y en esas pretensiones lo único posible es reír (por no llorar) y reconocer que esas animosidades son el pan de cada día, especialmente hoy, que se busca algo que suene a Ecuador… cuando todo, aboslutemante todo lo que este país suena a Ecuador (aunque no lleve apellidos más castizos).

10 comentarios en “Animosidades literarias

  1. La otra vez me comentaron que al lanzamiento de Leonardo Valencia ciertos intelecuales se negaron a asistir por pura envidia, resentiemiento gratuito y no se que mas
    . Eso si, se que no hubo mucha concurrencia.

    No se si se a verdad lo primero, tampoco me importa, te lo cuento no mas.

    Si hay envidia en las capillas literarias, claro. Yo pienso que si no te gusta Valencia o cualquiera es mejor que hagas un comentario fundamentado de porqu eno te gusta, asi quien sabe, hasta lo puedes pulverizar mejor (Si ese es el objetivo ¿No?).

    A mi no me gustan sus articulos en el periodico sin embargo prefiero comentar sobre cuestiones que me interesan mas (A mi).

    Abrazos.

  2. La otra vez me comentaron que al lanzamiento de Leonardo Valencia ciertos intelecuales se negaron a asistir por pura envidia, resentiemiento gratuito y no se que mas
    . Eso si, se que no hubo mucha concurrencia.

    No se si se a verdad lo primero, tampoco me importa, te lo cuento no mas.

    Si hay envidia en las capillas literarias, claro. Yo pienso que si no te gusta Valencia o cualquiera es mejor que hagas un comentario fundamentado de porqu eno te gusta, asi quien sabe, hasta lo puedes pulverizar mejor (Si ese es el objetivo ¿No?).

    A mi no me gustan sus articulos en el periodico sin embargo prefiero comentar sobre cuestiones que me interesan mas (A mi).

    Abrazos.

  3. Mira, nenito, antes de comentar sería bueno de que por lo menos te enteraras bien de lo que sucede.

    He leído la tal novelita y, de paso para tu ilustración, ilustre blogui, he puesto algunos links en la buseta para que la gente tenga posibilidad de leer si quiera algunos trechos.

    Y hasta cuando, Padre Almeida, el responder a toda crítica esgrimiendo la tan usada muletilla de que el que critica es envidioso. O que no piensa. O que tiene algún problema mental.

    Por eso la crítica en nuestro medio no prospera, porque todos esperan hallar un coro de aúlicos que les lance loas a millares surgir. Para seguir con la mediocridad.

    Saludos.

    Klaby

  4. Mira, nenito, antes de comentar sería bueno de que por lo menos te enteraras bien de lo que sucede.

    He leído la tal novelita y, de paso para tu ilustración, ilustre blogui, he puesto algunos links en la buseta para que la gente tenga posibilidad de leer si quiera algunos trechos.

    Y hasta cuando, Padre Almeida, el responder a toda crítica esgrimiendo la tan usada muletilla de que el que critica es envidioso. O que no piensa. O que tiene algún problema mental.

    Por eso la crítica en nuestro medio no prospera, porque todos esperan hallar un coro de aúlicos que les lance loas a millares surgir. Para seguir con la mediocridad.

    Saludos.

    Klaby

  5. jajajaj Klaby… perfecto, gracias por hacerme entender que has leído la novelita y que eso es lo que cuenta en definitiva para una reseña o crítica de una obra.

    Por eso no creo que te pueda responder lo que aseguras tiene la obra. Y por eso, ni siquiera podría llegar a decir que es una gran obra, sino que tiene y debe tener, como cualquier otra, el beneficio de la duda.

    Entonces cuando yo la lea te podré responder a la propiedad si es o no bolañesca (incluso tomando en cuenta las veces que a Bolaño lo culpaban de ser un ‘clon’ de Perec)… y así sustantivamente.

    Y no sé si se trata, al menos en este blog, de mantener la muletilla a la que haces referencia. La única que yo mantengo y he propuesto muchas veces por acá es que lo animoso no es requisito para la crítica.

    Y lo lamento, en tus palabras encuentro una animosidad que no se puede escapar a una reflexión (aquella que intento por acá)…

    Además, lo que sí te puedo decir es que la crítica en nuestro medio no prospera solamente por lo que dices, sino porque hay personas que escudan sus criterios o afirmaciones en anónimos o en sobrenombres (o nicks)…

    Ya sé que para muchos lo importante está en lo que se dice, pero sostengo en que un criterio firme y responsable debe venir acompañado de la firma de quien lo dice… por más equivocado que se esté.

    Así que te agradezco el paso por acá y tu comentario. Lamento no haber entendido que la novelita pasó por tus manos… (no llega todavía al Ecuador), pero en los comentarios que dejaste, debo decirlo, no hubo nada que se contraponga a lo que César escribió… por más ‘puse el epígrafe en francés’ que lo veas…

    Entonces me quedé con lo animoso…

    Un saludo

    Y gracias por lo de nenito

    PS: ¡Hasta la vuelta, Señor!

  6. jajajaj Klaby… perfecto, gracias por hacerme entender que has leído la novelita y que eso es lo que cuenta en definitiva para una reseña o crítica de una obra.

    Por eso no creo que te pueda responder lo que aseguras tiene la obra. Y por eso, ni siquiera podría llegar a decir que es una gran obra, sino que tiene y debe tener, como cualquier otra, el beneficio de la duda.

    Entonces cuando yo la lea te podré responder a la propiedad si es o no bolañesca (incluso tomando en cuenta las veces que a Bolaño lo culpaban de ser un ‘clon’ de Perec)… y así sustantivamente.

    Y no sé si se trata, al menos en este blog, de mantener la muletilla a la que haces referencia. La única que yo mantengo y he propuesto muchas veces por acá es que lo animoso no es requisito para la crítica.

    Y lo lamento, en tus palabras encuentro una animosidad que no se puede escapar a una reflexión (aquella que intento por acá)…

    Además, lo que sí te puedo decir es que la crítica en nuestro medio no prospera solamente por lo que dices, sino porque hay personas que escudan sus criterios o afirmaciones en anónimos o en sobrenombres (o nicks)…

    Ya sé que para muchos lo importante está en lo que se dice, pero sostengo en que un criterio firme y responsable debe venir acompañado de la firma de quien lo dice… por más equivocado que se esté.

    Así que te agradezco el paso por acá y tu comentario. Lamento no haber entendido que la novelita pasó por tus manos… (no llega todavía al Ecuador), pero en los comentarios que dejaste, debo decirlo, no hubo nada que se contraponga a lo que César escribió… por más ‘puse el epígrafe en francés’ que lo veas…

    Entonces me quedé con lo animoso…

    Un saludo

    Y gracias por lo de nenito

    PS: ¡Hasta la vuelta, Señor!

  7. lo que yo no entiendo es cómo, se atreven a criticar algo… si ellos mismos son incapaces de producir nada…

    sinceramente, el lector “de a pie” sería el único facultado a realizar la crítica de un libro, despúés de todo se escribe para todos, no para los especializados

  8. lo que yo no entiendo es cómo, se atreven a criticar algo… si ellos mismos son incapaces de producir nada…

    sinceramente, el lector “de a pie” sería el único facultado a realizar la crítica de un libro, despúés de todo se escribe para todos, no para los especializados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s