La misma cebolla una y otra vez

Sin categoría

imagen tomada de elcomercio.com

Decidí cometer el acto de la espera antes de ponerme a pensar en algo sobre lo que le toca y lo que genera el Gobierno. Una espera, valga la aclaración, signada por la oficialización de la Nueva Constitución y la entrada en funciones de la Comisión Legislativa y de Fiscalización (una versión light de la Asamblea Constituyente) que deberá poner a andar varios organismos, como el Electoral (importante porque el próximo año iremos a elecciones de todo).
Y esperé porque la crisis mundial supone un embate que nos va a llegar más rápido que tarde y sé que eso no es algo de lo que el Gobierno podrá salvarse, o peor aún, echar la culpa a los enemigos de siempre. También me mantuve en esa actitud de Penélope porque el peso del petróleo sigue bajando y las remesas de los migrantes (nuestros sacrificados)  disminuyen o van a disminuir. He callado porque la Nueva Constitución exige desembolsos mayores al Estado, por conceptos de Salud, Educación y Seguridad Social. Conservo la calma porque algo deberá hacer el Gobierno para evitar la hecatombe (suelo ser pesimista)… y ante eso es mejor desearle suerte y permanecer atento.
Atento, de eso se trata. No de mantenerse ajeno o sinuoso. Ya sabemos que el discurso político actual se basa en la dicotomía. Punto. Y con eso en mente tampoco se trata de dar por terminada la discusión. Combato y reclamo el hecho que el Presidente siga con el panorama de “ellos (los pelucones, la ‘partidocracia’ y los aue han destruido al país) y nosotros (los buenos, los que vamos a desterrar todo lo negativo)”. Supongo que no tenemos 3 años de edad.
En base a esa atención no queda más que abrir los ojos y no suponer que todo va a estar bien por estar bien o por los deseos excepcionales de los mandatarios. “De buenas intenciones está pavimentado el infierno”, he escuchado muchas veces por ahí. El Consejo Nacional Electoral ya fue conformado. Sus cinco miembros tienen alguna relación con el Gobierno (o partidos afines) y eso de seguro que no es repetir patrones del pasado porque ellos sí que son buenos (are you fucking kidding me? ¿Qué es esto? ¿Política escolar?). Y ni hablar del Tribunal de lo Contencioso Electoral (algo así como los jueces de esa función) con una misma perspectiva, que incluye a Alejandra Cantos, ex gerente de la Agencia de Garantía de Depósitos (uno de esos organismos creados para asegurar los depósitos de los clientes de los bancos que robaron el dinero – casi lo que pasa en otros países, ahora) que tuvo que resistir juicios y ser prófuga (o exiliada política) por una costumbre clásica de perseguir a todos y que luego fuese amnistiada por la Asamblea, de mayoría oficialista. Relación existe, hay, es evidente.
El resto de nombres y sus contactos se los pueden revisar en los artículos de varios medios
imagen tomada del blogdelsalmon.com
Lo notable de esto es que sigue siendo lo mismo, la exacta reproducción de costumbres pasadas, de actitudes de “derecha”, que se repiten pero desde la otra esquina ideológica para, realmente, conseguir el cambio. Y la construcción de país nuevo, de ese régimen que nos dé paz está suponiendo la acreditación de un mal, de un enemigo (con rostro, nombre y apellido), de suponer que si aumenta la delincuencia, por ejemplo, es sólo una percepción errada (tal como alguna vez lo dijo el Ministro de Gobierno, a quien mandaron a callar a una semana del referéndum para que no comente de más), o producto de las mafias que se han feriado el país que quieren destrozar el plan de cambio…
Así le das vuelta una vez más a la página… algo no te cuadra y muchos aplauden, soportan y permiten las imprecisiones más nefastas. Siempre le he temido al juego de la moneda, reducir todo a cara o sello es confinar al ser humano a lo dual, y eso es tan poco… absurdo y trágico. 

8 comentarios en “La misma cebolla una y otra vez

  1. Coincido contigo…

    Lo triste es que la gente está (con toda y justa razón) decepcionada de quienes gobernaron antes, y de eso se aprovechan quienes están hoy en el poder para plantearnos la falsa dicotomía: ellos o nosotros, la revolución ciudadana o los mismos de siempre, todo o nada. Según este mundo que dibuja el SS-21 no hay opciones. Si los medios mencionan la inseguridad es porque son agentes de la oligarquía, si la Human Rights Watch critica algo es porque la dirige Vargas Llosa y ataca a todos los gobiernos “de izquierda”, si las cifras no cuadran es porque su hijo podía hacerlas mejor.

    Y lo peor de esto es que la polarización se lleva todo del “medio” para fortalecer solamente a los extremos, de tal manera que mucha gente que se percata de estas cosas (deberían ser más, pero… entre la decepción de lo anterior, la eterna campaña, la esperanza mesiánica y el uso de los símbolos revolucionarios hay muchos que no quieren ver) cae en el error de criticar todo y cada cosa. Correa se aprovecha de eso para decir que “no hay cómo creerles nada” y a la larga eso se va a conjugar.

    Este “proceso revolucionario sin vuelta atrás” tiene para mí mucho de oportunidad perdida debido a la deshonestidad con la que han manejado y captado el poder, y esto debido a sus tan nobles intenciones y a la sinvergüencería de los que vinieron antes que para ellos justificaba lo que sea.

    Seguramente el siguiente caudillo intentará utilizar eso para justificar *sus* mañas.

  2. Coincido contigo…

    Lo triste es que la gente está (con toda y justa razón) decepcionada de quienes gobernaron antes, y de eso se aprovechan quienes están hoy en el poder para plantearnos la falsa dicotomía: ellos o nosotros, la revolución ciudadana o los mismos de siempre, todo o nada. Según este mundo que dibuja el SS-21 no hay opciones. Si los medios mencionan la inseguridad es porque son agentes de la oligarquía, si la Human Rights Watch critica algo es porque la dirige Vargas Llosa y ataca a todos los gobiernos “de izquierda”, si las cifras no cuadran es porque su hijo podía hacerlas mejor.

    Y lo peor de esto es que la polarización se lleva todo del “medio” para fortalecer solamente a los extremos, de tal manera que mucha gente que se percata de estas cosas (deberían ser más, pero… entre la decepción de lo anterior, la eterna campaña, la esperanza mesiánica y el uso de los símbolos revolucionarios hay muchos que no quieren ver) cae en el error de criticar todo y cada cosa. Correa se aprovecha de eso para decir que “no hay cómo creerles nada” y a la larga eso se va a conjugar.

    Este “proceso revolucionario sin vuelta atrás” tiene para mí mucho de oportunidad perdida debido a la deshonestidad con la que han manejado y captado el poder, y esto debido a sus tan nobles intenciones y a la sinvergüencería de los que vinieron antes que para ellos justificaba lo que sea.

    Seguramente el siguiente caudillo intentará utilizar eso para justificar *sus* mañas.

  3. José…. ¿Cuando dices SS-21, estás diciendo Socialismo del Siglo 21 o te refieres a la Waffen SS del siglo 21?… jajaja

    Saludos

  4. José…. ¿Cuando dices SS-21, estás diciendo Socialismo del Siglo 21 o te refieres a la Waffen SS del siglo 21?… jajaja

    Saludos

  5. Lo más… difícil de los procesos políticos, es el vértigo que uno encuentra. Es la carrera, la toma de decisiones apuradas, la dificultad para planificar porque los escenarios cambian con las horas. Así como encuentro políticos buenos y malos, me pasa lo mismo con la prensa o los diferentes actores.

    Qué difícil es… aislarnos de nuestra naturaleza humana e intentar ser “nobles, buenos y correctos”, es algo tan subjetivo, porque el ser humano tiende a ser imperfecto.

    Pero bueno. Es también un poco fácil hablar desde al frente. Tendríamos que estar ahí.

    Por ahora, me sumo a tu criterio de estar “atentos”.

    Un abrazo.

  6. Lo más… difícil de los procesos políticos, es el vértigo que uno encuentra. Es la carrera, la toma de decisiones apuradas, la dificultad para planificar porque los escenarios cambian con las horas. Así como encuentro políticos buenos y malos, me pasa lo mismo con la prensa o los diferentes actores.

    Qué difícil es… aislarnos de nuestra naturaleza humana e intentar ser “nobles, buenos y correctos”, es algo tan subjetivo, porque el ser humano tiende a ser imperfecto.

    Pero bueno. Es también un poco fácil hablar desde al frente. Tendríamos que estar ahí.

    Por ahora, me sumo a tu criterio de estar “atentos”.

    Un abrazo.

  7. SS-21… me refería a lo que pasa en estos gobiernos tan nacionalistas y socialistas, tan llenos de ideología y de buenas intenciones y de odio a los que “cagaron el país” que el fin les justifica los medios.

    No es muy sutil pero está ahí.

  8. SS-21… me refería a lo que pasa en estos gobiernos tan nacionalistas y socialistas, tan llenos de ideología y de buenas intenciones y de odio a los que “cagaron el país” que el fin les justifica los medios.

    No es muy sutil pero está ahí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s