Hay que ser extremadamente cool

Uncategorized
Cosas que trascienden la medida de los hechos. Probablemente sea una versión errada de los hechos, o la necesidad de convertir en trascendente aquello que no cuela por ningún lado lo remotamente bueno. No lo sé, puedo estar equivocándome, como siempre, en estas cosas. El punto está cuando llegas al enfrentamiento de una obra en particular y descubres que ese proceso de maravillización o de fascinación en otros se vuelve algo inexplicable. Bueno, quizás sea porque tú estás a un nivel sensible que no remite para nada al nivel en el que otro ser se encuentra. Pero, ¿qué puedes pensar cuando hay muchas personas que se mueven en un camino que no tiene nada que ver con el tuyo? ¿La extrañeza no es suficiente? Para nada.
imagen tomada de revista ñ

Recordé el sábado lo que conversé hace días con Patricio Burbano sobre los requerimientos de estar en la ‘onda’, sobre todo cuando estudiaba cine en Argentina y debías, casi por obligación, decir y mantener que el cine de Lucrecia Martel es una joya. ¿Y si no? Pues la excomunión generalizada. Lo que siempre sucede (¿no pasa lo mismo hoy en día en lo político de la región’?) la necesidad de renegar del que no funciona como uno. Y ojo que lo que escribo acá está en otro nivel, en comprender el por qué de esas diferencias y marcar las distancias, identificarte y darte algún tipo de cuerpo.

Lo cierto es que es así. Si no te gusta Lucrecia Martel, estás jodido. Y me toca. Disfruté “La ciénaga” y detesté “La niña santa”, un bodrio absoluto. “La mujer sin cabeza” no he visto, pero tampoco tengo el deseo de hacerlo. Pero ella es ella y uno es uno. Ella va a estar sentada junto a Win Wenders y yo no. Entonces hay esa diferencia marcada, pero que no le da mayor validez a uno que a otro. No sé, si no quieres estar en un lugar, no debes estar.

Ayer estaba en el súper comprando la revista Gatopardo cuando en la caja la abrí y empecé a revisarla hasta que se fuese mi turno. Una chica estaba atrás mío y se puso a revisar también el contenido, pidiéndome disculpas por el acto, claro está. Llego a la sección de música y hay una foto de Postishead. “¡Wow! Portishead. Aquí nadie escucha eso!”, dijo. Entró mi deseo de corrección. “Pero si aquí hay mucha gente que los escucha”, dije. Me miró extrañada y me confesó que siempre pensó que era la única.

imagen tomada de telegraph.com uk

Vivir mi burbuja y justificarla.

El problema surge cuando te das cuenta que las sensibilidades están por otro lado, y que quizás hoy sea el momento para desvirtuar cualquier otro proceso más allá de la experiencia en sí. Me explico, el sábado fue el concierto de Los Tres en Quito, y hubo un par de intervenciones anteriores que me dejaron un mal sabor, por no decir menos. Arcabuz y Guardarraya tocaron, grupos del país, locales (Arcabuz se anuncia como un grupo de Galápagos), ambos con instrumentos desafinados y con peleas para llegar a los tonos en las voces de sus respectivos temas. ¿Eso le molestó a alguien? De seguro que no, o quizás a pocos. La mayoría estaba envuelto en aplaudir, en dejarse llevar por algo que no es musical, sino cultural. En ese lugar justamente conversaba con alguien sobre el nivel de la música del país enfrentado al espectro cultural que se maneja. A falta de disqueras, existe un movimiento independiente que emociona. Sin embargo, dentro de esa ‘independencia’ se dan categorías: si te ponen mucho dinero o pones a la gente a bailar (y sales en televisión), la cagaste… eres malo. Si lo haces con lo justo y lo haces como quieres… es lo que vale. Bueno, los conceptos hacen sufrir los resultados finales.

imagen tomada de educima.com

Dentro de esa idea me meto a navegar en My space, en los sitios de bandas nacionales (su mérito está ne ser ecuatorianas, como si eso fuese suficciente o la validez única) y me enferma encontrarme con canciones que son un desastre, con instrumentos no afinados entre sí, y no precisamente por ser discípulos de alguien como Stockenhausen. Me aterra leer los comentarios y descubrir que muchos asumen ese sonido como algo ‘cool’, ‘artístico’, ‘relevante’. Me pregunto si perdí el horizonte y pido algo descabellado… porque si quiero ofrecer mi arte y lo creo ‘cool’, debo demostrarlo, no quedarme en la creencia… como mínimo me compro el afinador y arreglo lo que estoy tocando.

Y creo que eso es un problema tan abrumador, es la señal de estos tiempos… Músicos con oídos no adecuados para la acción…

imagen tomada de andaluciaimagen.com

Entonces Lucrecia Martel, la reina de lo ‘cool’, entra a escena y habla, como en esa entrevista que dio a la Revista ñ: “Yo tengo una idea acerca del individuo que es de extrema soledad, pero no porque tenga una visión pesimista de la vida, sino porque me parece que hay una parte inalienable de soledad en un individuo que nace y que muere solo, y que eso genera un misterio intransferible e incomunicable, y esa experiencia de absoluta soledad da fuerza y motor al intento de comunicarnos, de establecer contacto con los otros, siempre a través de otra cosa: el sexo, la palabra, todas las instancias de intermediación entre los cuerpos que permiten, no erradicar, pero a veces paliar esa soledad inherente a la experiencia humana”…

Ella es ‘cool’.

2 comentarios en “Hay que ser extremadamente cool

  1. Esta debe ser una de las mejores reflexionbes que te he leido.

    Portishead me gusta pero no creo que deba ser escuchado i uno anda en frecuencia triste.

    Aparte que mas cool que Lucrecia es el man de 25 watss cuyo nombre no recuerdo.

  2. Esta debe ser una de las mejores reflexionbes que te he leido.

    Portishead me gusta pero no creo que deba ser escuchado i uno anda en frecuencia triste.

    Aparte que mas cool que Lucrecia es el man de 25 watss cuyo nombre no recuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s