La maldad inevitable

Muchas veces he pensado que hay algo mal en la cabeza de Michael Haneke y quizás eso sea lo mejor. Recuerdo la primera cita que tuve con una ex novia fue para ir al cine y observar, en el discreto encanto de estar juntos en una sala, “La profesora de piano”. Recuerdo que no hablamos mucho luego de la proyección. Recuerdo que al llegar a su casa no dejamos de hablar de ella, de ese final contundente, como un martillazo en la mano. Michael Haneke intenta algo y lo consigue.

Ha dicho esto de su forma de hacer cine: “My films are intended as polemical statements against the American ‘barrel down’ cinema and its dis-empowerment of the spectator. They are an appeal for a cinema of insistent questions instead of false (because too quick) answers, for clarifying distance in place of violating closeness, for provocation and dialogue instead of consumption and consensus”. Y quizás de su boca encuentro la major definición de lo que hace.

En 1997 filma y lanza “Funny Games”, un filme en el que un matrimonio adinerado, su hijo y su mascota, se dirigen a su casa en el lago a pasar un par de semanas de vacaciones, cuando son interrumpidos por dos jóvenes que los secuestran y torturan, bajo una premisa sencilla, una apuesta: ¿Quedan o no vivos hasta las 9 de la mañana del día siguiente?

En el 2007, Haneke hace el remake de su filme, esta vez en Hollywood, pero sin presiones y sin cambios. Casi un cuadro por cuadro. Naomi Watts actúa y hace de productora, Tim Roth tiene su pedazo en el pastel (es quizás el Tim Roth más contenido en su filmografía y a la vez fabuloso) y Michael Pitt interpreta a Paul, uno de los jóvenes que cumplen la función de jugar. Michael Pitt es un pedazo de actor capaz de arrancarte el corazón sin que te des cuenta y lo consigue en este filme. “Funny Games U.S”, como su primera version, nos plantea la inevitabilidad del mal presentando de una forma distinta a un thriller, destruyendo el común denominador de este tipo de filmes, jugando a la posibilidad completa de todo. Todo es normal y exagerado para el hostigamiento, pero cuando se cumple la primera hora de la película se produce el quiebre. Es una obra genial que no hay que ver con el estómago lleno.

Haneke se mantiene fiel a su cine, a esa explicación que líneas arriba él mismo dio, y ataca. Hay grandes escenas de violencia en este filme (en “La profesora de piano” podemos ver a una mujer utilizando una hoja de afeitar en su vagina y en “Caché” hay un hombre que corta su cuello, por ejemplo) que no quiero adelantar. Sin embargo, lo que no se ve es lo que aterra. Escuchamos y sabemos lo que está pasando, pero no lo vemos, no hay necesidad. Somos testigos de un juego que resulta divertido para dos personajes, quizás no para nosotros. Paul se da la vuelta y le pregunta al espectador si cree que sobrevivirán hasta la mañana siguiente. Se rompe la cuarta pared, ¿por qué? Hay un diálogo interesante en el filme sobre la ficción y la realidad, en él Paul asume cómo la ficción puede ser real una vez que se la observa. Y en esta ficción, la realidad se da por la crudeza, por el sufrimiento presente y latente.

Es “El ángel exterminador” visto con rigor.

El filme original es considerado como una película de horror, pues debía ser etiquetado de alguna manera por los espectadores. Pero es más que eso. La intención de Haneke era hablar de la violencia presente en los medios, para lo que escribió un ensayo: “Violencia + Media” para tartar de evidenciar de mejor manera esta relación que nos envuelve, nos atosiga, nos repele.

¿Alguien se anima a verla?

Anuncios

2 comentarios en “La maldad inevitable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s