Álbum infaltable: John Lennon/ Plastic Ono Band

Uncategorized

Para Pali

El sábado la música de una cena íntima fue el Plastic Ono Band, de John Lennon. La mejor banda sonora. La perfecta elección de Miss K. Track tras track era el encuentro con una joya de composición, cuya base musical fue la denudez: despojar a las canciones de cualquier artificio de producción. Dejarlas en el puro hueso, en el sentimiento más básico del ser. Lennon no sólo propone un disco, sino una postura estética que se encierra en el reniego de aquello que significaba estar en el grupo más grande del mundo, sobre todo a nivel de grabación de canciones.

No en vano, en “God” , dice sin problemas “I don’t belive in Beatles/ I just believe in me/ in Yoko and me”.

“Plastic Ono Band” es una especie de álbum doble extraño. Yoko Ono, en ese mismo tiempo, lanzó su disco “Plastic Ono Band”, con una portada similar a la de John, pero con otros temas, ligados con el avant garde (¡Ava Gardner! ¡Qué minón!). Sin embargo, el intento de Lennon aún ahora impacta. Y el impacto está en el hecho de que Lennon venía de experimentar meses de la terapia del Primal Scream (grita lo que puedas, saca el dolor), de Arthur Janov y decide que ese dolor que tiene ahí, guardado y saliendo, puede ser canalizado en sus nuevas canciones.

Un día llama a Phil Spector para que co-produzca con él el disco. Ringo dijo sí y Klauss Voorman también (amigo de los Beatles desde la época de Hamburgo. Artista que dibujó la portada del Revolver, en 1966), entonces la base rítmica entre batería y bajo estaba completa. Lennon se encargaría del resto y de las voces, salvo del piano en dos canciones (“Love”, donde toca Phil Spector y “God”, donde el piano es de Billy Preston).

la Plastic Ono Band cuando era un grupo que hacía shows en vivo: Klauss Voorman, Alan White, Yoko Ono, John Lennon, Eric Clapton

Mother: Dolor puro. Lennon habla de su madre, de su padre, de él. En ella llora el abandono, tanto de su papá (cuando era niño) como de su madre (que murió atropellada cuando John tenía 17 años). Batería, bajo y piano, basta y sobra. Algunos acordes séptimos y una letra que desgarra. Al final los gritos del niño aterrorizado que no puede suplir la falta. La ausencia como tema central.

Hold on: El aliento luego del descontrol y de la amargura del dolor. Guitarra con térmolo, batería y bajo. Eso es todo amigos. En medio de la canción, Lennon se cree el monstruo come galletas y dice con esa voz grave: “Cookie”.

I found out: No importa si el bajo se equivoca. Una guitarrita que suena medio rara al fondo. Ringo toca rápido un beat que no descansa. En esta le pega a Paul y también a George. Casi no se escucha un platillo en la canción.

Working Class Hero: El joven de clase trabajadora que habla de lo que ha visto. Y se pone en la capacidad de hacer de voz de la humanidad y predicar con su ejemplo. Uno de los temas más políticos de Lennon. Repite en dos veces la palabra “fucking”. Él y su guitarra, para qué más.

Isolation: Piano, batería y bajo medio perdido. El acorde Re subiendo desde su quinta. La parte del medio de la canción el mismo Lennon la usaría en su versión de “Real Love”.

Remember: Un recorrido por las cosas que se pueden decir en una sesión con el terapista. “Do you remember when you were young?/ how the hero was never hung/ always got away”. Recuerda, recuerda el 5 de noviembre y bum.

Love: Love is you, you and me. El intro en piano de Phil Spector es simplemente una joya.

Well, well, well: Un tema que nos dice una sola cosa: John Lennon era un malditamente genial guitarrista.

Look at me: Usas la técnica de Nick Drake y úsala bien. El fingerpicking que te hace construir maravillas. Letra sencilla, voz hermosa, guitarra como arpa. Si una canción queda tan bien para una película de Wes Anderson es porque debe ser una gran canción.

God: Dios es un concepto con el cual medimos nuestro dolor. Tres canciones en una, método que patentara con los Beatles. La primera habla del entendimiento y la caída. La segunda de la liberación (la letanía del I don’t believe) y la tercera la del levantamiento: “I was the walrus/ but now I’m John”. Quizás cuando entendió que hablar de él era un acto de sinceridad, incluso con su arte, decidió darle mayor empeño a esto. Ringo es el verdadero Dios de la canción.

My mummy’s dead: El niño pequeño llorando con cierta inocencia y terror la desaparición de su madre. El dolor está, quizás hasta no importa la sublimación.

4 comentarios en “Álbum infaltable: John Lennon/ Plastic Ono Band

  1. De acuerdo totalmente.

    Coincidencias, desde el domingo le doy vueltas a este disco en mi carro..Lennon es un trip tan bueno.

  2. De acuerdo totalmente.

    Coincidencias, desde el domingo le doy vueltas a este disco en mi carro..Lennon es un trip tan bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s