Discusión de oídos sordos

Uncategorized

Provida o proaborto. No existen las medias tintas. La discusión se centra no en llegar a un acuerdo, sino en imponerse sobre el otro, sin importar las razones. Siempre es necesaria esa sensación insípida de poder, como si eso estuviese por encima de todo. Es peor cuando todavía los parámetros que se utilizan son los religiosos y se ignora mucho más de lo que está en juego.

La despenalización del aborto es un tema que trae su arrastre mediático desde hace semanas. Como si no hubiese una mayor discusión, únicamente este caballo de batalla: la defensa o ataque a la vida. La Asamblea Constituyente tiene en esto un intenso momento de discusión, que está llevando tiempo, tinta y neuronas; además de tener a sus pies una campaña fuerte a favor del NO que lleva la firma de la defensa de la vida. ¿Por qué? Porque nadie se escucha y no existe el otro. La discusión, insisto, es imponerse.

El problema está en el hecho de comprender que los prejuicios no son del todo malos. Son juicios previos, necesarios para hacer o no hacer algo. La base y he ahí el asunto, desde qué base. El problema de los prejuicios es cuando se vuelven base de posturas que rozan lo autoritario, como aquellas de los grupo por vida y las que defienden quienes se proponen dejar por sentado el derecho que tienen las mujeres para decidir si quieren o no tener un hijo. Una postura errada genera consecuencias erradas. Un prejuicio que no contempla las individualidades de esos criterios, corre el riesgo de perderse en el mal del absurdo.

La defensa de la despenalización del aborto está en el hecho de que las mujeres deben ejercer su derecho de embarazarse o no. Y bueno, más allá de ser un criterio que intenta preservar la capacidad de decisión de la mujer, creo que se cae en un error de percepción al cercar el hecho de la procreación a la mujer, cuando en definitiva este es un acto colectivo: un hombre y una mujer para generar la célula que se reproducirá, una familia, un entorno. Es un asunto más complejo que una decisión femenina. Aquellas organizaciones que defienden la vida y condenan el aborto, signadas en su mayoría por posturas religiosas, consignan todo al hecho de que la vida se respeta por encima de cualquier asunto. Es muy raro, pero muchas de estas organizaciones o agrupaciones también se han manifestado en otras ocasiones en contra de la enseñanza de métodos anticonceptivos en los centros de educación y ahí está claro un ejemplo de cuando un prejuicio te impide ver más allá de tus narices. Sí, defienden la vida, pero no creo que les interese una vida con dignidad.

Y ahora, partiendo del hecho que el aborto para mí sí es condenable, pero que obviamente deberá ser precisado como una práctica de excepción, en casos que la medicina lo requiera para salvar la vida de la madre, que sin duda es más importante, por ejemplo, la discusión se va de su eje, se difumina. ¿Qué es lo más importante? ¿Precisar que la medicina ha avanzando tanto que ya no peligran madre ni hijo, como dicen muchos de los próvida? Lo extraño de esto es que se lo dice en un país donde la mayoría de personas no tiene acceso a una asistencia médica consistente (sino vean el caso de esta mujer que cuando se hizo atender en un centro de salud del Estado se le dijo que iba a tener sixtillizos, y luego de una campaña de un canal de televisión, para ayudarla a recibir donaciones y ayudas, se descubrió que ni siquiera estaba embarazada). ¿Es importante también usar el caso de las mujeres que son violadas y quedan embarazadas? ¿Qué hay de ese concepto denominado “soberanía del cuerpo”? ¿O cuándo se inicia la vida, para saber cuándo matar? Las preguntas no dejan respuesta, porque no son las que hay que hacer.

Las expresiones más inteligentes las escuché de María Josefa Coronel, presentadora de televisión, quien afirmó que el problema es no escuchar el otro lado, que ella es madre, creyente, que condena el aborto, pero que sabe que deben existir excepciones a la defensa de la vida, porque hay realidades en el país que ella desconoce por no pasar por ellas y que no es justo exigir una legislación acorde a sus criterios, en un tema tan sensible como complicado y que le compete a otras personas.

Lo cierto es que una sociedad debe proteger a los habitantes por venir. Que una sociedad no debería permitir la apertura total a una serie de intervenciones para acabar con vidas. Que una Constitución no puede defender la vida con los ojos cerrados, ni criminalizar un hecho que puede tener múltiples aristas y causas. Un Estado no debe regirse con criterios estrictamente religiosos.

El día que se sienten a escucharse entre ellos quizás todo mejore. Que una Constitución defienda la vida, pero permita excepciones para interrumpir los embarazos, en función de la salud de la madre, es lo que debería continuar, quizás con mayores precisiones. Pero si mientras tanto se sigue observando todo con desdén, se exija la defensa del “don más preciado” y se olvide que lo digno es la educación, por sobre todo, no habrá oído que escuche o solución.

4 comentarios en “Discusión de oídos sordos

  1. >>… defienden la vida, pero no creo que les interese una vida con dignidad.

    es cierto! muchos grupos pro vida que rechazan el aborto y rechazan la educación sexual y rechazan muchos métodos anti conceptivos se hacen de la vista gorda cuando los niños ya nacidos se mueren de hambre o de enfermedades fáciles de curar.

    Me sorprende que la ofensiva de la discusión la lleven los grupos pro-vida. hay visiones tan radicales que quieren incluso eliminar las dos excepciones que hoy contempla el código penal:
    * se permite el aborto si está en peligro la vida de la madre.
    * se permite el aborto si el bebé es producto de una violación a una mujer que es demente.

    x otro lado, si no se va a permitir el aborto, debiera darse luz verde a la pildora del dia después

  2. >>… defienden la vida, pero no creo que les interese una vida con dignidad.

    es cierto! muchos grupos pro vida que rechazan el aborto y rechazan la educación sexual y rechazan muchos métodos anti conceptivos se hacen de la vista gorda cuando los niños ya nacidos se mueren de hambre o de enfermedades fáciles de curar.

    Me sorprende que la ofensiva de la discusión la lleven los grupos pro-vida. hay visiones tan radicales que quieren incluso eliminar las dos excepciones que hoy contempla el código penal:
    * se permite el aborto si está en peligro la vida de la madre.
    * se permite el aborto si el bebé es producto de una violación a una mujer que es demente.

    x otro lado, si no se va a permitir el aborto, debiera darse luz verde a la pildora del dia después

  3. La constitucion es el marco juridico en el cual se desenvuelve la vida de los ciudadanos. Solo establece lineamientos, y basicamente la estructura politica-economica-social del pais. Temas como este solo buscan polemizar el SI o el NO en el referendum, ya que es indiscutible la religiosidad de nuestros pueblos (un culto mediocre pero se cree en Dios) y la facilidad con la que se puede manipularlo con estos temas sensibles. Yo creo que la constitución debe establecer lineamientos básicos que permitan que las leyes que nacen bajo este paraguas (ya que ninguna ley puede contradecir la constitucion) se ajusten a las necesidades de los pueblos conforme pasan los años… lo que se conoce como interpretacion progresiva de la ley. En fin… suena trillado pero es verdad.. constituciones en otros paises han durado cientos de años y hablan sobre el aborto? los homosexuales? NO. Estos temas se debaten de acuerdo a las futuras necesidades de los pueblos, para que existan leyes que lo regule.

  4. La constitucion es el marco juridico en el cual se desenvuelve la vida de los ciudadanos. Solo establece lineamientos, y basicamente la estructura politica-economica-social del pais. Temas como este solo buscan polemizar el SI o el NO en el referendum, ya que es indiscutible la religiosidad de nuestros pueblos (un culto mediocre pero se cree en Dios) y la facilidad con la que se puede manipularlo con estos temas sensibles. Yo creo que la constitución debe establecer lineamientos básicos que permitan que las leyes que nacen bajo este paraguas (ya que ninguna ley puede contradecir la constitucion) se ajusten a las necesidades de los pueblos conforme pasan los años… lo que se conoce como interpretacion progresiva de la ley. En fin… suena trillado pero es verdad.. constituciones en otros paises han durado cientos de años y hablan sobre el aborto? los homosexuales? NO. Estos temas se debaten de acuerdo a las futuras necesidades de los pueblos, para que existan leyes que lo regule.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s