El camino del exceso

Uncategorized

Siempre he visto el “Rocky Horror Picture Show” como una fábula, a tal punto que todo lo que ofrece es una mirada moralista sobre la sexualidad desenfrenada, y a la vez habla sobre sus consecuencias. Pero lo ha hace de una forma…

La creación de Richard O’Brien (que interpreta al mayordomo Riff Raff) es una mezcla perfecta de idiosincrasia y cultura pop, quizás como pocos podrían imaginar: ciencia ficción, cine B, Charles Atlas, hedonismo, libertad sexual, extraterrestres y rock and roll. Eso, si lo echas en una mezcladora, te da como resultado una obra donde la exageración y el absurdo funcionan como caricias y aleccionan. Además que causan tantas risas.

Lo que sucede es tan sencillo como obvio. Brad y Janet sufren de un desperfecto en su vehículo y deben acercarse al castillo del doctor Frankandfurter para pedir asistencia. El problema es que esa misma noche, el doctor y sus secuaces están a punto de revelar su máxima creación: Rocky Horror, un hombre creado para cumplir una ¿misión? Entonces, de esa forma se inicia un viaje de liberación sexual que traerá sus consecuencias.

Con una hermosa Susan Sarandon, joven aún, joven aún, joven aún, y un fabuloso Tim Curry (quien hiciera a ese payaso malvado en la película ‘It’), la película se centra en lo que sucede cuando los límites intentan llevarse adelante, más adelante, sin medir las posibilidades de las acciones. Franandfurther, cuyo apellido le hace homenaje al científico que juega a ser Dios y al hecho de romper límites (Further, como se pronuncia la última parte de su apellido, se traduce como ‘más allá’) es víctima y representación de su hedonismo y a la vez consigue levantar el ánimo de quienes están a su alrededor y jugar a la tentación. En momentos da la imagen de ser un Freddy Mercury de un acto de drag queens. Brad y Janet se dejan de llevar por esa seducción y al final están fuera de sí. Rocky Horror nació para dar placer, no sólo estético al mirarlo (siguiendo los mandamientos de Charles Atlas para crear a un nuevo hombre en 7 días), sino el físico. Dos sirvientes que a la vez son las figuras que emiten los juicios en la película se convierten en los freaks con mayor moralidad (Richard O’Brien es uno de ellos) y deben detener a Frankandfurter por haberse alejado de su misión principal, que no importa para nadie más que ellos, pero él la dejó de lado y eso debe ser castigado.

El exceso de su vida y el placer lo llevó a dejar de lado lo encomendado. Entonces debe morir, ser aniquilado, aunque eso cause dolor y tristeza. El camino del exceso no conduce a ningún lado, únicamente a la muerte.

La música: simplemente genial. Canciones de rock and roll que te envuelven en la narración, te presentan personajes y te precisan las sensaciones. Frankandfurter cantan su explicación del por qué se desvió en su camino: “I’m coming home” es la canción más hermosa del musical, su despedida y su razón de ser. El exceso como camino, como necesidad de estrellato. Al final únicamente la desazón, como todo musical debería terminar. La tristeza del exceso en quizás el musical más moralista de todos, pero a la vez el más políticamente incorrecto.

4 comentarios en “El camino del exceso

  1. Como musical adore esa película…Y la escena de la piscina. No se, me parece que es uan proclama de como la censura moral impuesta nos convierte en conejitos puritanos o libertinos sin sentido.

    “Further..de libros”…
    Un abrazo.

  2. Como musical adore esa película…Y la escena de la piscina. No se, me parece que es uan proclama de como la censura moral impuesta nos convierte en conejitos puritanos o libertinos sin sentido.

    “Further..de libros”…
    Un abrazo.

  3. Aunque… Frankandfurther puede ser una ironía con un tipo de salchichón aleman (la Frankfurter), recuerda los gustos del doctor, jeje

  4. Aunque… Frankandfurther puede ser una ironía con un tipo de salchichón aleman (la Frankfurter), recuerda los gustos del doctor, jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s