¿REFUGIADOS?

Uncategorized

El Washington Post lo dijo la semana pasada, Semana, de Colombia, también, y hace uno días fue el turno de El PAÍS, de España, diario que si lo lees, uno tiende a pensar que es certero en sus aseveraciones. El asunto es que a nivel mediático ya existe una razón por la cual Colombia debió ingresar a Ecuador, lanzar bombas y matar a quienes quisieron, culpables o no de otras atrocidades.

Sí, hay una justificación mediática.

Y la justificación o acusación de un medio tiene una característica importante, contraria al concepto judicial de inocencia: todos son culpables hasta que se demuestre lo contrario. Las correcciones, en el caso de una información errada, son sólo 100 palabras en la sección de clasificados… pero eso es otra historia.

El asunto es que ante esa posibilidad o plantemiento ya hecho realidad por una serie de medios respetables, que en su mayoría están utilizando como fuentes a una sola o elementos de una insurgencia criminal (con escasas contraréplicas del lado ecuatoriano) me queda una sola duda, ¿dónde está la política exterior del Ecuador?

El Gobierno de Uribe ha transformado el conflicto al interior de Colombia, que no quiere solucionar más allá de la fuerza, en un hecho internacional. En un época en que el mal que ha justificado invasiones y muertes es el terrorismo, pues su principal carta es esta: atacar el terrorismo y definirse como víctima de eso. Las Farc tiene métodos crueles para tratar de revalidar una visión de pueblo por encima de cualquier estamento. Visión anacrónica por dónde se lo mire, aunque haya gente que valora posturas en las que la vida del ser humano no vale la nada, sin importar la finalidad.

Sí, una estrategia que funciona cuando se trata de ganar adeptos. El problema está en que mientras las FARC son una organización irregular, de locos, el Estado colombiano está controlado por locos que no saben qué hacer. Y así no se cierra o circunscribe el problema, se lo extrapola. Se generaliza una crisis que no se puede contener por ineficacia.

Entonces esa estrategia rinde frutos, sobre todo cuando las autoridades del Gobierno se convierten en fuentes y proveen de datos y otras fuentes a los periodistras, como se ve en la nota de El País, que a pesar de utilizar el clásico “según” está cercando las posibilidaddes de la opinión pública internacional.

El título de la nota es contundente “Las FARC hallan refugio en Ecuador”. Detrás de ello hay un discuso, que de ser cierto resultaría nefasto y no significaría nada más que la salida del Presidente del poder, porque que haya autoridades del país negociando con grupos como las FARC (más allá de un canje de prisioneros, ante esa costumbre bárbara e ineficacia o desinterés de sus pares colombianos) sería terrible. Sí, pero de ser cierto y para eso hay que comprobarlo. Presentar datos así, por más de precisar que son versiones, pues se convierten en realidades de un discurso que precisa el medio. No hay que ser tan incrédulos.

Y no escribo esto para defender ninguna postura gubernamental, pues ya aparecieron ministros, como el de Defensa y la Canciller a decir que eso es mentira y que podrían enjuiciar al diario. O el propio presidente Rafael Correa ya se refirió al tema afirmndo que existe una campaña de desprestigio y de inclusión en el conflicto. No quiero defender nada de eso. Lo escribo porque es a leguas un intento por conseguir eso, más allá de la realidad de la nota o no. Esta deberá ser corroborada o descartada con una investigación, especialmente acá. Pero dudo que pase eso, en Ecuador Correa tiene mayoría fiscalizadora. Y su problema crece porque esa mayoría no existe fuera del país y se debe enfrentar a esos medios que critica adentro, pero no tiene forma en lo exterior, más allá del reclamo.

A nivel internacional no existe una política seria y por eso este tipo de denuncias mediáticas (que incluso son criticadas por gente como el Secretario de la OEA – lo que tampoco es mucho, pero peor es nada- “Como no e voy a reír de la OEA/ si es una cosa tan fea”, cantaba Carlos Puebla), son certezas.

¿Habrá coima para que las FARC ingresen y hagan campamentos? No me parece descabellado, la corrupción está en su casa en el país. ¿Eso vuelve a las autoridades culpables? No necesariamente. Hay que investigar.

Lo único que sí es cierto es que en Ecuador existe un refugio… en este momento el refugio es de la incertidumbre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s