Conclusiones preliminares

Uncategorized

Viendo lo que hay por ver, lamentando lo lamentable, conociendo el candoroso mundo de la política internacional. La OEA reafirmó que ningún territorio puede ser violentado por fuerzas regulares de otro, por más razones que tengan, justificadas o no (para eso hay instancias legales, además aplicar eso de que mejor es pedir perdón que permiso no debería ser parte de ninguna política regional), pero de condenar a Colombia por hacerlo, nada. Era lógico.

La opción simplemente es armar una comisión que no conducirá a nada, todo se enfriará y una intromisión como esta quedará impune. Tan lejor de DIos, tan cerca de Estados Unidos, ¿no es asi?

Ayer hubo una rueda de prensa entre Hugo Chávez y Rafael Correa. No la vi. el canal estatal la pasó completa. Me comentaron que estuvo bestial, reveladora. La figura de Uribe por los suelos, las mentiras que se armaron alrededor de la incursión militar. Que Uribe llama a Correa, que dizque se han quedado atrapados unos policías colombianos en territorio ecuatoriano, en plena “persecusión caliente” y que están rodeados por casi 300 miembros de las FARC. Correa que envía tropas al sector para evitar una matanza, un incidente internacional. Que llama a Chávez a decirle que hable con Marulanda para que dé la orden de no atacar a esos 15 pobres policías colombianos…. La realidad era otra.

Estoy a la caza de alguna repetición de eso, para verla.

A esta altura lo único previsible es que el Gobierno colombiano no quiere la paz en su territorio, e incluso quiere sacar el conflicto de él. Un nuevo Medio Oriente, aquí, a la vuelta de la esquina. Ayer se reveló que por estas fechas debían ser liberadas 12 personas, mantenidas como rehénes por parte de las FARC (actitud por demás criminal… como casi todo lo que han hecho), gracias a la intermediación del Gobierno del Ecuador, que había preferido no hacer público este proceso para evitar el show mediático.

Dicen que incluso entre esos 12 rehénes iba a estar Ingrid Betancourt, pero bueno, eso niunca se sabrá.

El contacto, o la contraparte de las FARC era Raúl Reyes. Ecuador había informado del asunto a Colombia, Venezuela y Francia, partes interesadas en este canje. Y justamente a días de esto (se iba a dar la liberación entre el 4 y el 14 de marzo, todavía en curso), matan a Reyes. tan, tan, colorín colorado, la liberación se ha truncado.

¿Paz? Por ningún lado. ¿Internacionalización del conflicto? Obvio. ¿Desestabilización de la región? Pues… ¿qué otra cosa se puede pensar?

Cierro esto que no lleva a ningún lado con una sola reflexión sobre la polarización y el chauvinismo. He escuchado cómo hay gente que encuentra justificación a la invasión colombiana, así como algunos que la condenan como si fuese la peor de las afrentas. Supongo que hay que tener cuidado con ambas posturas. Quienes afirman que es hipócrita reclamar ante otros países la intromisión colombiana y no la de las FARC, pues me queda decirles que eso es lo más estúpido que he escuchado en mucho tiempo. ¿A quién le van a reclamar la incursión de un grupo irregular, no reconocido legalmente por nadie? ¿A la Organización de Grupos Guerrilleros? ¡Por favor!

Ambas incursiones son nefastas, pero la de COLOMBIA es peor porque irrespeta tratados firmados como Estado, así que basta de comparaciones ridículas.

¿Y qué hay de los que buscan la defensa del territorio como bandera? Pues nada, vacío y sorpresa. Y aburrimiento…

2 comentarios en “Conclusiones preliminares

  1. Yo creo que ambas partes lo han estado manejando mal desde un principio. La crítica que le hace Rol2 a Correa es acertada. Correa es un comadreja veleidosa; su postura frente a Colombia ha sido demasiado errática (como dice Rol2). Ha esperado a que se derrame el vaso para levantar una protesta por las incursiones de Colombia y manifestar un rompimiento en las relaciones diplomáticas al expulsar al embajador del país agresor, acción que ni aun en tiempos de guerra con el Perú se la había llevado a cabo. Ha pasado de tratar a Uribe de hermano a tratarlo de canalla y mentiroso de la noche a la mañana. E insinuar un conflicto bélico fue demasiado prematuro e inadecuado.

    Aunque es más fácil para Correa que para Chavez el desestimar las acusaciones de complicidad con el terrorismo colombiano, el que se ande codeando con ese malandrín facineroso y que tome prestadas sus brabatas no le da puntos en el debate, para nada. Ante la comunidad internacional esas asociaciones huelen mal. Hasta Barack Obama y los demócratas se han solidarizado con Colombia en este conflicto.

    Y con respecto a que se exponga la inconsistencia de reclamar la intromisión colombiana y no la de las FARC, aquella es una de las mejores cartas que tienen los adversarios en esta disputa. Porque esa estúpida excusa de que “Es que en la noche apagamos los radares, eleffs”, suena patética. De hecho, es algo que queda muy conveniente para alegar que el Ecuador (es un decir, odio personalizar naciones) se ha mostrado demasiado tolerante con las FARC.

  2. Yo creo que ambas partes lo han estado manejando mal desde un principio. La crítica que le hace Rol2 a Correa es acertada. Correa es un comadreja veleidosa; su postura frente a Colombia ha sido demasiado errática (como dice Rol2). Ha esperado a que se derrame el vaso para levantar una protesta por las incursiones de Colombia y manifestar un rompimiento en las relaciones diplomáticas al expulsar al embajador del país agresor, acción que ni aun en tiempos de guerra con el Perú se la había llevado a cabo. Ha pasado de tratar a Uribe de hermano a tratarlo de canalla y mentiroso de la noche a la mañana. E insinuar un conflicto bélico fue demasiado prematuro e inadecuado.

    Aunque es más fácil para Correa que para Chavez el desestimar las acusaciones de complicidad con el terrorismo colombiano, el que se ande codeando con ese malandrín facineroso y que tome prestadas sus brabatas no le da puntos en el debate, para nada. Ante la comunidad internacional esas asociaciones huelen mal. Hasta Barack Obama y los demócratas se han solidarizado con Colombia en este conflicto.

    Y con respecto a que se exponga la inconsistencia de reclamar la intromisión colombiana y no la de las FARC, aquella es una de las mejores cartas que tienen los adversarios en esta disputa. Porque esa estúpida excusa de que “Es que en la noche apagamos los radares, eleffs”, suena patética. De hecho, es algo que queda muy conveniente para alegar que el Ecuador (es un decir, odio personalizar naciones) se ha mostrado demasiado tolerante con las FARC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s