Pour un nouveau roman

Jean Francois Fogel celebra la vida de Alain Robbe-Grillet en su blog. Festeja el hecho de ser un gestor de ideas culturales y no el jefe del clan. Habla de él como el empuje de un concepto, de una postura que permitió la aparición de una nueva novela, un resurgimiento. Pero también hace una definición que roza el peligro: “Pero debemos dañar la influencia del Nouveau roman. Vinculada al deseo de ser un intelectual comprometido y a la fe en las ciencias humanas (supuestamente más cercanas a la verdad que un novelista), la teoría de Robbe-Grillet provocó una degradación de la calidad literaria que todavía Francia no recupera”.

Y más allá de lo que profesaba Robbe-Grillet y de esa nueva novela, me pongo a pensar en esas palabras finales de Fogel. Y me fijo en la literatura del Ecuador, en que sufre de un problema de calidad (¿o no?) del cuál no se recupera (¿o estoy exagerando? Probablemente, porque hay sus excepciones y bien gratas). Aunque últimamente estoy creyendo que se trata de un asunto de lectura, más que de construcción narrativa. Lo que para mí hasta hace unos meses fue una precaria condición signada por lo ideológico, hoy es algo que empieza a olvidarse, pero no del todo.

Hay una nueva literatura, una nueva novela que se gesta, se hace y adquiere forma. O al menos que surge de intereses que se van distanciando de cualquier impresión ligada a lo auténticamente nacional, a esa mirada exótica de nostros mismos. Y le apuesto a ese tipo de escritura, como esa nueva novela que muchos necesitan para que nos ubiquemos en el panorama literario mundial… como si esto fuese importante.

Hoy es inevitable esa inclusión, por eso los que escriben con los pies en su tiempo, se enmarcan en la vida del planeta y punto.

Es un asunto individual, cruzado por una certeza que ofrece una ventaja obvia: aquellos escritores hijos de la década de 1980 crecieron en un país con problemas menos existenciales. Demonios, sí; lucha de clases, ¿para qué?, por ejemplo. Y así se empezó a gestar otra forma de ver las cosas, que no tiene el espacio suficiente en librerías del país, ya sea por falta de visión editorial o porque los esfuerzos de escritores y editores no han sido del todo exitosos. A pesar de eso no puedo decir que sea un asunto generacional; sin embargo, eso ha jugado un papel importante. La trascendencia está en cómo eso ha influido o no en el individuo creador.

Más allá de las formas, esto es un fondo. Esa nueva novela (que recién podrá ser leída como lo que es en, quizás, una década… porque dicen que el tiempo cura todo, así de cursi) lo que hace es quitarle el peso a cierta lejanía del acto literario en sí. Ecuador es un país que celebra como gran manifestación literaria-poética a un grupo “organizador” de recitales y que no se preocupó por dejar obra en ese momento. Pues si esa es la medida de la calidad o del compromiso literario, existe un serio problema de apreciaciones. Ecuador es un país de ideas trastocadas y por algo así no dejan de existir ese tipo de mentalidades que arrojan ese tipo de obras.

La lucha, por eso, es para evitar la degradación. Y en eso se centra el individuo. El movimiento no tiene cabida, más allá de la amistad. La nueva novela surge de los intereses de cada uno. Y esos intereses ya nos internan en lo que es el mundo, porque la aldea Ecuador, esa que por mucho tiempo se buscó explicar a través de la literatura (lastimosamente el cine en el país está tan en pañales que debe caer en eso), asume su vida desde otra perspectiva, la del otro, del extraño. Eso sucede con obras en otros países: la tecnología, por ejemplo, nos vuelve menos extraños el uno del otro.

Sin duda esa perspectiva traerá otros problemas, pero se trata de jugar al acto creador y con eso crear un individuo que haga de su obra LA OBRA. Después de eso no hay nada más.

Anuncios

8 comentarios en “Pour un nouveau roman

  1. Qué te diré Varas. Tú reflexión es válida. Yo, sólo puedo decir que leo literatura infantil ecuatoriana, que por cierto, está más que bien. Me interesa más leer ciertos blogs en los que ciertamente se hace literatura que libros editados de escritores ecuatorianos, y aunque estoy generalizando sostengo que esa generalización es válida.

  2. Qué te diré Varas. Tú reflexión es válida. Yo, sólo puedo decir que leo literatura infantil ecuatoriana, que por cierto, está más que bien. Me interesa más leer ciertos blogs en los que ciertamente se hace literatura que libros editados de escritores ecuatorianos, y aunque estoy generalizando sostengo que esa generalización es válida.

  3. Creo que el problema de la literatura ecuatoriana no es de calidad, es de difusión y de extensión. Te podría dar razones, pero sólo te digo esto.
    ( ¿Ves? problemas de extensión)

  4. Creo que el problema de la literatura ecuatoriana no es de calidad, es de difusión y de extensión. Te podría dar razones, pero sólo te digo esto.
    ( ¿Ves? problemas de extensión)

  5. Estimado Sr. Varas,

    Su Blog contiene artículos ciertamente interesantes, permítame
    felicitarle personalmente y de parte de mi cliente, la escritora Rocío
    Durán-Barba, quien quisiera ponerse en contacto con Ud. Ella preside
    una “Fundación para la difusión de la cultura ecuatoriana” a través de
    la cual ha lanzado un amplio programa en Europa. Además, está
    organizando la publicación de una “Panorámica actual de la cultura
    Ecuatoriana” con motivo del Bicentenario de la Independencia del
    Ecuador. Le agradecería enormemente nos responda al correo
    electrónico: rocioduranbarba@gmail.com

    Saludos cordiales,

    L. Eduardo D.

  6. Estimado Sr. Varas,

    Su Blog contiene artículos ciertamente interesantes, permítame
    felicitarle personalmente y de parte de mi cliente, la escritora Rocío
    Durán-Barba, quien quisiera ponerse en contacto con Ud. Ella preside
    una “Fundación para la difusión de la cultura ecuatoriana” a través de
    la cual ha lanzado un amplio programa en Europa. Además, está
    organizando la publicación de una “Panorámica actual de la cultura
    Ecuatoriana” con motivo del Bicentenario de la Independencia del
    Ecuador. Le agradecería enormemente nos responda al correo
    electrónico: rocioduranbarba@gmail.com

    Saludos cordiales,

    L. Eduardo D.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s