Correo de lectores

Uncategorized

De vuelta de estas vacaciones ligadas al carnaval, que me las pasé encerrado en casa, trabajando y componiendo algunas canciones (haciendo los demos, en realidad), vuelvo con no sólo una erupción de volcán en Ecuador, un súper martes electoral en Estados Unidos, un escritor comunista y chileno que fallece, y una multa a una telefónica celular de un multimillonario mexicano que al parecer, viendo esos resultados, ha hecho su fortuna con mucho esfuerzo… de los usuarios de los servicios que ofrece su empresa, sino con algo que me ha dejado pensando, y debo decir que hasta ha conseguido arrancarme una sonrisa.

Para la edición número 308 de la revista Mundo Diners, en Ecuador, que corresponde a enero del año en curso, se publicó un artículo en el que hablo de la serie “Héroes” y de cómo sus realizadores se valieron de la web para trasladar la ficción a un juego de realidad, aunque sea virtual. Claro, hablé de otros ejemplos no estrictamente ligados a la internet, pero lo hice. Salvo un grave error, ignorar “Lost Experience”, también en la web, por razones que aclararé luego.

El asunto es que en la edición de febrero aparece una carta de un lector que me encantó (por ahí me dijeron que me están leyendo y que debería estar contento por eso), porque no solamente que me hace una serie de indicaciones sobre Lost, sino que me reclama algo que para muchos de los que éramos televidentes de la serie (basta entrar a una serie interminable de foros para darte cuenta de eso) es una certeza: desde la tercera temporada hay algo que no está funcionando bien.

La carta la transcribo a continuación:

“El artículo ‘Héroes: ver televisión sin encender el televisor’ (Mundo Diners 308), de Eduardo Varas, afirma que ‘las ideas novedosas corren peligro de convertirse en insoportables para los espectadores si no hay un atractivo adicional. ‘Lost’ (Perdidos) sirve de ejemplo, porque el concepto de un grupo de personas sobrevivientes de un accidente aéreo en una isla se ve completamente agotado luego de las tres primeras temporadas’. Es necesario aclarar que el autor del artículo parte de un criterio absolutamente equivocado ya que Lost ha sido el único programa de televisión que, durante el receso entre su segunda y tercera temporada, se vio prolongado por un juego interactivo en Internet (The Lost Experience), que contó con búsquedas en la red, comerciales televisivos en torno al mundo virtual que se creó y llegó a concretarse en apariciones de personajes del juego en late shows como el de Jimmy Kimmel y en el Comic-Con de Los Ángeles. Incluso se hizo una referencia especial a este “juego” en los créditos de la película Misión Imposible: 3. Con un rating promedio de 15 millones de espectadores por emisión, solamente en Estados Unidos,,, Los se ha mantenido entre los grandes programas, a la vez que ha contado con un apoyo masivo por parte de una de las más grandes comunidades virtuales de fanáticos a nivel global. Ha sido materia de cientos de páginas web, mobisodes, cómics y revistas especializadas. De igual manera, el fenómeno Lost se ha expandido a un nivel literario notable, con referencias a obras clásicas y modernas que ayudan a la comprensión de la trama. Por todo lo expuesto, parece claro que la ‘idea novedosa’ de esta serie no se ha vuelto ‘insoportable para los espectadores’ ni se ha agotado en medida alguna. Es por esto que, con la mayor consideración, me permito recomendar al articulista Eduardo Varas que se informe exhaustivamente sobre los temas que va a tratar, ya que los criterios personales no deben afectar los hechos objetivos que se intentan exponer. Camilo Larrea”.

Bueno, me atrevo a contestar por esta vía, que es la que tengo a la mano:

“Estimado Camilo, me permito tutearte para dar una respuesta a esa carta que me parece notable en algunos puntos, en otros no tanto. Pues acepto y hago un mea culpa: debí escribir aunque sea una aclaración sobre la experiencia on line de Lost, aunque ese no era el sentido de la nota, sino de Héroes, cuya vinculación a la web presenta grandes diferencias sobre lo que Lost muestra. Insisto, debí colocar algo así como “Si bien la serie de J.J. Abrahams ha tenido sus espacios virtuales en la web, con juegos y experiencias, para muchos televidentes hay un problema con su argumento”. Y listo, se solucionaba el problema.

Lastimosamente había un espacio que cumplir y preferí dejar afuera esas tres líneas.

Ahora, No hay mucha diferencia entre tu carta y mi artículo: son productos de criterios personales que determinan una línea argumental a seguir. ¿Qué haríamos si no existieran los criterios? Lastimosamente no tienen porqué congeniar todos. Tú no tienes porqué aceptar el mío, ni yo el tuyo, como desde luego no lo hago. El texto publicado partió de una idea que como fanático de la televisión (ojo, no de Héroes, sino de el aparato ese en cuestión) surgió cuando experimenté las web de la serie y busqué otros ejemplos. En medio de esa búsqueda apareció la experiencia de Lost, pero la dejé afuera. Así como aseguras que hay gente que mantiene cientos de páginas web y foros a favor de la serie de los náufragos, pues existe lo contrario, y por miles. La nota no iba por ese lado, valga aclararlo. Incluso en cientos de espacios de análisis de televisión (como el manejado por el argentino Hernán Casciari, una invitación a todo fanático de la televisión, por favor) se opina sobre el camino seguido por Lost y cómo eso ha generado el rechazo de algunos televidentes, ahí me incluyo… ya te dije, soy televidente. Las dos primeras temporadas de Lost son impecables, la tercera ya me hace bostezar. Con igual simpleza te puedo decir que el Volumen 2 de Héroes es un completo bodrio, incomparable a lo que fue el Volumen 1.

Pero a eso no iba.

El asunto está en las diferencias de esas experiencias online. Tal como lo señalas, la de Lost empieza luego del final de la segunda temporada. La de Héroes se da durante la emisión de la serie en su cronograma regular. Es decir, un universo expandido en el medio del mismo universo. Y esa transformación marca una diferencia en el acto de ver televisión. Una vez que se acaba el capítulo, pues puedes llegar a tu computadora y dispersarte en lo que quieras del mismo. Y eso es ver televisión de otra forma. No sólo una estrategia para mantenerte colgado hasta que la nueva temporada empiece. By the way, varias de las web ligadas a Héroes, algunas, dejaron de funcionar en el receso entre Volumen 1 y 2.

Entonces ese criterio personal es el que me hizo tomar ciertos datos para elaborar la nota. ¿Qué hay de que una serie tenga páginas web de fanáticos? Si hasta David Hasselhoff tiene varias prodigadas por fans. ¿Qué hay de que salgan los créditos al final de Misión Imposible:3? Si J. J Abrahams, el creador de Lost, es el director de esa película, pues qué más se puede esperar. ¿Importa que los personajes salgan en un late show? Si en ellos sale hasta la mujer con las uñas más largas del mundo. El punto que te quiero probar es que los datos son para almacenarlos, y en ese sentido se extrapolan a la categoría de fenómeno y no de la experiencia que se trata en la nota. Es muy distinto hablar del fanático de una serie que del cambio que ese espacio prodiga a la forma de ver la “caja boba”.

Por eso, estimado Camilo, te quiero agradecer la carta enviada. También decirte que me resulta tan gracioso encontrar esa pelea entre ‘Lost’ y ‘Héroes’ acá en Ecuador y que al menos esta discusión sea en términos televisivos y de datos. No te voy a pedir ‘objetividad’ y nada por el estilo. Se nota que eres fanático de la serie y te ofendiste por un criterio que sintetiza la opinión de miles de personas en el mundo. Y celebro, en ese sentido, tu defensa. De eso se trata, de defender lo que uno siente como propio. Saludos. Eduardo Varas”.

10 comentarios en “Correo de lectores

  1. ¿Las dos primeras temporada de Lost, impecables? Por favor. Esa serie ha tenido problemas y altos y bajos desde el tercer episodio de la primera temporada. Varias veces los personajes han caído en contradicciones para encajar con los clichés de turno y los caprichos de los guionistas, eso se ha visto desde la primera temporada. Locke, por ejemplo, empezó como un sabio enigmático y reservado; luego, desde ‘The Moth’ lo conviertieron en un pelmazo a lo Oh Jedi Master. Y en la segunda temporada pasa de ser gurú espiritual de la isla a ser un escéptico John Doggetiano de forma extremadamente forzada, sin mencionar que para darle vuelo a Henry Gale y su consabido maquiavelismo, los guionistas forzaron una de envidia de penes entre Locke y Jack bastante fuera de lugar. Nada de impecable. Lo que veo en la tercera temporada es que les dió por reciclar temas y dar rodeos innecesarios; pero igual, así y todo esa temporada también tiene sus momentos de brillantez; es la que más me ha gustado.

  2. ¿Las dos primeras temporada de Lost, impecables? Por favor. Esa serie ha tenido problemas y altos y bajos desde el tercer episodio de la primera temporada. Varias veces los personajes han caído en contradicciones para encajar con los clichés de turno y los caprichos de los guionistas, eso se ha visto desde la primera temporada. Locke, por ejemplo, empezó como un sabio enigmático y reservado; luego, desde ‘The Moth’ lo conviertieron en un pelmazo a lo Oh Jedi Master. Y en la segunda temporada pasa de ser gurú espiritual de la isla a ser un escéptico John Doggetiano de forma extremadamente forzada, sin mencionar que para darle vuelo a Henry Gale y su consabido maquiavelismo, los guionistas forzaron una de envidia de penes entre Locke y Jack bastante fuera de lugar. Nada de impecable. Lo que veo en la tercera temporada es que les dió por reciclar temas y dar rodeos innecesarios; pero igual, así y todo esa temporada también tiene sus momentos de brillantez; es la que más me ha gustado.

  3. Recien me estoy intentando igualar en Heroes, Lost, no me ha llamado la atencion en lo absoluto. Tal vez en Heroes encontré un tipo de X-men dentro de los X-men, que como amante de los comics me encanta.

  4. Recien me estoy intentando igualar en Heroes, Lost, no me ha llamado la atencion en lo absoluto. Tal vez en Heroes encontré un tipo de X-men dentro de los X-men, que como amante de los comics me encanta.

  5. Estimado Eduardo:

    Por casualidad llegué a tu blog, través de otras páginas y me encontré, claro, con esta entrada que merece el comentario correspondiente.

    Lo que vengo diciendo es que la generalización fue exagerada. No a todos los televidentes les parece
    “insoportable”, así como no a todos les gustan los mismos colores, la misma música o los mismos libros. Solo eso. Lo demás es puro dato.

    Por otra parte, te diré en confianza que, personalmente, me gusta mucho Heroes, serie que he seguido desde el principio. A tu comentario sobre el volumen 2, no sé si ya acabaste de ver todos los episodios, pero tiene su momento y vale la pena verlo completo.

    Dejo pues este comentario que no es otra cosa que un puente para seguir conversando de estos temas de series, cine, etc.

    Saludos,

    Camilo Larrea O.

  6. Estimado Eduardo:

    Por casualidad llegué a tu blog, través de otras páginas y me encontré, claro, con esta entrada que merece el comentario correspondiente.

    Lo que vengo diciendo es que la generalización fue exagerada. No a todos los televidentes les parece
    “insoportable”, así como no a todos les gustan los mismos colores, la misma música o los mismos libros. Solo eso. Lo demás es puro dato.

    Por otra parte, te diré en confianza que, personalmente, me gusta mucho Heroes, serie que he seguido desde el principio. A tu comentario sobre el volumen 2, no sé si ya acabaste de ver todos los episodios, pero tiene su momento y vale la pena verlo completo.

    Dejo pues este comentario que no es otra cosa que un puente para seguir conversando de estos temas de series, cine, etc.

    Saludos,

    Camilo Larrea O.

  7. Estimado Camilo,

    Gracias por la respuesta. Me complace saber que se pueden hacer este tipo de discusiones, sobre todo con altura (tampoco hay que signarlo como viejos cascarrabias, desde luego), algo que siempre he reclamado por este medio. Al mismo tiempo le agradezco la lectura del artículo y su carta evidenciando las falencias que había presentado.

    Un saludo.

    Eduardo

  8. Estimado Camilo,

    Gracias por la respuesta. Me complace saber que se pueden hacer este tipo de discusiones, sobre todo con altura (tampoco hay que signarlo como viejos cascarrabias, desde luego), algo que siempre he reclamado por este medio. Al mismo tiempo le agradezco la lectura del artículo y su carta evidenciando las falencias que había presentado.

    Un saludo.

    Eduardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s