Gracq: Uno de esos grandes que se van justo en estas fechas

Julien Gracq acaba de morir. Lo leo en la web. Pienso en “El mar de las sirtes”, el libro que he dejado de lado por falta de dinero y que me lo ha recomendado más de una vez Leonardo Valencia. Pienso en esa vez que ganó el Goncourt, en 1951, e hizo lo que pocos hacen: rechazarlo. Pienso en la integridad de un autor, en su fortaleza y el acto mismo de la creación literaria. En eso está el mérito, no en nada más.
La escritura misma y la narración como finalidad.
Luego pienso en el arte por el arte y en que no se puede negar la utilidad del arte, en que no se puede desligar las marquesinas de la escritura. Que hay muchas cosas detrás de ese entretenido instante de imaginar, sentarte, escribir y presionar “save as”.
Dicen que los libros de Gracq nunca adquirieron el status de ediciones populares (pues he visto ediciones en paperback que puedes llevar en tu bolsillo, aunque no son tan baratas), que también declinó ser parte de la Academia Francesa, que fue prisionero durante de Segunda Guerra Mundial, que terminó siendo maestro de Historia…
La lección principal es la básica: la escritura como finalidad, el resto es puro accesorio.

PD: Como la buena bestia que suelo ser, sobre todo en estas fiestas y momentos en los que tengo familiares enfermos y me toca salir corriendo al hospital, he puesto la foto de Francisco Umbral y no de la Gracq. Ahora la cambio. Gracias a Patricio Burbano por la corrección..
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s