Antes de que llegue la noche (más vale estar prevenido)

La vida de Reinaldo Arenas se nos hizo pública gracias a Julian Schnabel, un pintor gigante y casi obeso que ha dedicado parte de su vida a hacer películas sobre creadores. ‘Basquiat’ fue su primer intento, hermoso, delicado y lleno de imágenes que conmueven. Luego llegó la vida de Arenas en ‘Antes que anochezca’ (creo que debería ser ‘Antes de que anochezca’), filme en el que pudimos ver la lucha de un creador por su condición y cómo sufrió su obra la persecución de un sistema que lo reprochaba por ser homosexual.

Sí, Arenas de castrista (gracias a su pobreza, que fue lo que le empujó a apoyar a los ‘barbudos’) se volvió en uno de los más fieros críticos del sistema, hasta su muerte por complicaciones derivadas del Sida en 1990. Y eso es algo que se evidencia tanto en su autobiografía, así como en la película de Schnabel.

Una de las maravillas de esta era tecnológica es enfrentarte al pasado y a la construcción de este pasado. En los ‘Special Features’ del DVD hay algunas joyas, como por ejemplo un extracto del documental ‘Conducta impropia’, de Néstor Almendros y Orlando Jiminez Leal, trasmitido en la televisión francesa en 1984, en el que Arenas habla de su experiencia y de la represión en la isla. Esta entrevista fue redramatizada en la película, cuando un excelente Javier Bardem, haciendo de Arenas, habla de la diferencia entre los sistemas de Cuba y Estados Unidos: En uno, cuando te golpean, debes dar las gracias; en el otro, cuando te golpean, puedes gritar…

El verdadero Reinaldo Arenas aparece en la pantalla y habla, dice cómo fue su experiencia de 18 meses preso en El Morro, del Plan de Rehabilitación al que fue sometido para retractarse de la vida que tenía y que atentaba contra el sistema. Cómo se quedó sin nada luego de la prisión, perdió manuscritos, y justo cuando era más conocido en el exterior, en Cuba era una ‘no persona’. “Yo paso a encarnar un típico personaje de Orwell”, comenta.


Luego habla del apoyo popular y si bien no lo critica, lo delimita. Su experiencia se centra en estar en la Plaza Martí y aplaudir y aprobar leyes que incluso estaban en contra de su estilo de vida. Había que hacerlo porque del Estado todos dependen y eso te lleva a un “estado paranoico”, según sus términos.

Una reflexión necesaria sobre a política que se hace hoy, que no se ha dejado de hacer en el continente. Reproches, leyes, coerciones, normativa que disminuye a algunos, normativas que benefician a otros. La noche no se aleja, después de todo: En Bolivia se matan por una constitución. Uribe cataloga a Chávez de la manera más adecuada que puedo encontrar (a veces los imbéciles e inhumanos como Uribe pueden tener la razón): expansionista. Chávez se pelea con España, y el Rey lo pone en su lugar. Nuestro Presidente Correa es tratado como una persona común y revisado como tal en el aeropuerto de Miami, por un supuesto error administrativo (yeah right, suck my balls, baby)… La Asamblea Constituyente empieza esta semana en Montecristri.


Y no quiero llegar a establecer paralelismos, pero es necesario estar con los ojos abiertos cuando firmas un cheque en blanco, aunque hayan buenas intenciones. Somos un pueblo golpeado que no se puede dar el lujo de confiar con los ojos cerrados. Nadie debe bajarse los pantalones ante el otro. Eso queda claro, lo necesario es rendirle tributo a la realidad y en base a eso buscar los caminos necesarios. Y es por ese tributo que hago hincapié en algo que a los defensores del régimen en Cuba (yo no lo soy, lo siento, aplaudo sus ventajas en educación y en salud, pero un lugar donde no exista libertad de expresar el pensamiento es un lugar muerto) no les gustó del filme. El primer país en despenalizar la homosexualidad en América fue Cuba, espero estar en lo correcto, y Ecuador, para variar, uno de los últimos.

La noche no es un sistema sobre otro, sino pensar que la razón está de mi lado. Esa sí que es la noche más larga y no sólo es potestad de capitalistas o socialistas, sino de tarados. Y de esos hay muchos en ambos bandos.

Anuncios

6 comentarios en “Antes de que llegue la noche (más vale estar prevenido)

  1. el libro de Arenas es conmovedor, a mi criterio más que la película; su sentido crítico, primero hacia sí mismo, su mirada irónica de la vida,no podían estar al servicio de ningún régimen totalitario.
    Y los poemas de Arenas son de la contundencia de un mazazo y la levedad de una pluma.
    Rescato es actitud frontal y no lastimera del tipo, y su fuerza narrativa.
    saludos

  2. el libro de Arenas es conmovedor, a mi criterio más que la película; su sentido crítico, primero hacia sí mismo, su mirada irónica de la vida,no podían estar al servicio de ningún régimen totalitario.
    Y los poemas de Arenas son de la contundencia de un mazazo y la levedad de una pluma.
    Rescato es actitud frontal y no lastimera del tipo, y su fuerza narrativa.
    saludos

  3. siempre hay que reclamar cuando la libertad se coarta, de una u otra forma. yo no creo que este gobierno caiga en el dogmatismo cubano o venezolano (tienen cosas muy buenas, es cierto, pero tambièn a veces caen en el dogmatismo). O sea, cuidado que cuando uno sea crìtico te muelan, y que cuando ellos sean crìticos no haya nadie que los muela. O sea, seamos crìticos todos, que la crìtica funciones tanto de un lado como del otro, pero que ningùn criterio se imponga sobre el otro. Siempre el debate y nada de dogmatismos. Salud

  4. siempre hay que reclamar cuando la libertad se coarta, de una u otra forma. yo no creo que este gobierno caiga en el dogmatismo cubano o venezolano (tienen cosas muy buenas, es cierto, pero tambièn a veces caen en el dogmatismo). O sea, cuidado que cuando uno sea crìtico te muelan, y que cuando ellos sean crìticos no haya nadie que los muela. O sea, seamos crìticos todos, que la crìtica funciones tanto de un lado como del otro, pero que ningùn criterio se imponga sobre el otro. Siempre el debate y nada de dogmatismos. Salud

  5. TAMBIÉN A MÍ ME IMPRESIONÓ LA FUERZA y, a la vez, la fragilidad de Reinaldo Arenas en “Antes de que anochezca” (sí es así), el libro. La película me gustó menos aunque el papel de Bardem está bordado, lo reconozco.
    Por desgracia, ningún sistema nos garantiza las libertades de hecho, aunque se reconozcan de derecho, que ya es una paso. Estamos mediatizados socialmente y a este producto comercial que hemos construído debemos rendirle tributo.
    Abrazos

  6. TAMBIÉN A MÍ ME IMPRESIONÓ LA FUERZA y, a la vez, la fragilidad de Reinaldo Arenas en “Antes de que anochezca” (sí es así), el libro. La película me gustó menos aunque el papel de Bardem está bordado, lo reconozco.
    Por desgracia, ningún sistema nos garantiza las libertades de hecho, aunque se reconozcan de derecho, que ya es una paso. Estamos mediatizados socialmente y a este producto comercial que hemos construído debemos rendirle tributo.
    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s