Juegos de seducción

Uncategorized

La bipolaridad le sienta mal a los discursos. Escucho y leo con suma atención unas declaraciones que hiciera Alberto Acosta, inevitable Presidente de la Asamblea Constituyente y miembro del partido de Gobierno, quien ha asegurado que la Junta de Beneficencia de Guayaquil (que se encarga de la Lotería Nacional) es un monopolio y que su actividad deberá ser regulada por la Asamblea.

He leído también varios artículos sobre esto, defensas de la misma Junta, de las figuras de Guayaquil, llamadas a noticiarios en las que acusan a la institución de ser simplemente un órgano de Guayaquil que no beneficia a nadie más, aunque sus productos sean vendidos a nivel de todo Ecuador. Creo que todas las opiniones que se han vertido son tan sesgadas que me aterran. Ver sólo el árbol impide ver el bosque, ¿no? Y en este caso no hay cómo ser tan dúctil y maleable, sino pensar mejor.

El asunto tiene varias consideraciones, pero tampoco voy a precisar todas. La Junta se ha financiado a lo largo de decenas de años a través de sus sorteos de Lotería. Con eso paga los gastos y la vida de una serie de hospitales, centros de atención a ancianos, a niños y otras cosas que no recuerdo… y creo que hasta de esto hay que dudar, como buen hijo de cristiano dubitativo (y dudar no es tan terrible, es el germen de casi todo). Y ante el anuncio de revisión de su estado han saltado a decir que se dejaría sin atención a mucha gente. Bueno, quién sabe qué va a pasar.

Desbaratar esas instituciones tanto emblemáticas como malformadas, en Guayaquil, es el intento del Gobierno desde hace meses. Está bien, hay algunos organismos que son tan deplorables que ha valido la pena esa reestructuración obligada (como con la Comisión de Tránsito del Guayas, que si bien era de toda la provincia tenía representantes más que nada de una ciudad) y en ese sentido entiendo el dardo dirigido a la Junta de Beneficencia, que bien o mal ha cumplido una labor que ha ayudado a muchos, gente que conozco y familiares.

Aún así, toda institución debería ser revisada, indiscutiblemente.

El problema es que todo esto conduce a una polarización que me parece aberrante. Si la intención de Acosta es evitar que sólo exista una ‘única’ Lotería en el país, pues creo que le tocará financiar de alguna forma el nacimiento de otra que pueda competir en un campo ya ganado a través de años por la Lotería Nacional. No hay más vuelta. Por eso me río cuando escucho frases que hablan de ataques a Guayaquil y otras, como una llamada telefónica hoy en el programa de Carlos Vera, en la que se decía que una institución equis había sacado los permisos legales para una lotería en todo el país, la lanzaron pero tuvieron que desistir al poco tiempo, porque no pudieron competir contra la maquinaria que era la Lotería Nacional. Entonces la decisión era: “es un monopolio” y hay que atacarlo.

Usar excusas para el propio beneficio es lo mejor que hacemos y qué se yo, a veces las soluciones más sencillas son las mejores, pero preferimos encerrarnos a llorar, hablar desde dos posturas irreconciliables y no pensar que un mercado como este es muy grande y que quizás con una buena estrategia, en un lapso cualquiera, se podrá conseguir que dos, tres o más loterías convivan y ya. Santo Remedio. Pero cómo seduce el combate, cómo seduce la guerra…

4 comentarios en “Juegos de seducción

  1. la Junta se ha comportado monopólicamente:

    * una ley obliga a tener permiso antes de hacer una rifa. cada vez que alguien pide permiso, la junta saca la ley de 1894 y se opone.

    * cuando no le dan la razón a la junta y autorizan el sorteo, la junta les obliga a los vendedores a no coger cartones de otros sorteos, so pena de retirarles la venta de lotería y sus juegos.

    * la junta impidió que el d. quito use la marca “la gorda” para su sorteo anual, a través de sacar la raspadita “el gordo”.

    * ejemplos, sorteos que fracasaron: telebingo, la del D. Quito, la del consejo provincial de pichincha.

    * yo ya dije que la Lotería es un monopolio:
    http://elboton.blogspot.com/2004/09/de-monopolios.html

  2. la Junta se ha comportado monopólicamente:

    * una ley obliga a tener permiso antes de hacer una rifa. cada vez que alguien pide permiso, la junta saca la ley de 1894 y se opone.

    * cuando no le dan la razón a la junta y autorizan el sorteo, la junta les obliga a los vendedores a no coger cartones de otros sorteos, so pena de retirarles la venta de lotería y sus juegos.

    * la junta impidió que el d. quito use la marca “la gorda” para su sorteo anual, a través de sacar la raspadita “el gordo”.

    * ejemplos, sorteos que fracasaron: telebingo, la del D. Quito, la del consejo provincial de pichincha.

    * yo ya dije que la Lotería es un monopolio:
    http://elboton.blogspot.com/2004/09/de-monopolios.html

  3. Pues esas son certezas que determinan o son parte de una reflexión que muchso deberían hacer, loco…

    Ahora el punto es que la discusiónsea eso. Escuché que hasta a la Federación Ecuatoriana de Fútbol van a regular, genial…

    Eso se debe hacer con todo… pero no desviar las discusiones.

    Insisto, ese nivel pasional caga todo.

    Un abrazo, jmajor

  4. Pues esas son certezas que determinan o son parte de una reflexión que muchso deberían hacer, loco…

    Ahora el punto es que la discusiónsea eso. Escuché que hasta a la Federación Ecuatoriana de Fútbol van a regular, genial…

    Eso se debe hacer con todo… pero no desviar las discusiones.

    Insisto, ese nivel pasional caga todo.

    Un abrazo, jmajor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s