Despiértame cuando pase el rumor

Sólo puede suceder en una ciudad como esta, me digo, aunque me mienta. La idiosincrasia es la más poderosa de las armas y el terrorismo de un inconsciente quizás el acto criminal que deberá ser imputado. Hay una necesidad de culpable, sin duda, nadie que juegue con la nobleza, inocencia y falta de sentido común de una ciudad puede salir tan airoso, por más broma o lo que sea…

Una radio habría empezado el rumor de que en Guayaquil se iba a dar un gran terremoto y un tsunami. Yo estoy en esta ciudad, me levanto y veo el movimiento en casa de mis padre. “¿Qué sucede?”, pregunto. Me lo explican y me río. Al menos que sean perros los que lo dijeron o sufran de lo que sufre John Travolta en Phenomenon, nadie, pero nadie, puede anticipar que habrá un terremoto. Creo que eso me lo enseñaron en la escuela. Transcribo lo que encontré enla cite-sciences.fr: Una solución para predecir terremotos “consiste en observar los fenómenos naturales que se producen antes de un sismo. Los investigadores han estudiado varias de estas «señales precursoras»: sucesión de pequeños sismos (a veces silenciosos), aumento del contenido en radón de las aguas subterráneas, variaciones del nivel de agua en los pozos o los sondeos, anomalías electromagnéticas, etc. También se han observado cambios en el comportamiento de los animales”.

Pero a pesar de estas precisiones, no hay certeza, no existe. Se elucubra, nada más.

Entonces las llamadas telefónicas: “¿Sabes la última?”, va a darse un terremoto”. Amigos preocupados que corren a llamar a otros y a decirles que el hermano de la novia del sobrino que trabaja en el Instituto Oceanográfico de la Armada ha dicho que en una hora se viene un terremoto. Y todo se desarrolla en la madrugada y que hay que salir corriendo. Y muchos que hacen caso y hospitales que sacan a sus enfermos por temor al movimiento. Y la presión que se le eleva a mi abuela por el tema y los recuerdos de los anteriores temblores. Como el que se dio el miércoles por la noche, cuando se movió casi todo y la gente se asustó.

Al final el Gobierno que lanza un aviso de que no va a pasar nada y anuncia que buscará a los que propiciaron esto. Yo bostezo y creo que vuelvo a acostarme, porque es mejor quedarse dormindo ante el sentido común envuelto de sueño.

Anuncios

2 comentarios en “Despiértame cuando pase el rumor

  1. Eso es la prueba mas fehaciente de la ignorancia y falta de razonamiento de muchos ecuatorianos, vivimos del rumor, es nuestra idiosincracia… que hacer contra eso?

  2. Eso es la prueba mas fehaciente de la ignorancia y falta de razonamiento de muchos ecuatorianos, vivimos del rumor, es nuestra idiosincracia… que hacer contra eso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s