Un momento snuff

Uncategorized

‘Vacancy’ es un filme de suspenso que surge en medio de películas de terror como una pequeña joya. Lo es desde la poca pretensión, incluso desde el inicio que remite a casi todos los filmes de horror que se hagan: La pareja que va por la noche por una carretera apartada y se les daña el carro. No tienen más remedio que acercarse a un motel en el camino, dormir ahí y esperar a la mañana para ver cómo arreglan el problema y seguir el recorrido.

Listo, el principio común denominador con otros filmes, incluso con el Rocky Horror Picture Show. Sin embargo, la película de Nimrod Antal (en un momento pensé que era de esos seudónimos como Alan Smithee, que pueden usar algunos directores para esconder su nombre real cuando el resultado de un filme no está acorde a su visión estética… y quizás sea así) despega una vez que empieza la desesperación, los golpes en las puertas, las luces que se encienden y apagan en la habitación, las películas sobre el vcr, que colocan para ver algo hasta quedarse dormidos y descubrir películas snuffs, grabadas en la habitación en la que están.

Luke Wilson y la hermosa (hermosísima, en realidad) Kate Beckinsale son la pareja Fox que debe buscar la manera de no acabar como el resto de personas que salen en las películas. Deben enfrentarse a un trío que los acosa, dos de ellos con máscaras y uno, el gerente del motel Pinewood, interpretado con genialidad por Fred Whaley… quizás el villano más impresionante de los últimos diez años en el mundo del cine.

El filme, desde el momento en que la pareja debe buscar la manera de sobrevivir, al andar, o como dice el personaje de Wilson, quien mira los videos una y otra vez, “encontrar los errores que cometieron los otros para salir vivos”, se dispara. Ya no es la película en la que únicamente vitoreas porque el matrimonio salga bien, sino que es un cúmulo de tensión en el que rescatando lo que alguna vez hizo Hitchcock, no se muestra mucho, se lo insinúa y eso es suficiente. ‘Vacancy’ te mantiene tensionado un poco más de una hora y eso no es algo que sucede con tanta facilidad en un movie theatre. A pesar del distanciamiento saludable que ensayas con una película, la desesperación es una sensación transmitible, sinestésica, pues lo que vemos se hace angustia en nuestro organismo.

isn’t she lovely?

Todo es oscuro, un entramado en el que los asesinos asustan a sus víctimas antes de asesinarlas, porque quizás el mercado de esos filmes lo exige así. En ese tiempo es que puede estar la salvación, en quizás entender que si se toma las riendas, a pesar de desconocer los resultados, puede existir la oportunidad de salir. No hay un porqué, sí hay manifestaciones de perversión (insisto, Whaley –quien interpretó a Robbie Krieger en la película ‘The Doors’, de Oliver Stone- es lo mejor de ‘Vacancy’), y sí hay un negocio, que ha sido tratado en otros filmes como el deprimente ‘8mm’, de Joel Schumacher, y el espectacular ‘Tesis’, de Alejandro Amenábar, en este trabajo de Antal lo que queda es observar un acto de supervivencia, sin mediar motivos o especulaciones.

Con uno de los cierres más impactantes que he visto en muchos años, en el que incluso se pude percibir cómo el director quiere seguir jugando con los espectadores, ‘Vacancy’ es estrictamente recomendable para aquellos que quieres asustarse, salir del cine con el impacto en el ojo y tener que hacer varias cosas para que los niveles de adrenalina bajen y puedas respirar nuevamente lento.

2 comentarios en “Un momento snuff

  1. Eduardo, no lo puedo creer! O si, en este mundo globalizado. No tengo tiempo para leer el post porque me tengo que ir a la Universidad pero hace un tiempo vi esta película con mi novia -en un cd bajado de Internet que vaya uno a saber como llegó hasta nosotros- y me dije lo mismo que vos: En el conglomerado vulgar de las películas de terror sobre tortura, etc., “Habitación sin salida” es una joya, sin pretensiones, sin planos macabros al pedo, es un film letal que gana desde su pequeñez. Saludos.

  2. Eduardo, no lo puedo creer! O si, en este mundo globalizado. No tengo tiempo para leer el post porque me tengo que ir a la Universidad pero hace un tiempo vi esta película con mi novia -en un cd bajado de Internet que vaya uno a saber como llegó hasta nosotros- y me dije lo mismo que vos: En el conglomerado vulgar de las películas de terror sobre tortura, etc., “Habitación sin salida” es una joya, sin pretensiones, sin planos macabros al pedo, es un film letal que gana desde su pequeñez. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s