Canciones imprescindibles: Suffer Little Children – The Smiths

Andy Rourke (bajo), Morrisey (voz), Johnny Marr (guitarra) y Mike Joyce (batería)
La pesadilla es la muerte y sobre todo cuando la muerte es de unos niños pequeños, adolescentes en medio de una violencia que tiene su explicación en un acto desenfrenado. El morbo es lo que siempre mueve a muchos, incluso hasta para saber esas cosas ocultas que uno intenta dejar de lado, como el dolor del crimen sin sentido. El arte puede ser una maniobra de la obsesión humana por lo truculento, el arte es la truculencia puesta al servicio de la expresión.

Entre 1963 y 1965 una pareja inglesa decidió matar a niños. Eran Ian Brady y Myra Hindley. Mataron a cinco niños, de entre 10 a 16 años, hombres y mujeres. No sólo los mataron, abusaron de ellos y torturaron, incluso registraron algunos de sus crímenes en fotografías y en grabaciones en cinta de audio. Los crímenes horrorizaron a Inglaterra, especialmente en Manchester, donde se cometieron y fueron denominados ‘Los Asesinatos de Moors’, en honor al lugar donde enterraban los cuerpos, el Saddleworth Moor.

Años después la idea seguiría en la cabeza de un joven poeta convertido en cantante de un grupo de rock. Steven Patrick Morrisey escribió la letra para una canción que fue musicalizada por su compañero de banda Johnny Marr. Esta canción se tituló ‘Suffer Little Children’ y fue el primer tema que compusieron para la agrupacioón que estaban armando: The Smiths.

Suffer Little Children (Morrisey/Marr)

Over the moor, take me to the moor

Dig a shallow grave
And I’ll lay me down
Over the moor, take me to the moor
Dig a shallow grave
And I’ll lay me down
Lesley-Anne, with your pretty white beads
Oh John, you’ll never be a man
And you’ll never see your home again
Oh Manchester, so much to answer for
Edward, see those alluring lights?
Tonight will be your very last night
A woman said : “I know my son is dead
I’ll never rest my hands on his sacred head”
Hindley wakes and Hindley says
Hindley wakes, Hindley wakes, Hindley wakes, and says:
“Oh, wherever he has gone, I have gone”
But fresh lilaced moorland fields
Cannot hide the stolid stench of death
Fresh lilaced moorland fields
Cannot hide the stolid stench of death
Hindley wakes and says
Hindley wakes, Hindley wakes, Hindley wakes, and says:
“Oh, whatever he has done, I have done”

But this is no easy ride

For a child cries:
“Oh, find me … find me, nothing more
We are on a sullen misty moor
We may be dead and we may be gone
But we will be, we will be, we will be, right by your side
Until the day you die
This is no easy ride
We will haunt you when you laugh
Yes, you could say we’re a team
You might sleep
You might sleep
You might sleep
BUT YOU WILL NEVER DREAM!
Oh, you might sleep
BUT YOU WILL NEVER DREAM!
You might sleep
BUT YOU WILL NEVER DREAM!”
Oh Manchester, so much to answer for
Oh Manchester, so much to answer for
Oh, find me, find me!
Find me!
I’ll haunt you when you laugh
Oh, I’ll haunt you when you laugh
You might sleep
BUT YOU WILL NEVER DREAM!
Oh … Over the moors, I’m on the moor
Oh, over the moor
Oh, the child is on the moor

Rourke, Marr, Morrisey y Joyce

Sufran pequeños niños (Morrisey / Marr)

Por el Moor, llévame al Moor
Cava una tumba no profunda
Y me acostaré ahí

Por el Moor, llévame al Moor
Cava una tumba no profunda
Y me acostaré ahí

Lesley-Ann, con tus hermosas perlas blancas
Oh John, nunca serás un hombre
Y nunca verás tu casa de nuevo
Oh Manchester, demasiado por responder

Edward, ¿ves esas luces radiantes?
Esta noche será tu última noche
Una mujer dijo: “Sé que mi hijo está muerto,
Y nunca posaré mis manos sobre su sagrada cabeza”.

Hindley se despierta y Hindley dice
Hindley se despierta, Hindley se despierta, Hindley se despierta y dice:
“Oh, en donde él haya estado, yo estuve”

Pero estos frescos campos lilaceos
No pueden esconder el impasible hedor a muerte
Frescos campos lilaceos
No pueden esconder el impasible hedor a muerte

Hindley se despierta y Hindley dice
Hindley se despierta, Hindley se despierta, Hindley se despierta y dice:
“Lo que él haya hecho, yo lo hice”

Pero no es un viaje sencillo
Porque un niño grita:
“Oh, encuéntrame, encuéntrame… nada más
Estamos en el nublado y malhumorado Moor
Quizás estemos muertes y no estemos aquí
Pero siempre estaremos, siempre estaremos, siempre estaremos a tu lado
Hasta el día en que mueras
No es un viaje sencillo
Te seguiré cuando rías
Sí, podrías decir que somos un equipo
Podrás dormir
Podrás dormir
Podrás dormir
Pero no soñarás nunca
Oh, podrás dormir
Pero nunca soñarás
Oh, podrás dormir
Pero nunca soñarás”

Oh, Manchester, demasiado por responder
Oh, Manchester, demasiado por responder

Oh, encuéntrame, encuéntrame
Te seguiré cuando rías
Oh, te seguiré cuando rías
Podrás dormir
Pero nunca sonarás

Por los Moors, estoy en el Moor
Oh, por el Moor
El niño está en el Moor…

Morrisey hace de la tragedia una obra ambigua y drásticamente tenebrosa, quizás como ningún otro tema lo puede ser. La canta en tono grave, lastimero, y habla desde todas las perspectivas posibles, incluso la de él al inicio del tema. Morrisey, nacido en Manchester, era un poco menor las víctimas de los asesinatos de Moors y de alguna manera se siente identificado con ese acto de crueldad, que en definitiva no juzga como más o como menos, simplemente lo coloca en una dimensión en la que le interesa el dolor y a la vez explicarlo, explicarse.

Moz, haciendo lo que mejor sabe hacer…

En ‘Suffer Little Children’ todos tienen voz, los protagonistas aparecen y se transforman en el coro de la angustia. Detrás la música de Marr, que entre infantil y oscura redondea el sentido ambiguo de la letra. En ciertos momentos parece un festejo, en otros una manifestación del dolor, en la que tres de las víctimas son referidas (Lesley-Ann Downey –la más torturada de todas-, John Kilbride y Edward Evans), hay una madre que llora la muerte de su hijo y uno de los asesinos Myra Hindley, en talvez el instante musical más tenebroso de la canción, cuando se despierta y está por decir algo, como si se acercara a los niños a hacerles algo. Morrisey funciona como un narrador impasible.

La canción fue tocada una sola vez en vivo por The Smiths. Está incluida en su primer disco y fue el lado B del single ‘Heaven knows I’m miserable now’. Para cuando vio la luz había cuerpos que todavía no eran recuperados (por eso la parte del ‘Find me, find me…’) y causó un revuelo en Inglaterra, cuando varios medios y emisoras radiales llamaron a boicotear al grupo y la canción por utilizar una tragedia como esa para hacer música. Incluso familiares de las víctimas intentaron presentar demandas, pero el propio Morrisey se encargó personalmente de hablar con esas personas y desvirtuar cualquier acción legal. En definitiva su interés era descargar esa rabia e incomprensión del horror que tenía adentro desde pequeño. Al final incluso terminó siendo amigo de algunos de ellos.

El cierre del tema es el coro de los muertos, las frases a sus seres cercanos, la comprensión de que ese dolor jamás podrá desaparecer y de fondo las risas/llantos de una mujer/niña como evidencia de la vida, de lo que toca vivir después de la ausencia provocada por un acto de violencia desproporcionada.

Los asesinos fueron condenados a prisión de por vida. Hindley tuvo la posibilidad en su sentencia de pedir libertad condicional, pero nunca se la dieron. En el 2002 murió de un infarto en una prisión inglesa. Ella afirmaba estar arrepentida y haber actuado por temor a que Brady le hiciera algo, pero la justificación no convenció a nadie. Brady sigue pudriéndose en un hospital psiquiátrico, como debe ser.

Morrisey es quizás el mejor letrista de los últimos 40 años, no sólo del rock, sino de la música en general y para aquellos que se jactan de componer pues vendría bien prestarle atención a sus canciones, sus melodías y cómo consigue hacer de sus demonios unas obras que valgan la pena.

Y que su tormenta personal haya pasado y haya sido posible de decantarse en una canción como esa es suficiente para el acto de creación. Sobre todo cuando ese hecho se convierte en algo tan determinante en tu vida y te lleva a nombrar a tu grupo. Smith era el apellido de la persona que delató a la policía a la parece asesina y esa palabra le quedó dando vueltas al pequeño Steven Patrick, quizás para utilizarla en algo que hiciera al crecer. Y así fue.

Los Smith, en plena función

Anuncios

9 comentarios en “Canciones imprescindibles: Suffer Little Children – The Smiths

  1. Realmente las letras de la cancion me dejaron impactado, la forma como narra y se desenvuelve con la musica es increible, realmente es todo un poeta, logro mezclar lo tragico con la poesia. Muchas gracias por poner las letras en español.

  2. Realmente las letras de la cancion me dejaron impactado, la forma como narra y se desenvuelve con la musica es increible, realmente es todo un poeta, logro mezclar lo tragico con la poesia. Muchas gracias por poner las letras en español.

  3. Morrisey es un genio.
    escuche rumores que el desde pequeño veía a “esa pareja” que eran Brady y Hindley con miedo.

  4. Morrisey me conmueve con su música, sólo o acompañado por the smiths siempre me han acompañado en mi habitación. Morrisey, La voz de terciopelo…

  5. Definitivamente estamos frente a un genio de la música, aunque no componga melodías, sus letras son gloriosas, alguna vez escuche decir que sí alguien hace una canción de amor, Morrissey escribiría una tres veces mejor, esta canción es un vivo reflejo de lo grande que es Morrissey.

  6. grande morrisey, grande marr!!! vivan los smiths, solo ellos pudieron hacer esto, conjugar melodias tan ambiguas al igual que sus letras.
    meat is murder!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s