Palabras sobre la literatura

Uncategorized
“Cuando la inflamación espontánea y persistente de los sentidos es una condición nata, la literatura se convierte en registro obligatorio de una celebrada patología. En ‘Conjeturas para una tarde’, Eduardo Varas se enfrenta, finalmente, a la filtración consciente y ordenada del sobrecogimiento cotidiano que vive y que solamente cobra sentido una vez que reconoce estar, irremediablemente, signado por el arte.

Con un brillate desempeño narrativo y una irrebatible transparencia emotiva. Eduardo asume el sobresalto que nos demanda la creación literaria y atrapa, en ese impulso de fe, a todos los que voluntariamente se acercan a ella.

Innumerables personajes se reflejan en espejos fragmentados por el vacío de una realidad maleable. Con el viento que expulsa cada página, la voz que se moja en la sangre más íntima cambia su tono y se empapa de gemidos colectivos y extravíos deliciosos que casi siempre retornan a la inexorable niebla caliente de Guayaquil. Personalmente me enamoré de Underground y Viaje en tren.

‘La escritura no debe ser más que uno de los síntomas, la manifestación más próxima y evidente de lo que puede ser el mal de la clarividencia’, dice Eduardo en uno de sus relatos y fuera de ellos se pregunta ‘¿Por qué tengo que sentir tanto?’. La respuesta se encarna en estas once historias, las que, sin adivinarlo su autor, superan la forma y se tornan, con cada pliegue de papel,, en exquisitos laberintos de salvación.

Sólo me queda invitarlos a disfrutar y felicitar a Eduardo por su impecable conjeturar, su acertado instinto narrativo y su ‘manía absurda de escribir las cosas que ve’”.
Paulina Terán

“Según yo, Varas escribe de adentro para afuera. Es más inteligente que cool, más compositor que rock star. Se detiene en los detalles, avanza en cámara lenta y hace zoom donde la mayoría de nosotros nos conformamos con la comodidad del plano general. Siento que en sus cuentos el cómo es más importante que el qué. Sus personajes no son extraordinarios en la carne sino en la sangre. Varas apunta directo a la cabeza, justo debajo de la frente, entre los ojos. Nos caza en plena conjetura, cuando estamos pensando en todas las cosas que no deberíamos hacer porque, si las hacemos, el mundo como lo conocemos se convertiría en un pantano desconocido, oscuro, hambriento y movedizo.

Leer a varas es meterse en problemas. No se lo puede leer horizontalmente porque Varas piensa en vertical, no camina recto sino hacia arriba y eso complica las cosas. Hay que leerlo con cinturón de seguridad y desconfiando de la gravedad, porque en sus episodios la manzana casi nunca vuelve al suelo. Tiene cuentos invisibles, cuentos inmóviles, cuentos que no se separan de la cotidianeidad pero que están sazonados con una especia mortal, que no se puede llamar el día a día. No le interesa la fantasía porque su realidad, su verdad, es bastante asfixiante como para llenarla de mentiras desabridas. Varas ha hecho un libro artefacto, interactivo, un juguete para adultos de criterio deformado, donde uno, lo quiera o no, tiene que leer una y otra vez la misma página para atrapar la mitad de la historia. Tengo la impresión de que Varas me invitó a su casa y solo me mostró la sala. Lo que podría actuar en su contra porque mal que mal, uno siempre quiere meter las narices donde no debe, uno quiere ver las heridas,, no la cicatriz, uno quiere saberlo todo: el chisme completo. Sin embargo, esa mezquindad de Varas resulta productiva, Varas te deja con la pica y por ende sus cuentos no van a terminar nunca.

No voy a dar un flash informativo de cada cuento porque la idea no es venderles el libro a como dé lugar. Además, ‘Conjeturas para una tarde’ se defiende por sí solo, y qué mejor que un libro que no necesita guardaespaldas. Eso sí, les advierto, de buena fe, que si van a recorrer este camino lleven comida y bebida, o mejor, Red Bull y Finalín. Varas no da masticado. Varas no es cuadrado, es cúbico”.
Juan Fernando Andrade

Gracias a los dos por sus palabras del martes…

Juan Fernando, Paulina y yo en plena celebración por el lanzamiento express

También le agradezco a Xavier Oquendo por el post que escribió sobre ‘Conjeturas…’. Siempre es bueno ver las cosas desde afuera.

8 comentarios en “Palabras sobre la literatura

  1. Querido Eduardo,
    las palabras de estos señores son maravillosas, aunque presiento que no tanto como las “Conjeturas…”. Me muero por leer ya esos cuentos móviles, verticales, invisibles, cúbicos, y que parecen desafiar a la inteligencia y a la resistencia lectora.
    Sólo he leído uno y, por eso, me creo lo que dicen estos chicos.
    Mi enhorabuena otra vez, Eduardo.
    Abrazos

  2. Querido Eduardo,
    las palabras de estos señores son maravillosas, aunque presiento que no tanto como las “Conjeturas…”. Me muero por leer ya esos cuentos móviles, verticales, invisibles, cúbicos, y que parecen desafiar a la inteligencia y a la resistencia lectora.
    Sólo he leído uno y, por eso, me creo lo que dicen estos chicos.
    Mi enhorabuena otra vez, Eduardo.
    Abrazos

  3. edu edu edu… mi gran amigo y q puedo decir de conjeturas? q irrumpes como eclosión tipo cuarenta y cinco en las neuronas de tus lectores, q desmitificas las incoherencias de nuestro ideario patético equivocado y bizantino respecto de incapacidades y …bla bla, q armas las letras -de seda- insertándoles puas que hacen debatirnos cual guerrero en batalla púnica con ignomisiosos fantasmas incorporeos, q con lo verosimil de tus imágenes arrasas, vacias y redimes la música y los recuerdos noventeros. Estoy feliz y se q eres feliz mi gran amigo y eso se puede resumir en GENIAL. Abrazos,
    fer
    pd: ya sabes lo q t pedi. se generoso alguna vez con tu amiga…por CARIDAD CRISTIANA si? jaja..
    pd2: o SOCIAL CRISTIANA (VOTA 6) jo jo mal chiste… pero fuera de broma me tenía q mandar la cuñita…

  4. edu edu edu… mi gran amigo y q puedo decir de conjeturas? q irrumpes como eclosión tipo cuarenta y cinco en las neuronas de tus lectores, q desmitificas las incoherencias de nuestro ideario patético equivocado y bizantino respecto de incapacidades y …bla bla, q armas las letras -de seda- insertándoles puas que hacen debatirnos cual guerrero en batalla púnica con ignomisiosos fantasmas incorporeos, q con lo verosimil de tus imágenes arrasas, vacias y redimes la música y los recuerdos noventeros. Estoy feliz y se q eres feliz mi gran amigo y eso se puede resumir en GENIAL. Abrazos,
    fer
    pd: ya sabes lo q t pedi. se generoso alguna vez con tu amiga…por CARIDAD CRISTIANA si? jaja..
    pd2: o SOCIAL CRISTIANA (VOTA 6) jo jo mal chiste… pero fuera de broma me tenía q mandar la cuñita…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s