La tragedia será televisada (y el dolor que nos hace humanos)

Uncategorized
Para los que no viven en Ecuador vale la pena una aclaración: ‘Cantando por un sueño’ es un programa de tv que se inició ayer y que se lo puede resumir en dos palabras… ‘karaoke televisivo’. Un show en el que 10 personas deben demostrar sus dotes para el canto en pos de un sueño, de conseguir algo que por su cuenta no lo pueden hacer.

Bueno, hay que generar atención y que el público no se despegue de la pantalla. ¿Cómo? Creando dúos, entre el participante, denominado ‘soñador’ y una figura del medio ecuatoriano, denominada ‘famoso (a)’. Y por si no fuera poco existe la figura del ‘padrino (madrina)’, representada por un cantante reconocido del país (eso de reconocido podría entrar en discusión) quien también participa y sale cantando. En suma: 10 concursantes y 20 aparentes razones por no despegarte del show.

Supongo que este programa es una franquicia, lo que resulta ser lo de menos. Lo que me aterra es ver lo que se ha convertido en diversión televisiva. Digo, poniendo a la par de lo que hacía Chuck Barris con ‘The Gong Show’ y el ‘Dating Game’, esto sí que es verdaderamente terrible. Y digo esto comparando con la idea de Barris que se maneja en ‘Confessions of a dangerous mind’, esa película escrita por Charlie Kauffman y dirigida por George Clooney, cuando al final del filme afirma estar pensando otra idea para un programa: un juego de ruleta rusa… y el que vive se lleva una licuadora (¿o era refrigeradora?)

Chuck Barris

En ‘Cantando por un sueño’ lo que vende es la tragedia. Esos sueños trágicos que tienen sus participantes, de evidente clase media-baja (como un servidor), quienes buscan ya sea una cura para pequeños hermanos con enfermedades degenerativas, una casa para sus padres, ayudar a jóvenes ciegos, o el más dramático: ayudar a pagar las cuentas de hospital a los padres, por la atención que recibió un hermano fallecido luego de una golpiza, hace unas cuántas semanas.

Son historias duras y manejadas desde el mismo morbo que significa evidenciar el sufrimiento. Sí, sufrimos, es parte del paquete, de la lucha por mantenerte y sobrevivir a las imposiciones. Pero de ahí a jugar con la dignidad de las personas y humillarlas por algo de dinero es completamente repulsiva la idea. Tan repulsiva como cercar los sueños y aspiraciones de personas que al menos son lo suficientemente entonadas para estar ahí a los alaridos de una serie de ‘figuras’ que lo único que han conseguido es un reconocimiento por salir en tv o en radio. No sé, sigo en la idea de que esa ‘fama’ es tan sencilla como burda. Así de burda como son sus voces, como si todo el mundo tuviera la posibilidad de cantar.

Imagen tomada de El Universo, donde aparece una de las ‘madrinas’ del show: la cantante Lola Guevara
El canal responsable
Vamos, la democratización del arte no solo acerca sus manifestaciones y posibilidades a todos, sino que (parafraseando a Arturo Ripstein) hace más difícil encontrar una verdadera expresión que roce lo artístico, pues tocará escarbar en la mierda para hacerlo. Y bueno ‘Cantando por un sueño’ es un ejercicio interesante de permanecer ‘digging in the dirt’, sin resultados notables. “The world is full of crashing bores”, como cantaría Morrisey.

Y en medio sabemos que la tragedia es importante. Quizás compartimos esos sentimientos afines con el resto de las especies animales. En realidad no somos tan distintos, creo que lo leí alguna vez de Shopenhauer, puedo estar equivocado, de eso se tratan las reflexiones, de obtener un todo luego del error. Sí, por eso es que el dolor es material inevitable de nuestro interés, porque tenemos eso adentro, muy adentro y quizás sea la última posibilidad que nos queda para mantenernos como raza. No es el sexo, como afirma Houllebecq en ‘Plataforma’… es el dolor, y por eso lo vemos, lo palpamos porque no es nuestro e instintivamente empezamos a sentir y los ojos se nos nublan y llenan de lágrimas. Debo confesar que en varias ocasiones durante la transmisión de ayer me vi envuelto en eso que denomino ‘ojos de huevo frito’ u ‘ojos de Bob Esponja’…

Pero frente a la tragedia de Perú no puedo simplemente llorar, el dolor ya es algo que atraviesa cualquier intento televisivo o informativo por enviar grupos de periodistas a la región, quienes solo transmiten las malas nuevas y el dolor de los escombros sobre cuerpos. Esto me sobrepasa y supongo que ni siquiera el uso de este hecho desde el morbo (que genera de por sí solidaridad) puede doblegar la sensación. Es una herramienta mediática, pero gracias a alguna fuerza externa a los medios, todavía nos evidencia como seres vivos. Y me pone mal la situación.

Mi amiga Tania es peruana, vive en Trujillo y apenas supe del terremoto pensé en ella. No había manera de comunicarme con ella, las comunicaciones interrumpidas, el silencio desde las transmisiones, porque decían lo mismo una y otra vez, el número de muertos que sigue aumentando, las intensas y extremas réplicas. Temí por ella y su familia, no solo que el dolor se convirtió en la reafirmación de que soy parte de la especie, sino de que hay alguien que tiene cromosomas, risas y dedos que yo conozco y que algo le pudo haber pasado.

No supe nada de ella hasta ayer, en que se conectó al Messenger. Tania no está bien, no aparecen 10 de sus familiares que vivían en Ica, donde casi todo se cayó. Su nana, la que la crió desde el mes de nacida hasta sus 20 años murió junto a su hijo. Ella estaba en la playa cuando pasó, vio como todo se movía, me dijo que fue horrible, que los postes parecían de plastilina; que vio cuando el mar se replegaba cada vez más y más atrás y el temor a una ola gigante se apoderó de todos quienes estaban en esa playa. El acto de correr para encontrar un punto elevado. Los inservibles teléfonos celulares y no saber nada de tu familia por casi 3 días. Llegar a casa, estar ahí presente y ver cómo la gente entraba a TU CASA a robarse las cosas que toda la familia había conseguido. Y yo no pude hacer nada más que sentir ese dolor tan grande. Y eso que es al norte de Perú, no tan cerca del epicentro.

En medio está la paradoja, porque hago lo que critico. Y sí, es una paradoja, este post se va por ese lado, de alguna forma. Los medios se enfrascan en mostrarlo para conseguir televidentes, lectores o público. Yo no sé, quizás para expiar el dolor que siento, la necesidad de decirle a Tania que la quiero y que estoy con ella en este momento, en que quizás la puedo ayudar dándole ánimos y fuerza, pensando que tendrá que luchar para llevar esta carga adelante y que podrá hacerlo. A veces los pensamientos funcionan como reasentamientos de las ruinas. Y en esas ruinas es que escribo y digo, en definitiva somos humanos y que unos se aprovechen de eso está mal, pero que la naturaleza nos pase la factura es peor. Y que la naturaleza nos pase factura y que unos espacios que piensan en función de números de adeptos se aprovechen de esto es completamente repulsivo y vomitable.

Por eso nos queda ayudar, y ver si algo resulta en medio del caos. La embajada de Perú en Ecuador ha abierto una cuenta de ahorros en el Banco Pichincha bajo el nombre ‘Sismo Perú 2007’ (sí, las tragedias también pueden ser marketing), con el número 469-531-5800…

Si crees que puedes ayudar en algo, ahí está la opción.

10 comentarios en “La tragedia será televisada (y el dolor que nos hace humanos)

  1. Veo que la estupidez es global. En Argentina ya tuvimos Bailando, Cantando y hasta Patinando por un sueño. Todos fueron y siguen siendo un éxito. Todo a cargo de Marcelo Tinelli, el conductor estereotipo del pelotudo medio argentino. Hasta se llegó a dar la siguación de que una piquetera llamada Nina Pelozzo (especie de activista política devenida famosa) llevara al programa (el más frivolo y burdo de los programas) una pancarta a favor de un maestro asesinado o del desaparecido Julio López entre risas, burlas y veras, confundiendo el nombre de las víctimas, llevando todo a un ridículo sin límites. Muy triste.
    PD: Ah, si, en Argentina todavía hay desaparecidos (el mes que viene se cumple un año de la desaparición de López, testigo en la causa contra un represor que luego de declarar desapareció…)
    Saludos.

  2. Veo que la estupidez es global. En Argentina ya tuvimos Bailando, Cantando y hasta Patinando por un sueño. Todos fueron y siguen siendo un éxito. Todo a cargo de Marcelo Tinelli, el conductor estereotipo del pelotudo medio argentino. Hasta se llegó a dar la siguación de que una piquetera llamada Nina Pelozzo (especie de activista política devenida famosa) llevara al programa (el más frivolo y burdo de los programas) una pancarta a favor de un maestro asesinado o del desaparecido Julio López entre risas, burlas y veras, confundiendo el nombre de las víctimas, llevando todo a un ridículo sin límites. Muy triste.
    PD: Ah, si, en Argentina todavía hay desaparecidos (el mes que viene se cumple un año de la desaparición de López, testigo en la causa contra un represor que luego de declarar desapareció…)
    Saludos.

  3. Martín, qué terrible… Que luego de pasado el dolor, la carne viva, sigan encontrándose espacios para que la miseria abra en dos la herida y permita más sangre…

    Maldita la violencia que nos hace seres humanos…

    Un abrazo

  4. Martín, qué terrible… Que luego de pasado el dolor, la carne viva, sigan encontrándose espacios para que la miseria abra en dos la herida y permita más sangre…

    Maldita la violencia que nos hace seres humanos…

    Un abrazo

  5. Voy directamente al final del post. Mi amigo Joan vive en Lima, tuve la suerte de encontrarlo rápidamente y de saber que estaba bien , al igual que su familia. Bien, es un decir, está commocionado, aturdido, sensible y apenado porque muchos de sus compatriotas han muerto y han perdido sus hogares y familias. Es terrible . Y aún queda mucho que sufrir. Hoy, en el quinto día, las epidemias han empezado a aprecer, debido a la falta de agua; la ayuda humanitaria está retenida en los aeropuertos porque las infraestructuras, terriblemente dañadas, no permiten el acceso a muchos puntos del país; pueblos enteros han desaparecido; dicen que los supervivientes necesitan, además, ayuda psicológica. Terrible.
    .

  6. Voy directamente al final del post. Mi amigo Joan vive en Lima, tuve la suerte de encontrarlo rápidamente y de saber que estaba bien , al igual que su familia. Bien, es un decir, está commocionado, aturdido, sensible y apenado porque muchos de sus compatriotas han muerto y han perdido sus hogares y familias. Es terrible . Y aún queda mucho que sufrir. Hoy, en el quinto día, las epidemias han empezado a aprecer, debido a la falta de agua; la ayuda humanitaria está retenida en los aeropuertos porque las infraestructuras, terriblemente dañadas, no permiten el acceso a muchos puntos del país; pueblos enteros han desaparecido; dicen que los supervivientes necesitan, además, ayuda psicológica. Terrible.
    .

  7. Cielo gris centro de un centro
    resonancia de mi cuerpo
    energía de otros tiempos
    libertad del mas allá
    todo es cierto todo es cierto.

    Pasto verde, pasto seco
    piel flotando sin saberlo
    vida es vida y el color
    solo expresa los procesos.
    No hay escape cielo azul
    solo el tiempo, solo el tiempo
    nos enseña a descubrir
    que existir no es un lamento
    Ser cenizas, ser dolor
    pero el viento pero el viento
    sopla y sopla desde adentro
    incendiando el universo
    Tu lo sientes y yo no sé…
    Todo es cierto, todo es cierto.
    eternamente tu futura enamorada…

  8. Cielo gris centro de un centro
    resonancia de mi cuerpo
    energía de otros tiempos
    libertad del mas allá
    todo es cierto todo es cierto.

    Pasto verde, pasto seco
    piel flotando sin saberlo
    vida es vida y el color
    solo expresa los procesos.
    No hay escape cielo azul
    solo el tiempo, solo el tiempo
    nos enseña a descubrir
    que existir no es un lamento
    Ser cenizas, ser dolor
    pero el viento pero el viento
    sopla y sopla desde adentro
    incendiando el universo
    Tu lo sientes y yo no sé…
    Todo es cierto, todo es cierto.
    eternamente tu futura enamorada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s